A principios de 1930, un dentista norteamericano llamado Weston A. Price (1870-1948) empezó una serie de investigaciones únicas. Durante los siguientes diez años, el Dr. Price viajó a lugares remotos en el mundo para estudiar la salud de poblaciones que no habían sido afectadas todavía por la civilización occidental. El objetivo de sus investigaciones se centró en tratar de averiguar los factores responsables de una buena salud dental. Sus estudios revelaron que las caries dentales y la deformación de los arcos dentales (que resultaban en dientes torcidos y amontonados), eran el resultado de deficiencias nutricionales y no de defectos genéticos heredado.

Así empieza este informe traducido de 21 páginas que podéis descargar aqui: Principios de las dietas saludables – Fundación Weston A. Price

No obstante voy a copiar y pegar algunos de los apartados en este post por si no podéis abrirlo:

Guia Para una Dieta Saludable

  1. Consuma alimentos integrales, no-procesados.
  2. Consuma carne de cordero, de res, de animales de caza, órganos, y huevos de animales que se han alimentado de pastos.
  3. Consuma pescado salvaje (no criado en granjas) y mariscos de aguas no-contaminadas.
  4. Consuma productos lácteos con toda su grasa, de vacas que han pastado al aire libre.
  5. Preferiblemente consuma productos lácteos crudos y/o fermentados como leche cruda (sin pasteurizar), yogurt, kefir, mantequilla fermentada, quesos hechos de leche sin pasteurizar y crema agria. (Quesos importados que dicen “leche” y “leche fresca” en la etiqueta son crudos.)
  6. Use abundantes grasas animales, especialmente mantequilla.
  7. Use sólo aceites vegetales tradicionales como aceite de oliva extra-virgen, aceite de ajonjolí, pequeñas cantidades de aceite de linaza, y los aceites tropicales – aceite de coco y de semilla de palma. Compruebe que hayan sido extraídos de forma tradicional.
  8. Tome aceite de hígado de bacalao regularmente para obtener un mínimo de 10,000 unidades de vitamina A y 1,000 unidades de vitamina D por día.
  9. Coma frutas frescas y vegetales -preferiblemente orgánicos- en ensaladas y sopas, o ligeramente cocidos al vapor con mantequilla.
  10. Use granos integrales, legumbres y nueces que hayan sido remojados, germinados o fermentados para neutralizar el ácido fítico, los inhibidores de enzimas y otros anti-nutrientes.
  11. Incluya regularmente vegetales, frutas, bebidas y condimentos lacto-fermentados, pues contienen mayores cantidades de enzimas, lo que contribuye a una mejor digestión y asimilación.
  12. Prepare caldos de huesos de pollo, res, cordero y pescado, y úselos liberalmente en sopas, salsas y guisos.
  13. Utilice agua filtrada para tomar y cocinar.
  14. Utilice sal celta sin refinar y una variedad de hierbas y especies para estimular el apetito y hacer la comida más interesante.
  15. Haga su propio aderezo de ensalada usando vinagre crudo y aceite de oliva extra virgen y una pequeña cantidad de aceite de linaza prensado por expulsión.
  16. Use edulcorantes naturales con moderación, tales como la miel de abeja cruda, miel de maple, azúcar de maple, azúcar de dátiles, jugo de caña de azúcar deshidratado (se le conoce como “Rapadura”) y polvo de “stevia”.
  17. Use sólo vino o cerveza sin pasteurizar, con mucha moderación, junto con las comidas.
  18. Cocine sólo en acero inoxidable, hierro, vidrio o cerámica de buena calidad.
  19. Use sólo suplementos basados en alimentos de buena calidad.
  20. Obtenga suficiente descanso, ejercicio y luz del sol.
  21. Piense positivamente y practique el arte de perdonar

 Guia De Productos Peligrosos

  1. No coma alimentos comercialmente procesados como galletas, tortas, crackers, bebidas gaseosas, enlatados, comidas congeladas, etc. Lea las etiquetas!
  2. Evite todos los edulcorantes refinados como el azúcar, dextrosa, glucosa, jarabe de maíz alto en fructosa y los jugos de frutas.
  3. Evite la harina blanca, productos preparados con harina blanca y el arroz blanco.
  4. Evite todos los aceites y grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.
  5. Evite todos los aceites líquidos refinados de origen vegetal, hechos a base de soya, maíz, “safflower”, “canola” y semilla de algodón.
  6. No use aceites poli-no-saturados para freír, sofreír o cocinar.
  7. Evite comidas fritas en aceites poli-no-saturados o con aceites vegetales hidrogenados.
  8. No practique vegetarianismo estricto; los productos animales proveen de nutrientes vitales que no se encuentran en los alimentos de origen vegetal.
  9. Evite productos que contengan proteína en polvo, ya que estos productos contienen sustancias cancerígenas que se forman durante su procesamiento. El consumo de proteínas sin los cofactores que ocurren en la naturaleza puede llevar a deficiencias, especialmente de vitamina A.
  10. Evite la leche pasteurizada; no consuma productos lácteos ultra pasteurizados, leche baja en grasa, leche en polvo o imitación de productos lácteos.
  11. Evite consumir huevos, pescado y carnes provenientes de granjas-tipo-fábrica.
  12. Evite salchichas y embutidos de carne pues son productos altamente procesados.
  13. Evite semillas, nueces y granos rancios o preparados inapropiadamente como los que se encuentran en la granola, en panes hechos con levadura rápida y en las cajas de cereales para el desayuno, ya que éstos bloquean la absorción de minerales y causan problemas intestinales.
  14. Evite frutas y vegetales enlatados, fumigados, con cera o irradiados. Evite productos que contengan ingredientes genéticamente manipulados (la mayoría de los productos que contienen soya, “canola” y maíz).
  15. Evite los aditivos artificiales, especialmente glutamato monosódico, proteína vegetal hidrolizada y aspartame, pues son tóxicos para el sistema nervioso. La mayoría de las sopas, salsas, caldos y condimentos comerciales contienen glutamato monosódico, aún cuando no se mencione en la etiqueta.
  16. Individuos sensibles a la cafeína y sustancias similares deben evitar el café, té y chocolate.
  17. Evite productos que contengan aluminio como la sal comercial, el polvo de hornear y los antiácidos. No use ollas de aluminio o desodorantes que contengan aluminio.
  18. No tome agua con fluor (se requiere de filtros especiales para remover el fluor que algunas plantas de tratamiento agregan al agua.)
  19. Evite vitaminas sintéticas y alimentos que las contengan.
  20. Evite licores destilados.
  21. No utilice horno microondas.

En el PDF encontraréis algunos puntos más acerca de las grasas, mitos y verdades, el corazón, etc. Como siempre y con todo, hay que ser un poco crítico y preguntarse por cada una de las cosas que se lea.

Los comentarios quedan abiertos para comentar cosas sobre este PDF :)

Share

Principales beneficios de los alimentos de producción ecológica – Maria Dolores Raigón Jimenez (UPV)

De todos es sabido ( o eso me gustaría ) que el nivel nutricional de los alimentos que hoy tenemos es mucho menor que el que teníamos hace algunos años o décadas. Con lo cual, aún comiendo alimentos naturales no estamos obteniendo la cantidad de nutrientes que debearíamos. El tema de pesticidas, herbicidas y demás es un mundo aparte.

La doctora María Dolores Raigón Jiménez, Catedrática de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola de la Universidad Politécnica de Valencia y experta en productos ecológicos, detalla las principales cualidades de los alimentos de producción ecológica.

Parte 1.

Parte 2.

Parte 3.

Parte 4.

Share