Receta: Merluza con almejas y gambas peladas

– ¡Ah! , ¿tampoco comes pasta?

– No, la pasta viene el trigo igual que el pan.

– Pero vamos a ver, si no comes ni pan, ni pasta, ni cereales, ¿entonces se puede saber qué comes? Debe ser una dieta de esas alta en proteína donde se come todos los días carne, ¿no?

– Pues no exactamente, la grasa de calidad y los hidratos de carbono complejos en forma de verduras, hortalizas, fruta o tubérculos son una parte importante también. Y aunque cueste de creer las proteínas completas de origen animal se pueden obtener de muchos alimentos, no solo a base de comer entrecot todos los días.

Y después de este rollo, vamos con la receta 😀

Carne con patatas

Carne con patatas

Ya sabéis que no soy mucho de medidas o ingredientes fijos. Suelo hacerlo todo bastante a ojo y con los ingredientes que tengo o que más me apetecen ese día. En este caso los ingredientes principales son merluza, gambas y almejas, pero podría ser otro tipo de pescado u otro tipo de marisco, lo mismo con las especias usadas.

La verdad es que es una receta muy fácil y rápida de hacer, no me voy a extender mucho.

  • En una sartén ancha se sofríe un poco de ajo.
  • Se añaden las gambas peladas y se deja que se tuesten un poco. Añado un poco de perejil picado, sal, pimienta y pimentón al gusto (yo le pongo bastante). ¡Ah! y algo de picante, gotas de tabasco, una cayena un poco de chile picado…lo que tengáis, si es que os gusta el toque picante en las gambas.
  • Pongo las rodajas de merluza (corte grueso, unos 4 o 5 cm) y las dejo a fuego fuerte que se tuesten por un lado. Salpimentar y añadir pebrella, tomillo o lo que tengáis por ahí que os guste. No se tienen que cocinar completamente, solo sellar/tostar por un lado. Todo eso las gambas apartadas a la orilla de la sartén para que no se pasen demasiado.
  • Se da la vuelta a la merluza, se junta con las gambas, añado las almejas y un buen chorro de vino blanco y a darle caña al fuego para que evapore parcialmente (¡no todo!, que quede salsita). En ese momento pongo la tapa y con el vapor que suelta el vino se abren las almejas y se acaba de hacer la merluza.
  • Un poco de perejil picado al final, ¡y a comer!

Las gambas las pongo al principio porque me gustan tostaditas, pero las podéis añadir junto con la merluza para que queden más jugosas. Igualmente, si en lugar de peladas las queréis poner enteras, perfecto.

Alguna ensalada fresca de pepino crujiente para acompañar tampoco va mal.

ACTUALIZACIÓN: No recordaba, porque tampoco estaba previsto, que cuando puse las gambas a sofreír también añadí unas cuantas almendras laminadas que me habían sobrado de otra receta y vi muertas de risa en el armario.

Artículos relacionados:

Share

6 Comentarios

  1. Esta receta yo la hago con la merluza limpia y con las raspas y la cabeza hago caldo de pescado y así mato dos pájaros de un tiro (la merluza le digo al pescadero que me saque los lomos y yo los hago en supremas)
    Saúl de lujo todo lo que publicas

    Reply

Deja un comentario