[…] La incorrecta aplicación del principio de conservación de la energía y la ultra-simplificacion del cuerpo humano ha llevado a muchos, medicos incluidos, a considerarlo cuando se habla de alimentación, nutrición y obseidad, como un sistema simple en el que entra y sale energía. Dado que esta energía ni se crea ni se destruye, bastaría con reducir la cantidad que entra o aumentar la que se pierde para que el balance energético sea negativo y conseguir perder peso. Cualquier entiende este razonamiento y es el principio fundamental en el que se han basado los profesionales para definir y desarrollar sus protocolos y campañas sanitarias durante mucho tiempo. Es el origen de la famosa frase que todapersona obesa ha escuchado con frecuencia como consejo para adelgazar: “Lo que hay que hacer es comer menos y gastar más“.

 

Sin embargo, este razonamiento es tan simple y obvio que, medicamente, su utilidad es nula. […]

Extracto del libro “Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable“.

Share