¿Es la sardina el pescado perfecto?

Haciendo una media entre varios factores, yo creo que si.

Voy a hacer un listado de ventajas e inconvenientes de este pescado. Luego lo compararé un poco con la “competencia”.

Ventajas

  • Sabrosa
  • Jugosa
  • Barata
  • Se cocina rápido a la plancha
  • Al ser pequeña casi no tendremos el problema del mercurio
  • No suele ser de piscifactorias
  • Alto contenido graso saludable: omega-3
  • Vitaminas del grupo B: a destacar la B1,  B6 y B12
  • Vitaminas liposolubles: a destacar A y D
  • Rica en minerales: fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo.

Inconvenientes

  • Olor fuerte al cocinar: tampoco es el único pescado que ocurre
  • Espinas: Si lo limpias o te lo limpian bien abierto por la mitad casi ni te enteras. Si lo compráis en bandejas ya limpio ojito con las fechas de captura que ponga en la etiqueta.

Cuando nos preguntan por un pescado bueno siempre decimos el salmón, atún, lubina, dorada… Y por supuesto son buenos peces pero siempre aparece algún “pero”.

  • Salmón: También huele fuerte al cocinar. Precio bastante caro. Suele ser de piscifactoria. Pescado relativamente grande, peligro de mercurio.
  • Atún: Tampoco es barato, suele quedarse seco al cocinar, mercurio
  • Lubina, merluza, bacalao, lenguado: No son baratos, tienen menos grasa, menos sabor.
  • Caballa: Otro buen pescado pero se queda algo seco al cocinar.
  • Boquerones: Buenos también pero algo pequeños.

En definitiva, no quiero decir con este artículo que haya que comer sardina todos los días. Me gusta variar bastante para no cansarme de nada y pescados por suerte tenemos donde elegir. Pero tengo la impresión que muchas veces se va a comprar los pescados de “renombre” y dejamos a la sardina muerta de risa pensando que es un pescado de segunda.

¿Qué pescado sueles comer más?

Foto: entrepucheros.com

 

Share