Receta: Sartenada de huevos con lo que sea

Lo de sartenada no sé si quiera si existe, el caso es que lo resuelvo todo en una sartén.  Aunque cualquier cacharro que se ajuste resultará igual de válido.

Hay de dos tipos:

  • Sartenada premeditada. La que piensas con antelación de que vas a hacerla y compras los ingredientes.
  • Sartenada con lo que sea. La que abres la nevera y despensa a ver lo que hay y lo aprovechas todo.

El único elemento que no puede faltar en una sartenada es el huevo.

¿En qué consiste?

Básicamente en pochar o saltear distintos ingredientes en una sartén (siempre con la cantidad justa de aceite, no confundir con una fritada aceitosa) y una vez que estén apunto echar los huevos por encima y sin remover tapar y dejar que se hagan con el propio vapor a fuego algo más lento.

¿El resultado?

Un montón de ingredientes ricos (verduras en su mayoría) con huevo medio hecho por encima (si la yema está cremosa mucho mejor).

Ahora diréis «pues un revuelto o tortilla de toda la vida, ¿no?» No. Las tortillas ultimamente me cansan un poco, son demasiado monótonas. Sin embargo encontrarte los ingredientes sueltos, otras veces un poco de clara y otras un poco de yema diversifica bastante la textura del plato y lo hace más divertido.

En este caso lo que hice ayer para cenar fue una «Sartenada premeditada«:

Sartenada premeditada

Ingredientes que le puse en este caso: Ajo, cebolla, panceta adobada, pimiento rojo, chile fresco, pimiento verde,  espárragos, champiñones blancos, piñones y especias al gusto. Una vez que estaba todo casi a punto, bajé el fuego, puse los huevos y unos taquitos de queso por encima para que fundan.

Se acompaña de una ensalada fresca de pepino crujiente por ejemplo ¡y listo!

Y ya digo, otras veces he abierto la nevera y con la base de cebolla pochada he añadido lo que tenía por ahí. Por ejemplo pimiento, berenjena y un poco de tomate natural triturado o troceado a fuego lento tenemos una especie de pisto suave en el que podemos echar los huevos encima.

Sartenada con pimientos y berenjenas al curry (foto bastante chunga por cierto)

Recuerda que las especias dan mucho juego, y puede pasar de un plato castellano a uno japonés o hindú con los mismos ingredientes.

¡Enviad vuestras #sartenadas vía twitter a @estonoescomida! O también podéis dejar vuestra versión en los comentarios.

Share

Receta: Musaka

El otro día vi una receta de Musaka en el blog de Mark  Sisson en la que por supuesto no se usa harina. Me decidí a hacerla con alguna que otra modificación.

Para 2 personas, cantidades aproximadas o al gusto.

  • Picar un par de cebollas grandes y 2 ajos y dejar dorando en una sartén con un poco de sal. Añadir también un par de zanahorias en trozos pequeños.
  • Añadir 400gr de carne picada, yo puse de ternera.
  • Especiar al gusto. En la de Mark pone con pimienta, canela y eneldo fresco. Pero cada uno con lo que más le guste, yo le puse pimienta, tomillo, romero,canela y un poco de comino. También puedes añadir algunos piñones.
  • Cuando la carne esté hecha, añadir 3 tomates triturados o troceados de tamaño medio. Yo le puse un poco de tomate seco para potenciar el sabor.
  • Bajar el fuego al mínimo casi, tapar y dejar una media hora que se vayan juntando sabores y haciendo la salsita con la carne.
  • Por otro lado cortar en rodajas 2 o 3 berenjenas dependiendo del tamaño. Y hacerlas a la plancha con un poco de aceite y sal.
  • En una bandeja, yo he usado una de cristal para horno, untar un poco de mantequilla o aceite en el fondo.
  • Poner una capa de rodajas de berenjena en el fondo, bien cubierto.
  • Echar el contenido de la sartén encima.
  • Cubrir con otra capa de rodajas de berenjena.
  • En un bol batir un par de huevos con un yogurth griego y un poco de nuez moscada.
  • Echar por encima de la musaka.
  • Por último rallar queso por encima.
  • Meter al horno precalentado a 180º y dejar media hora o hasta que veamos que se va dorando la parte superior.
  • Dejar reposar unos minutos y ¡a comer!

 

Share