En el verano de 1965 conocí a un maestro oriental, un filósofo japonés que acababa de pasar
varias semanas en Saigón. “Si de verdad quieren conquistar a los norvietnamitas — me dijo — sólo
debe darles la ración del ejército norteamericano: azúcar, dulces y Coca-Cola. Esto los destruirá más
rápidamente que las bombas “.

Del libro «Sugar blues»

 

Share

[..] En la naturaleza, los azúcares casi siempre vienen empaquetados con fibra, lo cual ralentiza su absorción y te proporciona sensación de saciendad antes de haber ingerido demasiadas calorías. Por eso siempre es mejor comer fruta que beberte solo su zumo. (en general, cuando las calorías se toman en forma líquida engordan más, porque no nos hacen sentir llenos. Los humanos son de los poquísimos mamíferos que siguen obteniendo calorías de líquidos una vez que han dejado de mamar) Así que no te bebas los dulces y recuerda: los refrescos sanos no existen. [..]

Extraido de libro «Saber comer» de Michael Pollan.

Bayas silvestres

Share