¿Patata? No, es un tomate…

El conocido cocinero inglés Jamie Oliver estrena el nuevo programa “Food Revolution”. La idea de este programa es hacer entender a los habitantes de Huntington en West Virginia ( declarada la ciudad más insaludable de EEUU) que la comida lo es todo para una buena calidad de vida y prevención de enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc.

En un extracto de este programa vemos como Jamie acude a un colegio de esta ciudad. Se presenta ante una clase de niños de unos 6 años dispuesto a enseñarles que forma y aspecto tienen las verduras y hortalizas frescas.

Después de enseñar a los niños unos cuantos tomates en rama pregunta: – ¿Quién sabe lo que es esto? – Un espeluznante silencio en la clase le sigue…Le pregunta a un niño sobre los tomates y le dice : – Patatas! -. Pregunta a otro niño más y no tiene ni idea. Sin embargo a la pregunta “-Quien sabe lo que es el ketchup?-, todos los niños levantan el brazo. Ni que decir que cuando Jamie les enseña una simple col nadie lo sabe. Confunden una berengena con una per. Cuando les enseñan una patata sin pelar se quedan petrificados.

En definitiva los niños no tienen ni la más remota idea de donde vienen los “alimentos” que están tomando. Si los niños no saben ni que forma tienen los alimentos naturales como van a decidir en un futuro si lo que la industria les vende es bueno o malo. Puede parecer increible pero es la realidad en la mayoría de niños de EEUU, que como la mayoría de cosas se van extendiendo poco a poco a otros paises.

Artículos relacionados:

Share

3 Comentarios

  1. En su día vi un par de capítulos del programa y, la verdad, es escalofriante. Porque no es solo que «estén locos estos americanos», sino que es algo REAL, está pasando aquí también.

    Yo soy una chica de ciudad y, bueno, no confundo una patata con una berenjena… pero vi por primera vez una col hace unos pocos meses. Y el otro día, contándole a un amigo que cuando era pequeña mi madre me enseñó a hacer mermelada, se quedó alucinado: creía que la mermelada era algo así como un invento de la industria, porque solo la había visto en el súper. Más alucinada me quedé yo. Y eso que, como digo, yo también veo en mí lagunas de ese tipo.

    Así que sí, en España también estamos perdiendo esa conexión mínima con la naturaleza y los alimentos… y nuestra cultura gastronómica, por muy orgullosos que nos sintamos de ella :/

    Reply

Deja un comentario