Respuesta rápida, sí.

Ahora vamos a matizar algunos puntos.

La alimentación del 90% de la gente se puede agrupar más o menos en 2 grupos (hablando de alimentación omnívora. De vegetarianismo, veganismo, etc hablaremos otro día)

  • Alimentación estilo “Llenar el buche, todo es bueno, ¿no van a vendernos cosas malas para nuestra salud, no?“: Pizzas congeladas + pechugas de pollo + patatas fritas congeladas + salchichas + arroz blanco + pan + pastas + sopas en sobre + aceite de girasol + mcdonalds/burger king + helados + tortillas de patata precocinadas, etc. La diferencia de presupuesto con una alimentación óptima puede ser abismal.
  • Alimentación estilo “Yo como de todo y muy sano, sigo una dieta mediterránea/laquesea“: Pescado + ave + arroz + pasta + pan + aceite de oliva + cereales + lácteos + verduras + ternera + fruta + legumbres + marisco + huevos, etc. La diferencia con una alimentación óptima ya no es tan grande.

piramide alimenticia “recomendada”

Luego está el grupo de “Acabo de descubrir que nos están tomando el pelo con la pirámide alimentaria“, en el que los cereales/harinas/granos en general de muy bajo coste se sustituyen por alimentos más nutritivos. He sacado este grupo fuera de los grupos por ser minoría, de momento. Este grupo tendría el presupuesto más alto de los 3.

El tipo de alimentación de este último grupo se acerca algo más a la óptima, aunque la calidad de la materia prima sigue siendo la misma, pésima.  No nos engañemos tampoco, llegar a tener una alimentación óptima con la mejor materia prima es casi imposible y puede ser una locura/obsesión. Pero cuanto más cerca estés de ella, mejor.

Por lo tanto una alimentación más cerca de la óptima sería partir de la base del tercer grupo y mejorar dentro de lo posible la materia prima:

  • Pescado, no muy grandes (mercurio) y salvajes.
  • Carne y órganos, de producción ecológica, alimentados con pasto y con cierta movilidad.
  • Huevos, del tipo “0”, no del típico “3”.
  • Verduras y frutas, de producción ecológica.
  • Aceite de oliva, virgen extra de extracción mecánica.
  • Etc.

El presupuesto de esta forma aumenta considerablemente.

Ahora bien, el problema es que los productos más saludables son caros, ¿o es que con quien tiene que competir son excesivamente baratos? Me explico:

  • La cantidad de  maíz, soja y trigo que se cultiva hoy en día roza lo absurdo. Los gobiernos tienen que subvencionar este tipo de cultivos para que a los granjeros les salga rentable vender a un precio ridículo. Casi la totalidad de los alimentos procesados tienen harinas, sucedáneos, extractos de estos cereales. La pirámide alimentaria actual nos indica que debemos consumir cereales por encima de todo, según ellos es la base. Parece ser que para animales también funciona esta pirámide porque es lo que se les da de comer, incluso a los peces de piscifactoría. Maíz como combustible. De momento no están dando de comer soja a los tomates, pero todo se andará.
  • La fabricación de animales en serie donde prima el tamaño y tiempo de crecimiento sobre la calidad también abarata costes.
  • Herbicidas, fungicidas, pesticidas son la base del cultivo para frutas y verduras, abaratando costes de mantenimiento.

Con este panorama, ¿cómo no va a ser mas barato? 

Seguramente alguien diga: “alimentarse de una forma óptima es muy cara, no puedo gastarme ese dineral en comida“. Salvo casos de pobreza real, el “no puedo gastarme” es un “no quiero gastarme“. Primero, suele ser una cuestión típica de prioridades. No se puede gastar un dineral en comida pero si en tabaco, alcohol, gimnasios, gasolina, caprichos, etc. Y segúndo, si se puede gastar ese dinero en pseudoalimentos (pepsi, pringles, donuts, etc) pero no en huevos ecológicos… Al final cada uno está en su perfecto derecho de invertir su dinero en lo que crea oportuno, pero que no sea por falta de información.

Otro dato a favor es que con este tipo de alimentación no necesitas comer 5 o 6 veces al día. Estas saciado y te encuentras bien, con energía durante más tiempo.

El tema de la salud es tan obvio y lógico que no requiere más explicación. Solamente por eso ya merece la pena, pero si sumamos gastos económicos derivados de enfermedades crónicas, fármacos, consultas, etc, que nos ahorramos…

Y recuerda, para alimentarse bien hay que comprar alimentos, no productos.

¿Cúal es y de que forma gastas tu presupuesto en alimentación?

Share

Principales beneficios de los alimentos de producción ecológica – Maria Dolores Raigón Jimenez (UPV)

De todos es sabido ( o eso me gustaría ) que el nivel nutricional de los alimentos que hoy tenemos es mucho menor que el que teníamos hace algunos años o décadas. Con lo cual, aún comiendo alimentos naturales no estamos obteniendo la cantidad de nutrientes que debearíamos. El tema de pesticidas, herbicidas y demás es un mundo aparte.

La doctora María Dolores Raigón Jiménez, Catedrática de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola de la Universidad Politécnica de Valencia y experta en productos ecológicos, detalla las principales cualidades de los alimentos de producción ecológica.

Parte 1.

Parte 2.

Parte 3.

Parte 4.

Share