No aprendas recetas, aprende a usar ingredientes

El título puede parecer un poco exagerado pero me sirve para transmitir la idea.

Como en tantas otras cosas en la vida resulta más productivo, gratificante, perdurable, imaginativo, eficiente y flexible saber como funciona algo que simplemente memorizar y hacer.

Por ejemplo, saber que sucede en el interior del coche cada vez que pisas el pedal del embrague hace que te resulte más sencillo aprender a usarlo sin tener que recordar lo que te había dicho el instructor: “Cuando quieras tocar el palito de la derecha tienes que apretar el pedal de la izquierda a fondo. – ¿Por qué? – Porque si“. Cuando estés en una pendiente podrás jugar con el embrague y el acelerador para usarlo a tu conveniencia sin que el instructor te haya dicho nada de como salir de ella. Flexibilidad, imaginación y eficiencia. Saber que sucede realmente al pisar el embrague hace que nunca se te olvide cuando hay que pisarlo y cuando no. Perdurable.

Pues en la cocina del día a día pasa un poco lo mismo. Tanto para el uso de los alimentos como para la preparación de una comida.

Sé que en muchas ocasiones es más cómodo que te digan “la receta final“, pero personalmente prefiero siempre que puedo conocer el porqué de las cosas estudiando y experimentando. Además de gratificante, a la larga resulta muy productivo.

Saber que los ácidos grasos poliinsaturados son muy sensibles al calor y los saturados no tanto, te permite decidir en cada momento que tipo de aceite/grasa usar y a que temperatura.

Un ejemplo típico y básico:

En la receta “X”, ¿qué tenía que poner antes el ajo o el tomate?

Pues si sabes que el tomate está formado en gran parte por agua es mejor que primero pongas el ajo a freír para extraer todo su aroma y sabor, y luego eches el tomate para que se haga. Si pones primero el tomate y luego el ajo, al tener tanta agua lo que está haciendo es cocer el ajo, y hay pocas cosas tan desagradables como comer ajo cocido. No necesitas saber el orden de las cosas a modo de receta, solo conocer el comportamiento de los ingredientes al fuego para poder usarlos como quieras.

Inventa tus propias recetas. Experimenta combinando ingredientes y tipos de cocción. Adáptate a lo que tengas.

Cooking_secrets

¿Se puede usar boniato, huevo, curry y judias planas en una mismo plato de forma rápida? ¡Claro, no necesitas saber la receta!

Tienes boniato. Sabes que es un tubérculo como la patata pero un poco más dulce. Y como tal lo cortas en bastones. Como sabes que el tiempo de cocinado disminuye según el tamaño de las piezas, los cortas más finos.

Tienes judias planas y tomate. Como sabes que tienen un hilito lateral que puede molestar, ya que las vas a saltear poco tiempo, lo eliminas. Como sabes que el tomate tiene algo de agua, puedes aprovecharla para cocer un mínimo los boniatos y las judías que cortas en bastoncitos también para que se hagan antes. Y como también sabes que el agua se evapora, al cabo de un rato automáticamente quedaran los ingredientes en contacto directo con la sartén que les dará un toque tostado rico.

Tienes curry. Ya has experimentado con el curry y sabes que es un poco dulzón/picante, puede combinar perfectamente con el boniato.

Tienes huevo. Sabes que el huevo quemado no sabe muy bien por lo que decides ponerlo encima de los ingredientes. También sabes que no es necesario mucho calor para que la clara se haga y que si la yema queda cremosa está mas rica, con lo cual decides poner el huevo al final y tapar la sartén para que el propio calor lo cocine.

Otro día puedes tener otros ingredientes y preparar otro plato simplemente con tus conocimientos, experiencia e imaginación. 

Las recetas están bien y pueden darte ideas nuevas, pero no te limites a ellas.

Share

El orden de los ingredientes importa

Es un detalle pero que no todo el mundo conoce.

Cuando ves el listado de ingredientes de algún producto en el supermercado, el orden en el que aparecen corresponde a la cantidad presente de cada uno. Es decir el ingrediente más abundante es el que aparece primero.

Aquarius, agua con azúcar

Pongamos un ejemplo, los ingredientes del Aquarius sabor naranja son los siguientes: Agua, azúcar, correctores de acidez E-330 y E-331, sales minerales: cloruro sódico, fosfato potásico y fosfato cálcico, antioxidante E-300, estabilizantes E-414 y E-445, aromas y colorante betacaroteno.

Con lo cual, cuando bebemos aquarius lo que más estamos bebiendo es agua con azúcar, interesante.

Share