¡Alarma mundial! ¡Si comes muchas proteínas dañarás tus riñones!

Eso es tan cierto como que si subes a 5 personas en tu coche dañarás las llantas de las ruedas.

Que solo será cierto si resulta que tienes todas las ruedas pinchadas.

<ironic> Aquí vemos un claro ejemplo de que las llantas de este camión no están hechas para llevar mucho peso. </ironic>

Después de mucho investigar, leer, escuchar y comparar he llegado a la conclusión (la misma a la que llegan la mayoría que se molestan en investigar un poco) que si no tienes problemas renales no hay ningún motivo para no tomar las proteínas que necesites. Incluso con ese problema es probable que simplemente cambiando la procedencia de dicha proteína tampoco afecte.

Pero ojo, no hay que confundir una prueba analítica de algo en concreto y aislado con la realidad del día a día. Hincharte a proteínas vengan de donde vengan y cometer excesos o abusos por otro lado no te asegura nada, hay que ser un poco coherentes. Pero sirve para comprobar que el mito sistemático de “Una dieta alta en proteínas va a dañar tus riñones” es falso.

(Nota para los paranoicos/as: No, con esto no quiero decir que tengas que comer solo chuletón de búfalo crudo para almorzar, comer y cenar metido en una caverna emitiendo gruñidos)

Share

[…] Tras aplicar este tamiz de priorización, repasar los mitos y falacias que han quedado desmontados en los capítulos anteriores y extraer y resumir los conceptos principales de la fisiología y el metabolismo humano, estas son las ideas clave que le darán la mejor perspectiva que haya tenido nunca sobre los alimentos y la nutrición:

  1. Los carbohidratos de rápida digestión desequilibran nuestro organismo
  2. Los carbohidratos de lenta digestión son la opción más saludable
  3. Las proteínas sacian y reconstruyen nuestro cuerpo
  4. Hay grasas saludables y muy necesarias

Extracto del libro “Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable“.

Share