Prevenir antes que curar

Ojeando una de estas revistas para mujeres llenas de «consejos saludables» leo en un artículo:

Consejos saludables

Consejos saludables

«Por la tarde. Tras comer es cuando más se elevan los niveles de glucosa, por eso, si caminamos una media hora a paso normal, reduciremos dichos niveles hasta un 30% y, con ello, el riesgo de diabetes. Además, no tendremos ansiedad por picar.»

Y digo yo, ¿No sería mejor que no se elevasen tanto los niveles de glucosa después de una comida?

Me parece más lógico comer adecuadamente y después reposar para hacer la digestión, que comerse un plato de macarrones seguido de una caminata de 30 minutos con la barriga llena para intentar rebajar los niveles… Es lo mismo de siempre.

 «Además, no tendremos ansiedad por picar», no sé donde encajar esto.  No tendrás ansiedad por picar si tus hormonas actuan correctamente y no vienes de una pico de insulina, cosa que después de un plato de macarrones por ejemplo es un poco difícil.

Share

Nuevo vinagre de glucosa, ¡ideal!

A veces creo que me paso con la ironía y puede que se acabe entendiendo al revés…

Resumiendo, el otro día en Mercadona vi un nuevo producto «Reducción de Vinagre de Pedro Ximenez«. Siempre que veáis reducciones de vinagres, vinagres de módena y demás a euro y medio la botella hay que tener claro que llevará azúcares añadidos, caramelos o cualquier edulcorante. El vinagre de Módena auténtico no es tan barato. Algo parecido ocurre con algunas salsas de soja.

reducción de azúcar

Jarabe de glucosa a tutiplén

Pero lo de este vinagre ya me parece el colmo. Como las fotos dan mucha pena pongo aquí el listado de ingredientes:

  1. Jarabe de glucosa
  2. Vinagre de vino Perdro Ximenez
  3. Colorante E-150d (por si no había bastante caramelo)

>O lo que es lo mismo, tiene más cantidad de jarabe de glucosa que de vinagre.

El jarabe de glucosa se suele obtener del trigo o la patata, aunque en EEUU suele ser a partir del maíz dando lugar al polémico y muy criticado jarabe de maiz alto fructosa (HFCS).

El pié de la etiqueta reza: «Ideal para carnes, verduras, pescados, ensaladas, postres», se les ha olvidado poner también «ideal para diabéticos».
 

 

Share