Timo: Actimel, las copias de marca blanca y el marketing

Este es uno de tantos casos en los que la trampa queda descubierta después de proceder al titánico esfuerzo que supone leer la etiqueta del envoltorio.

En serio, como consumidor no es necesario tener 7 carreras para ver que todo el rollo este de las famosas L. Casei y su ayuda al sistema inmunitario es otro timo más del montón.

Apuesto a que si hago lo mismo que hizo @ScientiaJMLN y hago una especie de encuesta en la que muestro un paquete de Actimel y pregunto: “¿Qué es lo que hace que este producto ayude al sistema inmunitario del cuerpo humano?” el 90 y pico alto por cien responderá: “Pues los lactobacilos esos, el L. Casei del Actimel

Minpunto para el departamento de marketing de Danone.

El otro día me pasé por un supermercado y me hice con una caja de este singular brebaje.

El desayuno de Susana Griso

El desayuno de Susana Griso

Bueno pues según reza la caja de Actimel, tiene las famosas L. Casei de Danone y además le han puesto algo de vitamina B6 y D. El claim dice “El desayuno de las defensas“.

Y tú te preguntarás, bueno con toda la campaña en radio, TV, prensa, internet, etc. si no fuese cierto que los L. Casei ayudan a las defensas no lo pondrían, ¿no?. Y en todo caso los organismos que regulan este tipo de cosas no dejarían que Danone anunciara algo si no es verdad, digo yo…

Como decía antes, sólo hay que leer. Y tener muy buena vista, todo sea dicho. ¿Ves esa mota de polvo que hay en la parte superior derecha de la última “S” de la palabra “DEFENSAS”? Eso es un asterisco. ¿Y donde me lleva ese asterisco?

La letra pequeña en azul sobre azul.

La letra pequeña en azul sobre azul.

Transcribo: “Las vitaminas B6 + D contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario. El sistema inmunitario es parte de las defensas“.

¡Epa! ¿Dónde están los L. Casei?

En ningún lado, porque no sirven para mucho más que un simple yogur en este caso ( a precio de oro, eso si). No son los responsables de que Danone pueda poner que Actimel ayuda al sistema inmunitario. La verdadera responsable es la vitamina B6. Vitamina que está disponible de forma mucho más barata y en mayor cantidad en multitud de alimentos que tomamos cada día.

¿Y que pasa con los actimeles de marca blanca?

Este es el de hacendado:

¡Ni las espinacas de Popeye!

¡Ni las espinacas de Popeye!

L. Casei bien gordo, que se vea. Y también que se vea “Ayuda al normal funcionamiento de tu SISTEMA INMUNITARIO“. ¿Ves a la derecha esa mancha de leche blanca a la que le salen unas gotitas? Pues si unes los puntos entre las 4 verás que se traza una línea algo curvada. ¡Ah, no! ¡que la última gota de leche es un asterisco! A ver que pone…

L. Casei 0 - Vitamina B6 1

L. Casei 0 – Vitamina B6 1

Dice: “La vitamina B6 contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario. Se recomienda el consumo de una unidad al día que, acompañado de una alimentación variada y equilibrada y un estilo de vida saludable, pueden aportar al menos el 15% de la CDR en vitamina B6.

Ni rastro de los L. Casei.

Y como vemos, bien grande también pone: “Receta mejorada: Vitamina B6“. Y tan mejorada, como que si no no se puede poner lo del sistema inmunitario. De chiste.

Me acerco otro día a Carrefour para echar un vistazo a sus actimeles de marca blanca:

L. Casei franceses

L. Casei franceses

En este caso ni se molestan en añadir vitamina B6, con lo cual no pueden decir nada acerca del sistema inmunitario, pero, ¡que más da!, gracias a la inversión en marketing de Danone y con la inestimable ayuda de Susana Griso la gente ya asocia erróneamente los L. Casei con dichos beneficios así que con poner L. Casei en la caja es suficiente para que piquen, ¡y a vender!

Y ya puestos, vamos a ver de que está hecho esto:

Ingredientes: Leche parcialmente desnatada, azúcar 8’3%, jarabe de glucosa-fructosa de trigo, puré de fresas 2’1%, dextrosa de trigo, aromas, almidón modificado de tapioca, colorante, lactobacillus casei…

Vamos, una rica y nutritiva merienda para tus defensas…

Resumiendo, comprar Actimel o derivados por sus lactobacillus esperando que estos ayuden a tus defensas o a la de tus hijos es tirar el dinero directamente. El único componente que puede ayudar algo es la vitamina B6, y esta se encuentra en muchos alimentos más baratos y en mayor cantidad.

Desde luego Danone como otras grandes empresas tienen un buen departamento de publicidad, están vendiendo productos que prometen efectos beneficiosos en tu cuerpo gracias a una serie de propiedades, cuando la causa de esos efectos es otra diferente.

Un momento, ¿de que me suena eso…? Bueno lo dejaremos para otro día.

Y por lo visto gente timada hay bastante, sólo hay que mirar el espacio que ocupa un solo producto en el pasillo de lácteos de carrefour, increible.

Gasta, gasta.

Gasta, gasta.

Por último recomiendo leer los 2 artículos que se dedica en Scientia a este tema: Parte 1 y parte 2.

Artículos relacionados:

Share

19 Comentarios

  1. Va a costar mucho sacar de la cabeza a la gente que compra ese tipo de productos que precisamente son estos los que enferman y nos hacen engordar.

    Reply
  2. Costará Andreu,
    Pero cada vez somos más los que tratamos de re-educar al mayor número posible de gente en estos temas de alimentación.
    Hay que continuar así!

    Reply
  3. Realmente, los lactobacillus tienen una función importante: poblar las paredes intestinales, evitando asi que estas sean ocupadas por otras bacterias nocivas. El caso esta en que no es necesario aportar mas lactobacillus, si tomaste el pecho de pequeño, se supone que ya los tienes, ahora solo debes darle de comer para mantenerlos. ¿y qué comen? fibra soluble, ¿qué debo comer entonces? Facil: frutas y verduras, que además, esas si que van ayudar a tus defensas (vitaminas, minerales, efecto alcalino…)

    Reply
  4. Bueno, pero me gustaría que opinaran sobre la leche Biio, de Sancor y el otro de nombre japonés, que suelo ver en las góndolas. Yo uso los alimentos naturales y hasta ahora, parece que tengo toda la serie de bacterias u
    y para incorporar vitamina D, ando al sol.

    Reply
  5. Los productos lacteos son sospechosos de causar diabetes en niños y diferentes enfermedades autoinmunes en general. Basta eso para evitarlos.
    Como dice Angel con suficientes frutas y verduras la población de lactobacillos se antiene elevada y saludable.
    Otro motivo para evitar estos productos es la fructosa concentrada, no es natural que el cuerpo tenga que lidiar con tanta azucar concentrada sin la fibra y los nutrientes del alimento entero.

    Reply
  6. Yo ya he intentado contarle estas cosas a más de uno: que no es que no sean buenos, sino que son incluso malos con todo ese azúcar; pero da igual. Si no tienen interés por ellos mismos, y entonces ya son lectores de este y otros blogs, normalmente no hay nada que hacer. Entre la publicidad engañosa y los innumerables mitos alimentarios, es muy complicado.

    Reply
  7. Ya .. a mi madre les pasa exactamente lo mismo.. pero claro son otra generación.. yo siempre he pensado que solo es una burda publicidad! por eso no lo consumo.. a parte que es caro

    Reply
  8. si, es muy dificil convencer a alguien de que deje de consumir este tipo de producto engañoso y dañino, pero pues, de alguna manera se empieza, y que mejor que ya.

    Reply
  9. Buen articulo, a ver si poco a poco la gente se da cuenta de estos engaños creados a partir de bestiales campañas de publicidad las cuales las pagan los consumidores ya que el elevado precio del producto por estos “mini yogurt” es excesivamente alto…

    Reply
  10. leyendo los comentarios de l@s compañer@s acerca de la “extraña adicción” a consumir estos yogures, a los que me uno porque mis padres son fervientes consumidores de actimel…. Me sale una comparativa (obviamente en distinta proporción) a una persona enganchada a cualquier tipo de droga, que aunque se le diga que no le hace bien, sigue dejándose los dineros en tal absurdo vicio. Definitivamente mis padres son toxiactimelicos, y, sí, les daré a leer esta información, pero como los compañeros, dudo que se desenganchen. Que trissssssste

    Reply

Deja un comentario