Salmón marinado al estilo de mi madre

Sinceramente no recuerdo si la receta la sacó de algún sitio, se la dijo alguien o se le ocurrió a ella, pero como yo la conozco por ella así se queda.

Es una forma fresca de preparar salmón más propia de verano que de invierno, pero cada uno que lo prepare cuando le apetezca, porque rica está igual.

Es muy sencilla de hacer, es nutritiva y además colorida 😀

Ingredientes

Salmón, pimiento (rojo, verde, amarillo… lo que tengas), cebolla, alcaparras, perejil, aceite de oliva virgen extra, limón, pimienta, sal, cúrcuma (opcional).

Pasos

1) Filetea el salmón como si estuvieses haciendo un carpaccio, aunque no tan fino, se tiene que notar el salmón perfectamente.

Salmón fileteado.

Salmón fileteado.

2) Corta en brunoise  (a daditos de toda la vida) el pimiento y la cebolla. Esta última la puedes cortar un poco más fina que el pimiento. Trocea perejil. Añade alcaparras en vinagre.

IMG_1687

Hortalizas frescas y coloridas

3) Pon todo en un bol y aliña generosamente con aceite, sal, pimienta, limón exprimido y un poco de cúrcuma. Remuevetodo bien. La cantidad de aliño será a gusto del consumidor, ve probando y rectificando.

4) Èchalo todo encima del salmón. Deja que la sal y los ácidos como el limón actúen marinando el pescado y «cuezan». Yo lo dejaría mínimo 1 hora en la nevera, pero como decía antes puedes echar y comer o dejarlo más rato.

Y listo!

Y listo!

Pescado azul, proteínas completas, grasa rica, hortalizas frescas, perejil, cúrcuma… ¡Lo tiene todo! y sin necesidad de encender el fuego.

Habrá gente que piense «pero entonces… Es pescado crudo!, uff, no me gusta». Por esa regla de 3 tampoco gustarían los boquerones en vinagre y no veo que nadie le ponga ascos. No, en serio, pruébalo. El salmón en crudo es un pescado bastante suave y si lo dejas tiempo a que se marine te parecerá que está totalmente cocinado.

Espero que te guste tanto como a mí, con esta preparación soy capaz de zamparme un plato gigante de una sentada.

Gracias mamá!

Share

Directo al horno de Maggi, pero de verdad

Esta tarde estaba viendo el anuncio de estos polvos que son como un adobo para el pollo (alitas, muslos, costillas de cerdo, etc), de distintos sabores y que luego se mete al horno dentro de una bolsa de plástico.

Polvos industriales con ingrediente secreto

La idea es que no se ensucia nada. Ley del mínimo esfuerzo en su máxima expresión. (perdón, eso sería irse al KFC. Perdón, sería llamar al KFC a que te lo llevarán a casa). No vaya  a ser que aprendamos a cocinar por tener que lavar un cacharro más y hacer el adobo tú mismo.

Así en principio meter en el horno una bolsa de plástico llena de polvos industriales con el pollo no me hace mucha gracia. Pero me ha servido para apañar la cena de hoy.

El anuncio de la tele dice algo así como el «… el ingrediente secreto!». Mmmmm… ¿que será?. Ahora mismo no tengo la bolsa para mirar los ingredientes que lleva, así que voy a buscar por internet a ver que encuentro.

En una web he encontrado que el de  «Hierbas provenzales» lleva:

Ingredientes: sal, maltodextrina, almidon de maiz, pimiento rojo, azúcar, cebolla, tomate, extracto de levadura, aroma (con protenia de trigo), cilantro, pimienta negra, mejorana, jengibre, perejil, corrector de acidez (ácido cítrico), albahaca, remolacha, oregano, aceite vegetal, tomillo, pimienta de cayena, aromas. Puede contener trazas de huevo, apio, soja, leche y mostaza.

Otro día será.

Os voy a explicar rápidamente lo que he hecho yo para cenar.

Siguiendo lo que os comentaba el otro día de los colores en la cesta de la compra, voy a acompañar unos muslitos de pollo de corral con unas cuantas hortalizas.

Adobo

Yo cuando voy a hacer una pechuga a la plancha, alitas o muslos al horno casi siempre preparo un adobo rápido para que tengan un poco de sabor extra.

Lo bueno de preparar tu mismo el adobo es que le puedes poner las especias que más te gusten o más te apetezcan en ese momento. Yo siempre tengo una considerable colección de especias en el armario para cualquier cosa. Son baratas, convenientes en muchos casos y le dan un toque diferente al mismo plato.

Para el de hoy por ejemplo, cojo un bol y le pongo un chorro de aceite de oliva virgen extra para impregnar, luego un chorro de limón exprimido, sal marina y pimienta. Esa es la base, luego ya cada uno según lo que le guste puede ir añadiendo más cosas. Yo le he añadido: romero, orégano, tomillo, pimentón, un poco de chile fresco picado para dar un punto de picante, cúrcuma, bolas de cilantro picado, perejil seco, jengibre en polvo y mostaza en polvo. Básicamente abro el armario y empiezo a echar lo que me parezca, tardo 1minuto.

Cogemos los muslitos y los embadurnamos bien con las manos (incluso si tienes tiempo puedes dejar que maceren unas horas para que el sabor penetre).

Hortalizas

Yo he puesto unas mini patatas, cebollas, pimiento rojo, pimiento verde, pimiento amarillo y una berenjena que tenía por ahí dando pena.

Vitaminas, minerales y fibra natural.

Y este es el aspecto de la bandeja justo antes de meterla al horno. Ah! Si después de adobar el pollo os sobra aliño, ¡no lo tiréis! se aprovecha echándolo por encima de todo al final.

¡Cena completa! Proteinas, grasas, hidratos complejos.

Horno

Lo que hago es cubrir la bandeja para que se haga unos minutos en su propio jugo y los últimos 20minutos lo abro para que se tueste un poco la parte de arriba. En ese momento añado unas lonchas de panceta adobada por encima para dar el toque de gracia 😉 (Panceta adobada o lo que queráis, ojo con el bacon azucarado)

Conclusión

Hierbas y especias hay miles, podéis cambiar completamente el plato usando los mismos ingredientes con cambiar de adobo. Por ejemplo si os gusta la comida hindú o marroquí podéis añadir cúrcuma, curry, comino o Ras el Hanout.

¡No seáis vagos/as y experimentad con sabores!

Share

No es una regla que se cumpla al 100% pero casi. En la mayoría de ocasiones cuanto más fea e imperfecta sea una hortaliza o fruta por fuera, mejor estará por dentro. También hay que distinguir entre fea de serie y fea porque se ha llevado 200 golpes durante el transporte…

Seguramente estos tomates tengan mucho mejor aroma y sabor,

que estos:

los tomates perfectos

Con los plátanos lo mismo, manzanas, peras, etc. Si os dejáis llevar por la vista unicamente lo que estaréis provocando es que la producción vaya enfocada al aspecto (tamaño, color) y no a la calidad del alimento (sabor, textura, contenido nutricional).

¿Os imagináis cuales están mas buenos?

Plátanos de exposición

Plátanos de canarias con motitas

Share

¿Patata? No, es un tomate…

El conocido cocinero inglés Jamie Oliver estrena el nuevo programa «Food Revolution». La idea de este programa es hacer entender a los habitantes de Huntington en West Virginia ( declarada la ciudad más insaludable de EEUU) que la comida lo es todo para una buena calidad de vida y prevención de enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc.

En un extracto de este programa vemos como Jamie acude a un colegio de esta ciudad. Se presenta ante una clase de niños de unos 6 años dispuesto a enseñarles que forma y aspecto tienen las verduras y hortalizas frescas.

Después de enseñar a los niños unos cuantos tomates en rama pregunta: – ¿Quién sabe lo que es esto? – Un espeluznante silencio en la clase le sigue…Le pregunta a un niño sobre los tomates y le dice : – Patatas! -. Pregunta a otro niño más y no tiene ni idea. Sin embargo a la pregunta «-Quien sabe lo que es el ketchup?-, todos los niños levantan el brazo. Ni que decir que cuando Jamie les enseña una simple col nadie lo sabe. Confunden una berengena con una per. Cuando les enseñan una patata sin pelar se quedan petrificados.

En definitiva los niños no tienen ni la más remota idea de donde vienen los «alimentos» que están tomando. Si los niños no saben ni que forma tienen los alimentos naturales como van a decidir en un futuro si lo que la industria les vende es bueno o malo. Puede parecer increible pero es la realidad en la mayoría de niños de EEUU, que como la mayoría de cosas se van extendiendo poco a poco a otros paises.

Share