Receta: Causa peruana, con lo que haya cerca

Me gustan las recetas flexibles y sencillas, que admitan multitud de variaciones a partir de los ingredientes disponibles en cada momento.

Es el caso de este plato típico de Perú.

Causa peruana de atún, más o menos.

Causa peruana de atún, más o menos.

Si lo preparas en una tarrina es muy cómodo de transportar y comer,  lo puedes llevar para almorzar en el trabajo algún día por ejemplo.  Si es que necesitas almorzar, claro. En mi caso tengo una facilidad pasmosa para adelgazar, así que suelo almorzar casi todos los días algo (variado, eso si, que siempre lo mismo como hace mucha gente me aburre), y por lo tanto puedo incluir tubérculos sin miedo.

Me gusta la idea porque en el mismo plato tengo hidratos, proteína, grasa y hortaliza fresca. Olvídate de desayunar cereales azucarados de caja con leche desnatada a.k.a “aguachirle”, para “tener energía todo el día”.

Bueno, basta de cháchara.

La idea es preparar una especie de puré de patata que servirá como base y cierre. El relleno es lo que va a variar según gustos o disponibilidad de ingredientes.

La versión que voy a hacer es con atún.

Preparación del puré de patata

Según he leído se debería componer de: patata amarilla, pasta de ají amarillo, lima, sal y pimienta.

Yo ahora mismo tengo patatas normales y no tengo ají.

Pongo las patatas a cocer con un poco de sal. Cuando están ya hechas las saco y les quito la piel. En una bandeja y con ayuda de un tenedor (el pasapuré de los pobres) la voy machacando. Como no tengo ají le pongo unos chiles muy picados y un ajo. Le agrego un poco de mantequilla cuando aún está la patata caliente. Sal,  pimienta y un chorrito de lima. Y para darle un poco de gracia al color le añado cúrcuma.

Sobre las patatas, procura que no estén ya grilladas o que presenten zonas verdes para evitar la mayor cantidad de solanina posible.

Preparación del relleno

No tiene mucho misterio, se trata de ir añadiendo capas de ingredientes.

Yo voy a poner una capa de puré, otra de aguacate con un poco de limón y sal, otra de tomate y finalmente atún en aceite de oliva. Luego solo queda terminar con otra capa de puré y listo. El grosor de las capas de puré depende de ti.

También lleva mayonesa pero yo he evitado ponerla.

 

Como decía, esta preparación admite variaciones. Te pongo ideas para otra ocasión:

Opciones para hidratos: Puré de patata, tomate, hoja verde, cebolla…

Opciones para proteínas: Atún, salmón ahumado, huevo, bacon, pollo, gambas…

Opciones para grasas: Mantequilla, aceite de oliva virgen extra, aguacate, frutos secos, queso…

Recuerda que no hay ingredientes puros que sean solo grasa o solo proteína, es una clasificación orientativa.

Combinaciones hay cientos, ve probando y selecciona las que más te gusten.

Por supuesto puedes añadir las especias que quieras tanto a la patata como al relleno.

Como cualquier plato, puedes dedicarle más o menos tiempo en la elaboración. Desde ir añadiendo productos frescos o ya hechos, a trabajarte un pollo marinado a la plancha, añadir cebolla cortada fina y reposada en un poco de vinagre, adornar con pimientos del piquillo cortados a tiras, o tostar ligeramente el puré de patata para enfatizar el sabor.

Aunque en principio es una receta fría, puedes realizar alguna variación que admita un ligero, o profundo,  gratinado al horno. Seguramente ya no será una causa (si hay algún peruano leyendo agradecería su opinión) pero seguirá siendo una comida rica, nutritiva y fácil de preparar.

Artículos relacionados:

Share

3 Comentarios

  1. Que buena pinta, la probaré, la patata no me sienta muy bien así que probaré a hacerlo cambiando la patata por calabaza machacada en puré, ¿crees que quedará bien? ¿alguna otra sugerencia?

    Reply
  2. Hola, puede ser muy rico, pero no es causa. El ají amarillo es tan importante en ella como el pescado o el limón en el cebiche. Lo que has hecho, como tú misma dices en el post, es un puré de papa, no una causa. Saludos!

    Reply

Deja un comentario