Acelera la actividad y atención de los niños con el colorante alimentario

El otro día leí por casualidad los ingredientes del colorante alimentario típico de color anaranjado que podemos encontrar en la mayoría de los supermercados. Hay de distintas marcas y precios pero casi todos tienen los mismos ingredientes. En concreto vi los de la marca “Hacendado” y “Carmencita“:

Revisando el listado de ingredientes de los colorantes encontramos:

  • Harina de maíz. ¿Hay algo que no lleve harina de maíz?
  • Tartrazina. En proporciones de 14% o 20%, ¿el resto será la harina?
  • Sal. Es bueno saber que cuando hechas colorante también lo estás salando.

Dejando de lado el tema de la harina de maíz, la tartrazina es un colorante artificial que se usa no solo en este tipo de colorantes en polvo, está presente en multitud de productos como bebidas, sopas, caramelos, zumos industriales, repostería, helados, mermeladas,..También está presente en algunos cosméticos. Está bajo sospecha por estar relacionado con ciertas reacciones alérgicas, asma o hiperactividad en niños. Para que un fabricante esté obligado a poner en su producto “Puede tener efectos negativos sobre la actividad y atención de los niños” es que no ha sido una simple recomendación. Y lo peor es que la mayoría de productos que lo llevan van enfocados a niños para llamar la atención.

En resumen, que estamos echando a la comida harina refinada, un colorante artificial problemático y sal. Una joya para simplemente darle color amarillo.

Recomendación personal, teniendo un colorante natural como la cúrcuma que podéis encontrar en cualquier lado es innecesario exponerse a nada. Por otra parte la cúrcuma está llena de propiedades beneficiosas, favorece la eliminación de sustancias cancerosas, puede regular el nivel de glucosa en sangre, problemas digestivos o sobre todo actúa como un potente antioxidante.

Bonus: Según la wikipedia, el E-102 es incompatible con la lactosa y con el ácido ascórbico.

Share

¿Patata? No, es un tomate…

El conocido cocinero inglés Jamie Oliver estrena el nuevo programa “Food Revolution”. La idea de este programa es hacer entender a los habitantes de Huntington en West Virginia ( declarada la ciudad más insaludable de EEUU) que la comida lo es todo para una buena calidad de vida y prevención de enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc.

En un extracto de este programa vemos como Jamie acude a un colegio de esta ciudad. Se presenta ante una clase de niños de unos 6 años dispuesto a enseñarles que forma y aspecto tienen las verduras y hortalizas frescas.

Después de enseñar a los niños unos cuantos tomates en rama pregunta: – ¿Quién sabe lo que es esto? – Un espeluznante silencio en la clase le sigue…Le pregunta a un niño sobre los tomates y le dice : – Patatas! -. Pregunta a otro niño más y no tiene ni idea. Sin embargo a la pregunta “-Quien sabe lo que es el ketchup?-, todos los niños levantan el brazo. Ni que decir que cuando Jamie les enseña una simple col nadie lo sabe. Confunden una berengena con una per. Cuando les enseñan una patata sin pelar se quedan petrificados.

En definitiva los niños no tienen ni la más remota idea de donde vienen los “alimentos” que están tomando. Si los niños no saben ni que forma tienen los alimentos naturales como van a decidir en un futuro si lo que la industria les vende es bueno o malo. Puede parecer increible pero es la realidad en la mayoría de niños de EEUU, que como la mayoría de cosas se van extendiendo poco a poco a otros paises.

Share