Los mejores artículos de EstoNoEsComida

Hace ya más de 3 años que se me ocurrió abrir este blog. En un principio para ir colgando vídeos y enlaces que por aquel entonces me resultaban interesantes. Una forma de no perderlos de vista a la vez que podrían serles útiles a otras personas.

Lo abrí cuando me empezó a interesar el tema de la alimentación desde un enfoque algo más “darwiniano”, es decir desde el punto de vista de la evolución humana. 

Hay cosas que nos gusten o no son así por toda la transformación que hemos ido sufriendo a lo largo de nuestra historia como especie. No podemos ignorar el hecho de que, por ejemplo, no seamos capaces de digerir la celulosa, de generar por nosotros mismos ácidos grasos esenciales o ciertos aminoácidos que forman las proteínas, que nuestra mayor fuente de vitamina D sea la exposición a los rayos del sol, etc. Todas ellas son producto de la adaptación al entorno que tuvimos que sufrir en un determinado momento.

Y esto es importante porque durante los últimos milenios, tiempo insignificante, y especialmente en los últimos siglos se ha producido una descompensación: La sociedad cambia más rápido que lo hacen nuestros genes.

cientifico_Charles_Darwin

Lo bueno que tiene estudiar nuestro día a día desde un punto de vista evolutivo es que no se limita a la alimentación. Puede responder a preguntas como: ¿cuál es la mejor forma de alimentarse?, pero también, ¿cuál es la mejor forma de ejercitarse? ¿cómo descansar? e infinidad de situaciones relativas al comportamiento humano actual.

Las modas vienen y van. Las recomendaciones dietéticas basadas en el beneficio económico y político de ciertos grupos vienen y van. Las fórmulas mágicas para perder peso, ganar salud, comer, ejercitarse, sentirse bien, etc. vienen y van. Pero nuestro trasfondo evolutivo está ahí y no se va a ir.

1457667_619781468088370_967096780_n

Por aquel entonces me resultó muy interesante todo este “nuevo” enfoque y en mi tiempo libre me dediqué de forma intensiva a leer y experimentar cada cosa que caía en mis manos relacionada con el tema. Entrevistas, estudios, blogs, libros… He aprendido mucho y he conocido a personas tan fascinantes como las cosas que publican. 

Nunca me he cerrado a formas de pensar no oficiales, alternativas, extravagantes o como se quiera llamar. Al menos les he dado una oportunidad, y si he visto que el 95% de las cosas que ahí se dicen no tienen fundamento alguno, me he quedado al menos con ese 5%.  Puede que no esté de acuerdo al 100% con alguien pero eso no implica que se no puedan extraer ideas o conclusiones interesantes.

Después de todo esto ya no solo colgaba vídeos, conferencias o entrevistas de otras personas. Me animé a escribir algunas cosas por mi cuenta, primero porque de esta forma uno se esfuerza en sintetizar y ordenar ideas, y segundo porque igualmente podría servirle a alguien.

Empecé con el tema de la alimentación pero claro eso me llevó irremediablemente a empezar a preguntarme si con el ejercicio físico pasaría lo mismo. Y efectivamente, pasa lo mismo. Recomendaciones llenas de intereses económicos sin tener en cuenta nuestro pasado, o lo que es lo mismo, nuestro presente.

Por supuesto el conocer todo esto no significa que tengamos que eliminar todo lo acontecido durante los últimos 10.000 años para poder vivir en completa armonía con nuestro cuerpo/mente mientras vamos con taparrabos por ahí cazando mamuts. Es absurdo. Pero tener esos conocimientos aporta una base sólida sobre donde poder asentar futuras decisiones relativas a la alimentación y ejercicio físico. Que ya es mucho con todo el bombardeo desinformativo de hoy en día.

Aunque he de reconocer que me gusta hacer el mono en los árboles. Algún día escribiré sobre ello.

Teniendo la alimentación y el ejercicio físico reordenados bajo el prisma de la evolución solo me quedaba una tercera pata, el estilo de vida. Mente y cuerpo no son entes separados. Si estamos mal psicológicamente va a repercutir negativamente en nuestro cuerpo de mil y una formas posibles, creedme. Y de la misma forma descuidar nuestro cuerpo acabará por minar nuestra salud mental, no se trata de simple estética. Lo que me llevó a meterme en el mundo del minimalismo del que hablo de vez en cuando de alguna forma u otra en este blog. 

Tener una visión global y evolutiva de estas 3 patas hace que uno coja mucha perspectiva y acabe al final por relacionar entre sí cada una de ellas. Porque lo están.

No somos frías e impasibles máquinas quema-calorías, limitadas a 4 o 5 movimientos, a las que nos de igual de donde vengan esas calorías mientras se cumpla la fórmula. Somos un manojo de hormonas que aparecen y desaparecen bajo determinadas circunstancias modificando totalmente nuestra conducta y forma física en un cuerpo “diseñado” para moverse de mil y una formas distintas.

Mens sana in corpore sano. 

11017681_862392967160551_6570237113171022293_o

Como decía, al final cuando me apetecía me ponía a escribir cosas. Por puro placer, sin obligaciones externas de objetivos o tiempo, que es la mejor forma de aprender las cosas que a uno le gusta. Seguramente muchas de las cosas que escribí en su momento ahora les daría algún retoque aquí y allá para evitar malentendidos o corregir algunos detalles. Aun así creo que muchos de aquellos artículos pueden conseguir que el lector se empiece a preguntar cosas, puede que las respuestas las encuentre aquí o en otro sitio, pero si al menos he conseguido eso, me doy por satisfecho.

¿Y por qué no sigo escribiendo al mismo ritmo que hace uno o dos años? Pues por la ley de Pareto y porque me interesan también otras cosas.

Si no conocéis dicha ley, a modo de resumen dicta que el 80% de los resultados se consiguen con el 20% del esfuerzo. Para llegar al 100% de esos resultados necesitas invertir el 80% restante de tu tiempo. Se puede aplicar a infinidad de cosas: idiomas, dietas, ejercicio, negocios, baile… y en general al aprendizaje de cualquier cosa. 

Considero que el tiempo dedicado a las materias que trata este blog ha sido el suficiente para que el aprendizaje sea del 80%, es decir que tengo más que suficiente con lo que se para mi día a día. Intentar alcanzar ese 100%, que por otra parte nunca se llega, implicaría dedicarme a tiempo completo al estudio de alguna de estas áreas. Cosa que en principio no me disgustaría si no fuese porque hay más cosas en esta vida que me gustaría aprender y experimentar. Muchas de ellas derivadas de este blog, porque al final de forma indirecta para entender ciertos aspectos acabas leyendo desde antropología, química orgánica, locomoción a astronomía, física, botánica pasando por budismo, psicología, meditación o nutrigenómica.

Por supuesto me siguen interesando estos temas, como tantos otros que no trato aquí, y es muy raro que un día no lea algo relacionado. Pero la intensidad y frecuencia sin duda es mucho menor. No obstante si que suelo ser más activo compartiendo artículos o ideas propias en las redes sociales (facebook y twitter), ya que es algo que requiere bastante menos tiempo que escribir un artículo.

Os voy a dejar con una selección bastante particular de artículos que he ido publicando en el blog a lo largo de este tiempo. No es que sean los mejores, como reza el título un poco sensacionalista, son algunos que creo que pueden despertar más esa semilla de la curiosidad.

Alimentación

Estilo de vida

Ejercicio

Otros

Artículos relacionados:

Share

4 Comentarios

  1. La verdad que echaba de menos tus grandes post en este maravilloso blog, espero que algún día nos puedas sorprender con alguno nuevo y la vida te dé algo de más tiempo para esto que se te daba muy bien y que muchos echamos de menos. Un saludo y no nos abandones!!!

    Reply
  2. Pero escribe algo de vez en cuando, ¿Eh? No nos abandones del todo…

    (Bueno, ya he visto tu nuevo post sobre la nena y la bebida super mega hidratante y saludable).

    Un saludo.

    Reply

Deja un comentario