De risas con Batman (I)

El otro día me eché unas risas con el meme de Batman ajusticiando a Robin que Centinel había adaptado a la alimentación. Y como me gustó la idea he sacado yo también unas cuantas viñetas 😀

Las calorías lo son todo. Calorías ingeridas menos calorías gastad... ¡Te faltan las hormonas!

Las calorías lo son todo. Calorías ingeridas menos calorías gastad… ¡Te faltan las hormonas!

Los hombres del paleolítico vivian poc... ¡Aprende estadística!

Los hombres del paleolítico vivian poc… ¡Aprende estadística!

Los cereales son la base de la piramid... ¡La hicieron los agricultores!

Los cereales son la base de la piramid… ¡La hicieron los agricultores!

El pan blanco no engorda, me lo ha dich... ¡Te lo ha dicho el panadero!

El pan blanco no engorda, me lo ha dich… ¡Te lo ha dicho el panadero!

No voy a comer grasas porque quiero adelgaz... ¡Quita los azúcares!

No voy a comer grasas porque quiero adelgaz… ¡Quita los azúcares!

Lecturas relacionadas:

Share

Si ya lo decía Feynman

“[…] Me mostraron un ámbum con fotos de Gloria cuando su marido la conoció en Iowa: una mujer regordeta, cebada de cereales: después había otras fotografías en las que se las veía como había ido adelgazando […]”

¿Está usted de broma Sr. Feynman? Ralph Leighton

 Richard Feynman Messenger Lectures TUVA Project

Share

Documental: Sobredosis de azúcar en La Noche Temática

El 80% de este ingrediente está oculto en los alimentos cotidianos, como los “saludables” cereales de desayuno, yogures, refrescos o comidas preparadas. Según los expertos el consumo de azúcar se puede convertir en una adicción. Para algunos médicos, el azúcar es tan peligroso como los cigarrillos, y la causa principal de una serie de enfermedades graves, como la obesidad infantil, la diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión y muchos cánceres comunes. Sin embargo el lobby del azúcar niega cualquier relación entre azúcar y enfermedades.

…Campañas de comunicación financiadas por la industria azucarera para meterle bien en la cabeza que el azúcar es la felicidad. Y eso lo llevan haciendo desde hace 30 años…

…Cada ingesta de azúcar libera dopamina, exactamente lo mismo que ocurre con las drogas…

…Nuestra actitud ahora con el azúcar recuerda la actitud que teníamos con el tabaco a principios de los años 60, entonces nadie hablaba de la adicción al tabaco, la nicotina no se consideraba adictiva lo que no impidió que hubiera millones de personas adictas al tabaco con todas las consecuencias que hemos sabido en los últimos 50 años…

…Esto fue una revolución, pura dinamita, ¿por qué?, porque escribí que no necesitábamos tomar nada de azúcar, azúcar añadido, eso les puso furiosos…

…de los 21 expertos en nutrición de la EFSA, 13 han declarado tener vínculos con la industria agroalimentaria…

Un documental muy interesante, nada nuevo para nosotros pero igualmente descarado.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-tematica/noche-tematica-sobredosis-azucar/1777727/

 

Share

¿Cómo añadir trigo a los zumos?

Situación ficticia e inventada por mi entre un directivo de Juver y un empleado de marketing acerca de sus zumos:

Directivo: Ok Paco, aquí todo el mundo está metiendo trigo, maiz o soja hasta en la comida para gatos. Es un producto barato y rentable, y nosotros no vamos a ser menos. Además todo el mundo dice que es muy bueno para la salud y lo que dice la mayoría manda, ¡así que no hay excusa!

 

Empleado: Pero Señor García, ¿como vamos a meter trigo en un zumo…?

 

Directivo: No lo sé, para eso te pago.

[unos días más tarde…]

Directivo: ¡Perfecto! Eres un hacha Paco. He visto que también habéis añadido algo más del barato azúcar, ¡bien!. Pero también he visto que solamente hay trigo, que pasa, ¿que no hay mas cereales o que?

 

Empleado: Bueno…Era para disimular un poco, si quiere podemos hacer un apaño y sacar otra versión..

[unos días más tarde…]

Tómese con humor en pequeñas dosis.

Fruta+Leche+Galletas:

Ingredientes: Agua, zumo de frutas parcialmente a partir de concentrado (15%) (plátano, fresa, uva y manzana, en proporción variable), azúcar, leche desnatada (7%) (Leche y derivados), galleta en polvo (harina de trigo, azúcar, aceite vegetal (girasol alto oleico) 8,4%, jarabe de glucosa, suero lácteo en polvo, sal, gasificantes (bicarbonato sódico y amónico), emulgente (lecitina de girasol), antioxidante (metabisulfito sódico, tocoferoles)), aroma, acidulante (ácido cítrico), estabilizante (pectina y E-417) y aromas.

Fruta+Leche+Cereales:

Ingredientes: Agua, zumo de frutas parcialmente a partir de concentrado (15%) (plátano, melocotón, uva y manzana, en proporción variable), azúcar, leche desnatada (7%) (Leche y derivados), cereales (trigo, maíz y avena) (1%), estabilizante (pectina y E-417), acidulante (ácido cítrico), antioxidante (ácido L-ascórbico) y aromas.

Share

Lo que se recomienda, y lo que se acaba interpretando.

Es algo que veo y oigo casi cada día.

Voy a poner una serie de ejemplos que siguen la forma Realidad -> Libre interpretación:

  • El yoguth puede contribuir a mejorar tu flora intestinal -> Vamos a hincharnos a comer yogurts de estos baratos ultraprocesados. Vamos a comprar este bio mega activ flora de la marca tal. Vamos a comprar preparados lacteos de todo tipo que parecen yogurts porque he leido que son buenos para la barriga. No, cuando se dice que el yogurth tiene ciertas propiedades beneficiosas no se refiere a esos preparados blancos con cierta consistencia gelatinosa que te venden como yogurth.
  • El aceite de oliva es una grasa saludable -> Compremos este aceite que me ponen en la cola para pagar que dice que es de oliva y por lo tanto es bueno. Vamos a comprar este producto porque en el envase dice “Con aceite de oliva”. No, no es lo mismo el aceite de oliva virgen extra de extracción mecánica o en frío que mantiene y no degrada apenas sus características saludables que otro que haya sido refinado con diversos procedimientos hasta convertirse en una caricatura del original.Y por que en el envase ponga que contenga aceite de oliva no quiere decir que no usen otros aceites en mayor proporción y tampoco quiere decir que automáticamente ese producto se vuelva ultrasaludable. Por supuesto tampoco es lo mismo tomarlo crudo que refrito a 200º.
  • El pan ha servido de alimento durante centenares de años en algunas civilizaciones -> He leído que el pan no es malo, vamos a comprar el que venden en el supermercado a 30 céntimos que seguramente será el mismo que comían nuestros antepasados recientes. Quien siga este u otro blog de los que suelo enlazar ya sabrán lo que opino del pan y más en concreto del trigo, pero vamos a dejarlo de lado por un momento.  De nuevo, no, no es el mismo pan de harina integral de grano completo que comían hace cientos de años que el pseudoproducto de harina blanca refinada que se compra hoy en día. Ni si quiera el pan integral que suelen vender es integral totalmente. ¡Ni si quiera la variedad de trigo es la misma!
  • La panceta de cerdo criado en libertad con una buena alimentación proporciona una buena fuente de nutrientes -> Compremos bacon ahumado de la marca “Los 3 cerditos” y pongámoslo hasta en el flán porque he leído y me han asegurado que no es malo. No, para empezar no es lo mismo la panceta de un cerdo criado industrialmente que otro que se mueve y come lo que tiene que comer. Y por otro lado no es lo mismo esa panceta que la que te venden envasada con una ristra de ingredientes adicionales más larga que el rabo desenroscado del cerdo. Incluido azúcar. Sin embargo todos parecen estar de acuerdo que un jamón ibérico de bellota está a años luz que uno normal siendo el mismo animal.
  • El pescado es una buena fuente de proteínas y ácidos grasos omega-3 -> Vamos a cenar panga todos los días o esta dorada que sorprendentemente está muy bien de precio. Y mañana unas angulas que no dejan de ser un pez pero pequeño. Un par de cosas, si en un supermercado encuentras un pescado exageradamente barato casi siempre es porque o bien procede de piscifactoría (ocurre casi igual que con el cerdo), o bien se ha pescado hace ya demasiados días. Ante la duda, pescado azul de tamaño pequeño y pesca local. Y sobre las falsas angulas, no dejan de ser un pseudoproducto a base de surimi y fécula de patata con los ojos pintados, si fueran angulas de verdad te darías cuenta…
  • Dentro de los cereales, la avena es uno de los menos inflamatorios -> Compremos este paquete de Special Q con multicereales que lleva avena, compremos también estas tortitas prefabricadas de avena y por supuesto compremos todo lo que lleve avena en alguna parte del envoltorio. De nuevo, voy a dejar de lado el tema de los cereales en este artículo. No, simplemente se habla de la avena, no de los preparados azucarados en forma de copos con 70 vitaminas, ni de las tortitas industriales con aceite de girasol por mucha avena que lleven.
  • El marisco es una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales -> Vamos a comprar estos palitos de cangrejo que son muy cómodos de comer y estas bolas rebozadas congeladas que pone que tiene marisco. Mamá,¿ las papas estas chinas de gamba también es marisco? ¡Por supuesto hijo!. No, por mucha publicidad que veas un palito de cangrejo no es como si comieras marisco fresco, y mucho menos los habituales preparados “de todo un poco” congelados.
  • La fruta es una fuente de fibra y vitaminas -> Me han dicho que la fruta es muy buena, con lo cual voy a tomar 5 o 7 piezas de cualquier fruta al día.  ¡Claro que si Jaimito, te voy a comprar este zumo de marca porque es 100% fruta! ¿qué si puedes echar toda la fructosa que quieras a todo? ¡Claro, si la fructosa se la toman los diabéticos y viene de la fruta, como no va a ser bueno! Primero, la fruta que conocemos hoy en día son variedades seleccionadas y vueltas a seleccionar durante muchas generaciones para conseguir que tengan la mayor cantidad de azúcares posibles, no es la misma fruta que tomaban hace 7.000 años, sólo tienes que mirar como es el tomate hoy en día y como era antes.  No, beber zumo no es lo mismo que comer fruta. Y la idea de poder usar fructosa para todo solo porque es natural y venga de las frutas es simplemente absurda, sería como decir que la cocaína es saludable y natural porque viene de las hojas de coca.

Pasa lo mismo con el queso y los “tranchetes”, la soja fermentada y todo-lo-que-lleve-la-palabra-soja, la fibra de las verduras y fibra en cualquier cosa…

Y así con multitud de ejemplos.

Puede dar la impresión que se trata siempre de comprar la versión cara de los productos, no es el caso aunque lógicamente en la mayoría de ocasiones sea así. Si algo es mucho más barato que el referente no es casualidad. Por ejemplo una horchata con mayor proporción de azúcar que otra seguramente será mas barata.

Que un poco de jamón ibérico de bellota sea saludable no quiere decir que cualquier pata de cerdo industrial lo sea.

Si eres consciente de lo que estás comprando y así lo decides por lo que sea en ese momento, no hay problema. El problema es cuando crees que estás comprando lo que no es.

¿Se os ocurren más ejemplos?

Share

La verdadera dieta mediterránea no consiste en comer pasta todos los días

¿Cuántas veces te han dicho que la dieta mediterránea es la más saludable y equilibrada?

¿Crees que es acertado proclamar que la base de nuestra dieta y de la dieta mediterránea deban ser los cereales, cuando sabemos que es un alimento muy pobre nutricionalmente y que no hemos tenido que tomar durante decenas de milenios para obtener energía de sobra?

Y en todo caso, la forma de tomarlos, la calidad de ellos y el procesamiento ¿son iguales ahora que hace 200 años?

Por mucho que se repitan hasta la saciedad, se impongan o se enseñen, hay cosas que con un mínimo de investigación caen por su propio peso. Pero, ¿a quien le apetece perder el tiempo investigando un poco hoy en día?

Es el caso de la famosa dieta mediterránea. Un cúmulo de circunstancias e intereses puestos a disposición del ciudadano enfermo de a pie.

Sabemos que antiguamente los paises cercanos al mediterráneo gozaban de buena salud en comparación a otros, al menos en su misma época. Entonces, ¿qué falla?

¿Dieta mediterránea?

Hay tantos flancos por donde atacar que sería imposible explicarlos detalladamente en un solo artículo. Desde la inutilidad de Ancel Keys al hacer sus famosos “estudios”,  hasta el fracaso de las dietas bajas en grasas que han convertido a la mayoría de países que la siguen en líderes en obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Pero quizás el punto más importante sea el de conocer cual era la verdadera dieta mediterránea.

Os dejo con un extracto de la traducción que hizo el blog vidasostenible de un texto de la fundación Weston A. Price (artículo relacionado)

La llamada “Dieta Mediterránea” es una fabricación americana por la sencilla razón de que dentro de Italia, y no hablemos ya de en toda la región mediterránea, la gente come de forma diferente. No obstante, históricamente sí existió algo parecido a una dieta italiana. Esta es la historia: A finales del siglo XIX, Italia acababa de unificarse en una nueva nación. Por entonces, Pellegrino Artusi escribió un libro de recetas titulado La Ciencia de la Cocina y el Arte de Comer Bien. Era una colección de recetas tradicionales de la Toscana y Emilia-Romana (en lo que se refiere a la comida, Emilia es para Italia lo que la Borgoña es para Francia). Este libro llegó a estar en segundo lugar en cuanto a éxito de ventas (el primero era la Biblia). Además es mencionado en un libro de texto de instituto, Historia de la Literatura Italiana, y por una buena razón ya que fue el responsable de que se extendiera un dialecto común en la clase media de la nueva nación. Fue la biblia de la gastronomía italiana para la clase media hasta los años 70-80, cuando la locura por lo bajo en grasa empezó a golpear con fuerza. Yo recuerdo que fue justo en esos tiempos cuando empezamos a comer bastante pasta y pan.

 

El libro de Artusi es la antítesis de lo que hoy en día es llamada la Dieta Mediterránea. Por ejemplo, una receta para el desayuno incluye huevos, mantequilla, anchoas, alcaparras y atún. Artusi enfatiza el uso de grasa animal y carne; de hecho, el libro constituye un festín de alimentos de origen animal. En realidad, el libro comienza con una medición del poder nutritivo de diferentes tipos de carne, con la ternera en el primer puesto de la lista. Hay una sección sobre la pasta en la que Artusi recomienda a los niños, a los ancianos y a las mujeres embarazadas o en la lactancia, que no consuman pasta porque “esto hará que sacien su hambre con ella y no consuman otros alimentos más ricos en nutrientes, como la carne o el pescado…”, y advierte sobre el peligro que constituye ésta para “las personas con tendencia a la obesidad” que no deben consumirla porque “todos los médicos saben que la harina no tiene poder nutritivo e inmediatamente se transforma en grasa corporal“.

 

Los productos italianos más famosos son los de origen animal: 400 tipos de queso tradicional, a la mayor parte de los cuales las leyes estatales les exigen estar hechos con leche cruda (sin pasteurizar) para mayor pureza, como el Parmigiano Reggiano) y cientos de embutidos (prosciutto crudo, prosciutto cotto, salame, coppa, pancetta, mortadella, por nombrar solo unos pocos.

 

Durante los años 50 (cuando Ancel Keys visitó Italia e inició los mitos de la Dieta Mediterránea), muchas personas no podían entonces permitirse la carne, especialmente en el sur. Pero esto ciertamente no se consideraba como algo bueno. De hecho, muchas familias que no podían permitirse la carne aun así compraban pequeños trozos, al menos una vez a la semana, para alimentar a los niños. Mi abuelo, que luchó en la segunda Guerra Mundial, me solía decir: “No te quejes más sobre la comida. Tú puedes comer carne dos veces al día, no sabes la suerte que tienes. A tu edad yo ya sabía lo que era el hambre“. Los ancianos, que vivieron el fascismo, la guerra, la ocupación alemana, y luego contemplaron cómo sus ciudades eran destruidas por los bombardeos angloamericanos, solían hablar así a la nueva generación.

 

Para terminar, en un diario local de la ciudad del norte de Italia de donde yo soy, hay una sección histórica, del tipo de “cómo éramos antes”. Hace unos pocos meses publicó los siguientes documentos de su archivo: Al principio de los años 20, los precios de los alimentos estaban aumentando. Un grupo de “amas de casa de clase media” escribió a las autoridades pidiendo la creación de un comité para controlar los precios. También escribieron una lista de bienes esenciales cuyo precio debía ser controlado, en orden de importancia. El más importante era “mantequilla de primera calidad”. Luego estaba la “mantequilla de segunda calidad”. Luego la manteca de cerdo. Después el aceite de oliva. Seguidamente, una lista de carnes y embutidos. No se mencionaba el pan o la pasta en la lista. Muy diferente de la así llamada “Dieta Mediterránea”.

Puedes leer el texto completo traducido aquí.

Como dijo Robert Lustig en una entrevista:

Y es muy fácil, mucha gente piensa que la cocina italiana es la dieta mediterránea. Pero no hay pasta en la dieta mediterránea. La locura de la pasta empezó con los italianos emigrantes que no podían permitirse el lujo de comer carne y verduras aquí, y de hecho lo exportaron de vuelta a Italia, al igual que el chop suey a China. En realidad pasta y chop suey son inventos norteamericanos. La cocina italiana no es la dieta mediterránea, nunca fue y nunca lo será.

Share

Las causas de nuestra enfermedad [vídeo]

Este vídeo fue uno de los primeros que vi cuando empecé con todo esto, entonces no conocía a Robert ni su blog del que más tarde me hice fan.

Me parece un buen resumen de algunas de las dolencias que padece la humanidad moderna.

El vídeo tiene varias partes:

Estilo de vida

  • Estrés crónico
  • Déficit de descanso
  • Ciclos biológicos

Alimentación

  • Dieta basada en cereales, legumbres y lácteos
  • Déficit de grasas
  • Comer sin hambre

Actividad física

  • Sedentarismo
  • Ejercicio antinatural: Cardiovascular, Muscular analítico.

Muy recomendables también un par de vídeos más de Robert:

Bienestar Cavernícola – Tres revoluciones, tres errores

Bienestar Cavernícola – ¿Qué prefieres ser? ¿Cazador-recolector o agricultor?

Share