Porqué bajar de peso es una tontería

Y subir también. En general.

La mayoría de gente toma lo que le dice la báscula como indicador para saber si está con sobrepeso o demasiado delgada. Y bueno, lo cierto es que a no ser que sea una báscula mal calibrada, hace bien su trabajo. Revisas las tablas de peso correspondiente según altura y sabes en que umbral te encuentras.

¿Cuál es el problema entonces?

El primer problema es que estamos midiendo algo que puede variar sin que nosotros lo hagamos. Veamos un poco de física del cole.

El peso es el resultado de multiplicar la masa de un cuerpo por la aceleración de la gravedad en un punto del espacio.

Lo que pesas en la Tierra no es lo mismo que en la Luna o en Jupiter. Incluso, aunque casi despreciable, cada punto de la tierra tiene un valor de aceleración distinto. La fuerza de la gravedad a nivel del mar no es la misma que a lo alto del Everest.

Juanito es siempre el mismo, tiene la misma masa, pero la báscula marcará cosas distintas según dónde se pese.

El mismo Jaimito cree que en la playa está gordo y en la cima del Everest tiene un cuerpazo.

Juanito cree que en la playa está gordo y en la cima del Everest está “fit”. Siendo el mismo.

Así de pronto el peso no parece que sea un buen indicador de nuestro estado de salud.

Estupendo, pero, ¿y si me peso siempre en el mismo lugar? ¡Problema solucionado!

No tan rápido, aquí llega el segundo problema. 

El peso o la masa de un cuerpo no dice nada de su composición, y eso importa tanto o más.

  • Juanito mide 175 cm y pesa 70 kg. Pepito mide 175 cm y pesa 70 kg. Juanito tiene un porcentaje de grasa alto y Pepito tiene un cuerpo saludable. Sin embargo pesan lo mismo.
  • Jaimita tiene 35 años y pesa 60 kg. Quiere adelgazar a 50 kg, que es lo que pesaba cuando tenía 25 años. Lo consigue, y sin embargo ni se ve igual ni se siente igual. A base de dietas bajas en grasa, hipocalóricas, ejercicios puramente aeróbicos, etc. lo que ha conseguido es perder densidad ósea y músculo. Realmente su salud ha empeorado y eso no se ve en la báscula
  • Paco se obsesiona en mantener su IMC según las tablas que ha visto en la consulta del médico. Hace lo que sea para estar en el umbral pero se despreocupa totalmente de su composición corporal. Error.

El peso es tan mal indicador del estado de salud como lo es la cantidad de colesterol total para predecir el riesgo cardiovascular.

¿Entonces tiro la báscula por la ventana?

No porque puedes darle a alguien en la cabeza.

Si quieres datos algo más realistas sobre tu estado físico, averigua tu porcentaje de grasa corporal. Dice mucho más que el peso total.

Otro método adicional es usar una simple cinta métrica y calcular las proporciones cintura-cadera y cintura-hombros.

Por supuesto mantener una cantidad de masa muscular es siempre importante. Para cosas que van más allá de las estéticas.

Artículos relacionados:

Share

4 Comentarios

  1. Me ha gustado mucho Saúl! aunque me gustaría aún más si el post profundizase un poco más en el tema.

    Un saludo desde Argentina!

    Reply
    • Muchas gracias Martín! Cierto es que no me he querido extender mucho porque no tenía mucho tiempo, pero quizás actualice el post con algunos ejemplos prácticos.

      Reply

Deja un comentario