Sartenada con judías verdes, boniato y curry

No sé porqué pero cada vez que hago una sartenada suele caer en Domingo, y además suele ser del tipo “Sartenada con lo que sea“.

Así que para no perder la tradición ayer volví a hacer una. El espíritu es abrir la nevera o echar un vistazo a la despensa y ver que hay disponible. Hay que  intentar buscar combinaciones que a priori no sean del tipo “mejillones con nocilla”, aunque algunas veces los experimentos salen bien.

Nos habían dado unas judías verdes planas, tenía unos boniatos rojos por ahí y un tomate grande que estaba aburrido… ¿Se puede hacer una sartenada con eso? vamos a experimentar.

Como siempre, os pongo como hice esta pero ni mucho menos hay que seguir al pie de la letra nada, la publico para que veáis que no siempre tiene que ser de lo típico.

Ingredientes: (Para 2) 4 huevos, un puñado de judías verde planas, medio boniato rojo, una cebolla, un tomate, ajo, albahaca, jamón, queso, pimienta, sal, aceite, curry, jengibre y no recuerdo si alguna especia más.

Procedimiento: Picar el ajo y sofreír un poco. Al poco echar la cebolla en juliana. Trocear en diagonal las judías para que queden como una especie de bastoncitos (con un pelador las repaso por ambos lados antes para quitar hilillos) y echar a la sartén. El boniato lo mismo, trocearlo en bastoncitos no muy gruesos, echarlo a la sartén. Una vez que la cebolla quede blanda, las judías casi al dente y el boniato a punto también, rallar el tomate y acabar de rematar. Ni que decir que habría que salpimentar. Por aquí más o menos es cuando añadí el resto de especias y el curry (generoso). Como nos habían regalado un jamón no hace mucho, no iba a hacerle un feo así que corté unas cuantas lonchas finas y a la saca también. Una vez tenía la base más o menos hecha, seguí con el procedimiento habitual, 4 huecos en la sartén, huevos dentro, fuego bajo, unos trozos de queso por encima, tapa y esperar. Preferible que la yema no se termine de hacer del todo, cortarla en el plato y mezclarlo todo es un placer digno de dioses.

Media sartenada, la otra ya estaba a buen recaudo.

Media sartenada, la otra ya estaba a buen recaudo.

No tenía muchas esperanzas pero salió bastante rico, exótico, meloso y con un toque picante. Además de un contraste de texturas bastante interesante.

Artículos relacionados:

Share