A principios de 1930, un dentista norteamericano llamado Weston A. Price (1870-1948) empezó una serie de investigaciones únicas. Durante los siguientes diez años, el Dr. Price viajó a lugares remotos en el mundo para estudiar la salud de poblaciones que no habían sido afectadas todavía por la civilización occidental. El objetivo de sus investigaciones se centró en tratar de averiguar los factores responsables de una buena salud dental. Sus estudios revelaron que las caries dentales y la deformación de los arcos dentales (que resultaban en dientes torcidos y amontonados), eran el resultado de deficiencias nutricionales y no de defectos genéticos heredado.

Así empieza este informe traducido de 21 páginas que podéis descargar aqui: Principios de las dietas saludables – Fundación Weston A. Price

No obstante voy a copiar y pegar algunos de los apartados en este post por si no podéis abrirlo:

Guia Para una Dieta Saludable

  1. Consuma alimentos integrales, no-procesados.
  2. Consuma carne de cordero, de res, de animales de caza, órganos, y huevos de animales que se han alimentado de pastos.
  3. Consuma pescado salvaje (no criado en granjas) y mariscos de aguas no-contaminadas.
  4. Consuma productos lácteos con toda su grasa, de vacas que han pastado al aire libre.
  5. Preferiblemente consuma productos lácteos crudos y/o fermentados como leche cruda (sin pasteurizar), yogurt, kefir, mantequilla fermentada, quesos hechos de leche sin pasteurizar y crema agria. (Quesos importados que dicen “leche” y “leche fresca” en la etiqueta son crudos.)
  6. Use abundantes grasas animales, especialmente mantequilla.
  7. Use sólo aceites vegetales tradicionales como aceite de oliva extra-virgen, aceite de ajonjolí, pequeñas cantidades de aceite de linaza, y los aceites tropicales – aceite de coco y de semilla de palma. Compruebe que hayan sido extraídos de forma tradicional.
  8. Tome aceite de hígado de bacalao regularmente para obtener un mínimo de 10,000 unidades de vitamina A y 1,000 unidades de vitamina D por día.
  9. Coma frutas frescas y vegetales -preferiblemente orgánicos- en ensaladas y sopas, o ligeramente cocidos al vapor con mantequilla.
  10. Use granos integrales, legumbres y nueces que hayan sido remojados, germinados o fermentados para neutralizar el ácido fítico, los inhibidores de enzimas y otros anti-nutrientes.
  11. Incluya regularmente vegetales, frutas, bebidas y condimentos lacto-fermentados, pues contienen mayores cantidades de enzimas, lo que contribuye a una mejor digestión y asimilación.
  12. Prepare caldos de huesos de pollo, res, cordero y pescado, y úselos liberalmente en sopas, salsas y guisos.
  13. Utilice agua filtrada para tomar y cocinar.
  14. Utilice sal celta sin refinar y una variedad de hierbas y especies para estimular el apetito y hacer la comida más interesante.
  15. Haga su propio aderezo de ensalada usando vinagre crudo y aceite de oliva extra virgen y una pequeña cantidad de aceite de linaza prensado por expulsión.
  16. Use edulcorantes naturales con moderación, tales como la miel de abeja cruda, miel de maple, azúcar de maple, azúcar de dátiles, jugo de caña de azúcar deshidratado (se le conoce como “Rapadura”) y polvo de “stevia”.
  17. Use sólo vino o cerveza sin pasteurizar, con mucha moderación, junto con las comidas.
  18. Cocine sólo en acero inoxidable, hierro, vidrio o cerámica de buena calidad.
  19. Use sólo suplementos basados en alimentos de buena calidad.
  20. Obtenga suficiente descanso, ejercicio y luz del sol.
  21. Piense positivamente y practique el arte de perdonar

 Guia De Productos Peligrosos

  1. No coma alimentos comercialmente procesados como galletas, tortas, crackers, bebidas gaseosas, enlatados, comidas congeladas, etc. Lea las etiquetas!
  2. Evite todos los edulcorantes refinados como el azúcar, dextrosa, glucosa, jarabe de maíz alto en fructosa y los jugos de frutas.
  3. Evite la harina blanca, productos preparados con harina blanca y el arroz blanco.
  4. Evite todos los aceites y grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.
  5. Evite todos los aceites líquidos refinados de origen vegetal, hechos a base de soya, maíz, “safflower”, “canola” y semilla de algodón.
  6. No use aceites poli-no-saturados para freír, sofreír o cocinar.
  7. Evite comidas fritas en aceites poli-no-saturados o con aceites vegetales hidrogenados.
  8. No practique vegetarianismo estricto; los productos animales proveen de nutrientes vitales que no se encuentran en los alimentos de origen vegetal.
  9. Evite productos que contengan proteína en polvo, ya que estos productos contienen sustancias cancerígenas que se forman durante su procesamiento. El consumo de proteínas sin los cofactores que ocurren en la naturaleza puede llevar a deficiencias, especialmente de vitamina A.
  10. Evite la leche pasteurizada; no consuma productos lácteos ultra pasteurizados, leche baja en grasa, leche en polvo o imitación de productos lácteos.
  11. Evite consumir huevos, pescado y carnes provenientes de granjas-tipo-fábrica.
  12. Evite salchichas y embutidos de carne pues son productos altamente procesados.
  13. Evite semillas, nueces y granos rancios o preparados inapropiadamente como los que se encuentran en la granola, en panes hechos con levadura rápida y en las cajas de cereales para el desayuno, ya que éstos bloquean la absorción de minerales y causan problemas intestinales.
  14. Evite frutas y vegetales enlatados, fumigados, con cera o irradiados. Evite productos que contengan ingredientes genéticamente manipulados (la mayoría de los productos que contienen soya, “canola” y maíz).
  15. Evite los aditivos artificiales, especialmente glutamato monosódico, proteína vegetal hidrolizada y aspartame, pues son tóxicos para el sistema nervioso. La mayoría de las sopas, salsas, caldos y condimentos comerciales contienen glutamato monosódico, aún cuando no se mencione en la etiqueta.
  16. Individuos sensibles a la cafeína y sustancias similares deben evitar el café, té y chocolate.
  17. Evite productos que contengan aluminio como la sal comercial, el polvo de hornear y los antiácidos. No use ollas de aluminio o desodorantes que contengan aluminio.
  18. No tome agua con fluor (se requiere de filtros especiales para remover el fluor que algunas plantas de tratamiento agregan al agua.)
  19. Evite vitaminas sintéticas y alimentos que las contengan.
  20. Evite licores destilados.
  21. No utilice horno microondas.

En el PDF encontraréis algunos puntos más acerca de las grasas, mitos y verdades, el corazón, etc. Como siempre y con todo, hay que ser un poco crítico y preguntarse por cada una de las cosas que se lea.

Los comentarios quedan abiertos para comentar cosas sobre este PDF :)

Artículos relacionados:

Share

13 Comentarios

      • No vengo del mundo vegano…

        Pero vamos, puedo explicarlo claramente.

        Lo de los alimentos procesados, bien. Mejor integrales, siempre que tu cuerpo los tolere. Hay gente que no los puede comer, para empezar.

        La carne y el pescado no se han de consumir por imperativo. De hecho, la ADA dice que las dietas más sanas son las que no los llevan. La vegana es la más sana, para empezar, y no usa productos animales.
        Los productos lácteos no son beneficiosos. Pero hay un huevo de estudios al respecto sobre ellos. No creo que haga falta explicarlo.
        Las grasas animales abundantes son el mejor camino para unas arterias jodidas durante toda la vida. Este hombre no ha oído hablar de grasas saturadas, trans etc, por lo visto.
        La vitamina A y la D no se consiguen solo del aceite de hígado de bacalao. Que por cierto, casi nadie toma en nuestra cultura.
        Los vegetales, si son ecológicos, mejor crudos. Hay que tener cuidado con el cadmio, pero eso no lo podemos controlar.
        Con el caldo, lo mismo. Mejor vegetal.
        ¿Sal celta? What?
        Lo del alcohol, pues depende. ¿Y si eres alcohólico? ¿También con moderación?
        El aceite de safflower, o aceite de cártamo, es beneficioso para el organismo. No hay por qué evitarlo.
        Lo de no practicar el vegetarianismo estricto, porque los productos animales proveen de x cosas… bueno, hay 10 millones de personas que estarían muertas, me temo.
        Si evitas la leche pasteurizada, atente a las consecuencias 😛
        Las cajas de cereales para el desayuno, pues depende de las cajas. Yo tengo unos cereales integrales, sin procesar, ecológicos, que no voy a evitar.
        Etc. etc-

        Reply
          • No me había llegado el aviso de comentarios antes. Así que para mí “no era hora”. No me meto en todos los blogs a diario para ver si han respondido o no.

            Pero vamos, es tan fácil como investigar.

        • Hola Sarmale,

          Al ver que tu nick apunta a tu blog de nombre “Veganizando” en el que tratas sobre cocina vegana y vegetariana me había despistado.

          Antes que nada, hay que tener en cuenta que esta es una traducción, de un resumen, de una publicación, de un estudio de hace tiempo. Con esto quiero decir que, puede ser que hayan algunas diferencias culturales en el uso de ciertos ingredientes que aquí quizás no sean tan populares. Y por otro lado insisto en que es simplemente una guía general y muy resumida según sus estudios y experiencias.

          Repasar todos los puntos uno por uno aportando todo tipo de citas tanto de la publicación como de tu propio comentario podría salirme un comentario de 7 páginas y no creo que sea necesario.

          No obstante comentaré alguno de los puntos que indicas.

          “Mejor integrales, siempre que tu cuerpo los tolere. Hay gente que no los puede comer, para empezar.”

          Como ya he dicho, se trata de una guía general, por supuesto si tienes algún desorden y no puedes tomarlos no los tomes. Eso no le quita credibilidad.

          “La carne y el pescado no se han de consumir por imperativo. De hecho, la ADA dice que las dietas más sanas son las que no los llevan. La vegana es la más sana, para empezar, y no usa productos animales.”

          La dieta vegana es más sana que otras, y afortunadamente los que la practican llevan una vida más saludable independientemente de la comida. Pero no es la más sana.

          “Las grasas animales abundantes son el mejor camino para unas arterias jodidas durante toda la vida. Este hombre no ha oído hablar de grasas saturadas, trans etc, por lo visto.
          La vitamina A y la D no se consiguen solo del aceite de hígado de bacalao. Que por cierto, casi nadie toma en nuestra cultura.”

          El mito de las grasas saturadas y las arterias obstruidas ya fue superado hace tiempo, no creo que haya que explicarlo más veces. Las hidrogenadas o refinadas de semillas son otro tema.

          Las vitaminas liposolubles A y D se puede conseguir de otras fuentes, en ningún momento se dice lo contrario. Lo que si se dice es que esa grasa es una fuente rica en esas vitaminas, y es cierto. No conozco si en tu región se toma o no, actualmente es mas raro pero en hace unas décadas era bastante popular en España junto con el aceite de ricino.

          “Los productos lácteos no son beneficiosos. Pero hay un huevo de estudios al respecto sobre ellos. No creo que haga falta explicarlo.”

          Sobre los productos lácteos hay tantos estudios a favor como en contra. De todas formas lo que sugiere es que se tomen con la grasa original, tomar leche desnatada es como beber agua turbia. Personalmente no tomo lacteos de forma regular, algún queso curado de leche cruda o mantequilla ecológica de vez en cuando.

          “Lo de no practicar el vegetarianismo estricto, porque los productos animales proveen de x cosas… bueno, hay 10 millones de personas que estarían muertas, me temo.”

          Me temo entonces que hay 10 millones de personas abonadas a suplementos.

          “Las cajas de cereales para el desayuno, pues depende de las cajas. Yo tengo unos cereales integrales, sin procesar, ecológicos, que no voy a evitar.”

          Yo también puedo tener muchas cosas dentro de una caja, pero sabemos que se refiere a las cajas comerciales de cereales azucarados que compra casi todo el mundo. Hay ya demasiados estudios en contra de los cereales, y en concreto del trigo actual. Por mi parte el único cereal que tomo es algo de arroz o avena de vez en cuando.

          Al final me ha salido más largo de lo que quería.

          Seguramente no estaremos de acuerdo en muchos aspectos, puede que tengamos diferentes puntos de vista o creencias pero eso no excusa el primer comentario que dejaste. Que si me disculpas la expresión, es el típico comentario de “llegar, cagar y no volver”.

          Un ejemplo de alguien que conoces comentando lo puedes encontrar en este artículo: http://estonoescomida.com/mito-lo-mejor-es-comer-de-todo-con-moderacion/

          De todas formas me alegra que tú si hayas vuelto y expuesto tu punto de visa.

          Un saludo.

          Reply
          • Ya te dije que no había recibido el aviso de la respuesta.

            En ese artículo, Lucía no comenta. Dice que qué bonito y que le gusta mucho.

            Supongo que más que comentarios, queremos aprobaciones. Lo siento mucho. My mistake.

          • Más bien me refería a esta parte del comentario de Lucía:

            “Ya sé que no coincidimos en muchas cosas, pero eso no quita si esté de acuerdo contigo en muchísimas otras… leer solo a los que piensan igual que tu es aburrido, siempre se aprende algo de quien tiene otro punto de vista..”

            No conozco cual es tu caso, por mi parte no tengo ningún problema en recibir opiniones distintas, para eso abro comentarios. De hecho mucha gente a la que sigo cree que las cosas son diferentes a como se cuentan en este y otros blogs, pero no hay mejor manera de encontrar el camino correcto que conociendo todos los puntos de vista.

            Pero coindicirás conmigo en que tu primer comentario aportaba más bien poco.

Deja un comentario