Antes que nada, leed este post con tono humorístico, ni todos los pasteleros están gordos ni los cocineros italianos tienen bigote. ¡Que no se me vaya a enfadar ninguno/a!

Es curioso que cuando alguien se imagina a alguna pastelera de toda la vida se la imagina más bien ancha. Cuando se la imagina o aparece en dibujos animados, cómics, películas, etc.  Todo el mundo se pone a relacionar y da por sentado que es normal, está todo el día rodeada de tanto dulce que engorda.

Luego cuando sale el típico cocinero de un restaurante italiano, también aparece regordete (o gordo directamente). Solo tenéis que hacer un poco de memoria en series de televisión, carteles, cine, etc. La diferencia es que poca gente se pone a relacionar el porque está gordo, lo asume y ya. ¿la pasta tiene algo que ver?

Nada, es una tontería a modo de curiosidad que me ha pasado por la cabeza cuando estaba viendo una serie de televisión. Lo que quería hacer notar es que aún siendo tópicos, se tiene grabado en la mente que pastelero->gordo->comen azúcar, sin embargo cocinero italiano->gordo, y ahí se quedan.

Share