Anatomía de un comprador de supermercado

Atención, lo que viene a continuación es un producto totalmente subjetivo abierto a sesgos de cualquier tipo habidos y por haber.

No obstante suelo pisar con bastante frecuencia este tipo de locales y me suelo fijar en lo que la gente compra. Lo hago por entretenimiento más que nada, mientras espero mi turno en caja, podría llamarse deformación profesional hobbyal (toma ya). Lo que quiero decir con esto es que no saco estas conclusiones después de ver a 4 gatos durante algunas semanas, el número de sujetos es elevado.

Antes de nombrar a los grupos más o menos definidos de compradores con los que me suelo encontrar lo resumiré en una palabra, desastroso 😀

Y cuando hablo de supermercado me refiero a lugares como Mercadona, Carrefour, Eroski y similares. En tiendas pequeñas dedicadas a frutas, verduras, carnicerías, pescaderías no suelo ver tanto desmadre ya que solo puedes comprar productos básicos.

Ah! y me voy a centrar solo en la parte de alimentos obviamente, me importa poco si alguien compra una botella de lejía, papel de cagar higiénico o maquinillas de afeitar.

Niños y niñas

Son carnaza fácil para productos ultra procesados repletos de grasas y azúcares combinados con una publicidad muy directa y abundante. Los que menos deberían comer basura son los que más lo hacen. Rara vez me encuentro a algún niño o niña comprando productos básicos. Por una parte lo puedo entender ya que esos productos requieren cocinado (que comprasen fruta sería para ponerse a llorar de la emoción) y no es algo que interese mucho a esas edades. Pero la alternativa es lamentable. En cuanto a bebida, más de lo mismo, ¿quién quiere agua para beber teniendo mil y un refrescos para todo?

LA_RAZON_316156_boller_a

Las secciones estrella: la zona marrón (la parte del horno con toda clase de productos dulces y salados, bollería industrial, galletas de todo tipo a cada cual peor, etc). La zona de refrescos. La zona de bolsas de patatas fritas. Como decía, grasas de mala calidad + azúcares a tutiplén.

Chicos jovenes o mediana edad

Muy a mi pesar el tópico típico de que los hombres no cocinan parece que en este contexto se confirma. Ojo, recuerda que en este artículo me baso solo en lo que veo en este tipo de supermercados. Son los principales consumidores de comidas preparadas sin duda alguna. En general las marcas les dan un poco igual, miran más el precio. Fruta ni por asomo y la verdura a duras penas. ¿Pescado?¿Eso que es?. La pizza es la reina. Los embutidos también triunfan.

flautas-pollo-queso

Secciones estrella: La zona de preparados congelados tipo calentar (horno y microondas) y comer. La parte de comidas preparadas refrigeradas (arroces, pastas, lasañas, pizzas). La zona de bebidas, tanto con alcohol como sin.

Chicas jovenes o mediana edad

Aquí las empresas de publicidad han encontrado el filón. Ver la cesta de la compra de mujeres suele ser como ver los anuncios de la TV solo que la cajera tarda menos en pasarlos. No en vano hay muchos productos que parecen estar diciendo “mujer, voy a por ti, no tienes escapatoria“. Cajas rosas, siluetas esbeltas de mujeres por doquier, alimentos light, bajos en grasas, mil y un productos para “el tránsito”, etc. Grandes consumidoras de la zona marrón, aunque se centran en panes de todo tipo, harinas procesadas tipo galletas con 20 slogans y cereales milagrosos en cajas atractivas. La pasta es como una religión. Suelen consumir más fruta y verdura que los hombres, aunque no es para tirar cohetes. Los alimentos light y bajos en cualquier antes que nada. La zona de yogurs es imprescindible, y cuando digo yogurs me refiero a derivados lácteos extra publicitados en cajas llamativas con su anuncio en TV asociado. Los zumos también son populares. Obsesión por las calorías.

peligro-alimentos-light

Padres con hijos

El descalabro se magnifica. Se juntan las pocas ganas de cocinar con los caprichos de los niños. Resultado, pizzas precocinadas a mansalva.

2i1cz6w

Padre y madre con hijos

Cuando más se debería cuidar la alimentación, parece que peor va. Cada vez que veo un carrito de la compra de una pareja que va con los hijos me echo a temblar. Procesados, procesados y procesados. Y para los quisquillosos, con procesados no me refiero a un jamón de bellota que ha sido procesado y curado, si no a productos industrializados hasta decir basta con el único objetivo de vender más. Es una mezcla de la marquitis de las mujeres con los caprichos de los niños, que nunca piden nada bueno. El hombre aquí pinta poco. Un desastre se mire por donde se mire.

68147_big

Abuelas y abuelos

Abuelos la verdad es que veo pocos, así que me voy a abstener de comentar.

Abuelas son un regimiento :D. Y al como mujeres que son al fin y al cabo también les afecta el efecto TV, es raro no ver a alguna abuela sin su dosis de pseudolácteos tipo actimel, activia, densia, danacol, danaten, pinypon… La zona marrón también la explotan, y poco más. Me extraña que las abuelas no compren más productos básicos, lo que me lleva a pensar que quizás lo hagan como antaño en tiendas pequeñas y locales.

451470314_640

Gente sin muchos recursos

He decidido incluir este grupo porque, pese a no tener muchos recursos económicos (no les he preguntado pero hay cosas que se ven) el poco que tienen lo destinan a chorradas. No falla, siempre hago la prueba. Esperaría una compra de productos baratos y básicos, que cundan y alimenten. Pero no, lo que veo siempre es cervezas, barras de chocolate de marca, refrescos, pizzas, patatas fritas, etc. Si no fuese por el alcohol diría que es la compra de un niño.

########

No sé si me dejo a algún grupo, pero por si acaso, ¡que no se me ofenda nadie! Algunas cosas parece que las he sacado de un libro de tópicos pero es lo que veo día tras día. Siempre generalizando claro.

A veces me siento raro cuando empiezo a sacar cosas de la cesta para ponerla en la cinta y no hay ninguna caja de colores viendo lo que tengo a mi alrededor. La mayoría son bolsas de plástico transparentes con una etiqueta blanca marcando el peso procedente de la carnicería, pescadería o la zona de frutas y verduras.  Con esto quiero decir que, si bien es cierto que hay lugares mucho mejores donde comprar productos básicos de calidad, el ir a alguna de estar grandes superfícies no implica que llenemos el carrito de tonterías.

Resumen: Excesivo consumo de productos procesados/precocinados. Excesivo consumo de cereales refinados tanto en bollería, pizzas, pastas, panes, etc. Refrescos en vez de agua. Anuncios de TV -> cerebro -> supermercado -> mesa. A la cocina se entra porque está el microondas. Pescado y animales marinos en general, muy escasos. Carnes muy básicas y planas, pechuga de pollo o lomo de cerdo. Festival de la lechuga intentando cumplir el cupo de las verduras. Zumos en lugar de frutas.

Share