La salud es lo primero. Ya lo he dicho, dicho está.

Conozco pocas frases que se digan tanto y tengan tan poco efecto real, tanto para quien las pronuncia o escribe como para quien las escucha o lee, como esta: “La salud es lo primero“.

“La salud es lo primero”, “la salud es lo más importante” o cualquiera de sus variantes.

Si es que se me llena la boca al decirlo, mira, ya viene otra vez: “No, no! La salud es lo primero!”

Todo el mundo la dice, todo el mundo está de acuerdo. Amigos, familiares, empresas, anunciantes, políticos, granjeros, la vecina de la esquina, farmacéuticos, padres, monjas…

No podría ser de otra forma ya que sin salud estamos perdidos, tan perdidos que podemos acabar bajo tierra.

Aquí acaban todas tus preocupaciones secundarias.

Aquí acaban todas tus preocupaciones secundarias.

Pero como decía, suele aparecer en determinada situación y ya está, casi nunca se aplica. Siempre hay algo en ese momento que es más importante que la salud, ya sea propio o ajeno.

¿Qué es tener salud?

Pues para mi, y creo que para la wikipedia también, tener una buena salud también incluye disfrutar de bienestar mental y social. Aunque para la mayoría, salud es sinónimo de bienestar físico. Es decir, ausencia de enfermedad.

¿Qué hago para tener una buena salud física?

Es muy sencillo, consume cosas que ayuden a tu cuerpo y evita consumir las que lo dañen.

¿Qué cosas puedo consumir que me ayuden y cuales son las que me dañan?

Por ejemplo, que te ayuden: pescado graso, verduras, huevo, agua. Que te dañen: refinados, azúcar, tabaco, alcohol.

La salud mental y social también pueden tener un enorme impacto en tu salud física, pero si lo piensas bien el mismo consejo te puede servir para todo.

El ejercicio sin duda también ayuda, pero en mi opinión creo que la alimentación es mucho más importante. ¿Quieres engordar? ¿Quieres adelgazar? Ya puedes hacer maravillas en el gimnasio que si la alimentación no acompaña estás perdiendo el tiempo.

Espera, que voy por las ramas…

Estaba diciendo que solo nos acordamos realmente de que “la salud es lo más importante” cuando no la tenemos. Una vez que pasa el mal rato (si es que pasa) nos volvemos a olvidar y seguimos con nuestras preocupaciones diarias relativamente importantes.

Hasta que vuelve a pasar.

Y llega un momento que pasa tantas veces seguidas que hasta incluso lo tomas como algo normal y ni si quiera lo piensas.

¿Tengo que obsesionarme y no pensar en nada más que en mi salud física?

No.

Tienes que informarte y actuar en consecuencia para intentar evitar la ausencia de.

Y eso significa que una buena parte de tus recursos (tiempo, dinero) deberían estar destinados a cuidar tu salud.

No tengo tiempo -> Tengo tiempo para informarme pero prefiero usarlo para ver anuncios de la tele, leer los consejos nutricionales del Hola! o pasarme el día revisando facebook en el móvil.

No tengo dinero -> Tengo dinero pero prefiero gastarlo en tabaco, caprichos inútiles o barritas de cereales para adelgazar.

Es cierto que hay tanta información que es complicado separar la morralla sin dedicar un extra de tiempo e interés (y ni que decirte si quieres llevar un blog sobre el tema xD), pero te puedo dar un consejo muy básico y tan obvio que puede parecer insultante: No te creas nada que una empresa de alimentación te pueda decir, ni en sus anuncios ni en sus envoltorios.

Y recuerda, estar fuerte y saludable a los 25 años no es ningún logro, muchas cosas de las que hoy toleras pasan factura más tarde.

¿Qué haces o has dejado de hacer últimamente para cuidar tu salud física?

Artículos relacionados:

Share

5 Comentarios

  1. Está claro que lo primero debería ser la salud, pero quién lo lleva a la práctica? muy pocos.

    Yo desde luego dentro de lo que puedo la priorizo, prefiero gastar mi tiempo y dinero en alimentarme de forma sana, moverme y disfrutar de y con mi gente.

    Saludos

    Reply
  2. Yo sigo una dieta equilibrada sin estar obsesionada (pero sí informada), porque es la que por suerte he vivido en mi casa siempre. No tomo precocinados (legumbres en bote y esas cosas sí, pero ya me entendéis…), refrescos ni bollería industrial… Me gusta saber lo que como. Hasta si me apetecen dulces, me los hago yo siempre. Eso sí, para mi la dieta siempre debe complementarse con ejercicio físico, sino, no la considero equilibrada.

    Reply
  3. Tienes tanta razón.
    Yo estoy muy interesada en dejar los cereales y toda esa porquería.
    Yo hasta ayer era vegetariana pero lo he dejado y llevo semanas que este estilo de vida me llama mucho.
    Ayer comí pollo, me gustan los animales pro mi salud debería ir por delante

    Reply

Deja un comentario