El timo de los boquerones aliñados con aceite de oliva en Carrefour

El otro día pasé por Carrefour, se me hizo tarde para comprar y era lo único que estaba abierto a esas horas. Esperando en la pescadería veo que al lado tenían unos cuantos envasados.

Boquerones en aceite de ¿?

Uno de ellos eran unos boquerones, y según la etiqueta ponía «Boquerones aliñados con aceite de oliva»

Uno lo que espera al leer eso es que los boquerones hayan sido preparados con aceite de oliva y no con aceite de girasol barato, que suele ser lo habitual.

No conozco exactamente cual es la legislación en este caso, ni si se podría declarar como publicidad engañosa. Pero el caso es que me puse a ver el listado de ingredientes y para mi sorpresa vi que realmente lo que llevaba era aceite de girasol en mayor medida y luego una cantidad menor y desconocida de aceite de oliva.

…de girasol, con un poco de oliva para cumplir.

A decir verdad no engañan a nadie, en el título pone «… con aceite de oliva» y aceite de oliva tiene. Pero como tú, yo y ellos saben, cuando se lee eso se espera que haya aceite de oliva en lugar de girasol.

Creo que hay una diferencia que usan, y es que no es lo mismo separar la frase  «Boquerones aliñados» y «Con aceite de oliva«, que ponerlo todo junto en una misma línea «Boquerones ALIÑADOS CON aceite de oliva«.

Sea como sea, que no te timen.

Share

Sardinillas en aceite de oliva o en aceite de girasol

Un ficticio comprador que acude al supermercado dispuesto a comprar una lata de sardinas en aceite y sal se encuentra ante este dilema:

Sardinillas en aceite de oliva o en aceite de girasol.

Sardinillas en aceite de oliva hacendado

Sardinillas en aceite de girasol hacendado

  • Si el comprador unicamente se basa en los consejos que los propios fabricantes dan acerca de sus propios productos o en ciertas organizaciones de dudosa financiación cogerá la lata de sardinillas en aceite de girasol. ¿Por qué? porque es más barato, si miras la cantidad de grasas ves que uno tiene 14 g de 100 g y el otro solo 9.3 g y encima ves que en la caja pone que es rico en ácidos grasos omega-3, ¡perfecto!
  • Si el comprador está un poco más informado y no tiene esa fobia a la grasa sin importar de que tipo sea sabrá que no importan esos 14 g de grasa ya que provienen de sardinas y aceite de oliva que son saludables y que aunque en  ambos paquetes indica «Alto contenido de ácidos grasos omega-3» vemos que el importante ratio omega-6 / omega-3 está descompensado en el caso del aceite de girasol. El caso ideal sería  que la cantidad de omega-6 sea la misma que la de omega-3, es decir un ratio 1/1. Vamos a calcular los ratios: Con aceite de oliva se cumple sobradamente (0.89 omega-6, 1.15 omega-3), incluso tiene más omega-3 que omega-6,  y en el caso del aceite de girasol vemos que por cada 100 g tenemos 4’98 omega-6 y 0.37 omega-3 lo que da un ratio de 13.45/1, bastante desequilibrado. En cuanto al precio, es preferible gastar esos céntimos de más en salud que malgastarlos con el otro producto.

Comparativa entre las propiedades nutricionales

A modo de resumen, los ácidos grasos son imprescindibles (tanto el omega-6 como el omega-3), el cuerpo no puede crearlos lo que significa que tienen que venir de la alimentación. El omega-3 que proviene de fuentes animales (salmón, arenque, sardinas, huevos…) mediante una sencilla transformación podemos aprovecharlos mientras que el que proviene de fuentes vegetales (aceite de oliva, aguacate, almendras…) necesitan una transformación más compleja antes de convertirse en aprovechables. Podéis encontrar algo más de información en este artículo.

Share

Las patatas fritas, snacks y la teoría del mal menor

No creo que haga falta recordar que este tipo de aperitivos son totalmente inútiles, la cantidad de nutrientes que aportan es cero y si nos ponemos a criticar uno no sabe ni por donde empezar.

Ahora bién, puede ser que por alguna razón X o Y haya que comprar una bolsita de este «manjar» si o si. En este caso hay que aplicar la teoría del menos malo.

Voy a poner algunos ejemplos:

Cheetos pelotazos

cheetos pelotazos

Entre otras cosas: Aceites vegetales, glutamato monosodico, aromas de humo (WTF..), azucar, etc.

Doritos

Doritos

Entre otras cosas:  Grasa vegetal, glutamato monosodico, dextrosa, azúcar, etc

Me hace especial gracia en los productos de PepsiCo que se permiten el lujo de poner:

Estilo de vida saludable:  Tus Doritos pueden formar parte de una dieta variada y equilibrada.

Chiste de la semana

En fin..Lo de la foto de la arcaica pirámide alimenticia ya es debate para otro post.

Patatas fritas extra crujientes sabor barbacoa Hacendado

Patatas fritas extra crujientes sabor barbacoa Hacendado

Entre otras cosas: Aceite de girasol, glutamato monosodico, azucar, fructosa, hidrolizado de proteina vegetal, aspartamo y acesulfamo, etc.

Ruffles Jamón

Ruffles jamón

Entre otras cosas: Grasa vegetal, glutamato monosodico, inosinato, cloruro potásico, proteina de soja hidrolizada, aromas de humo, etc.

Y por último, encuentro lo que considero la opción menos mala, el mal menor o como lo queráis llamar. Son unas patatas fritas con aceite de oliva Hacendado:

Patatas fritas aceite de oliva hacendado

Patatas fritas aceite de oliva hacendado

Ingredientes: Patata, aceite de oliva y sal.

Pocos ingredientes y los que hay sabemos lo que són, ya es algo. Eso si no penséis que va a ser aceite de oliva virgen extra que se renueva después de cada fritada, que sean las patatas de mejor calidad y que la sal no sea refinada…pero como he dicho antes creo que de lo que he visto estas son las menos malas.

Reglas básicas:

  • Intentar convencer a quien las quiere comprar que hay cosas mejores para picar.
  • Un producto tan simple que tenga 10 o 15 ingredientes ya huele mal de entrada. Cuantos menos mejor.
  • Que los ingredientes que tenga sepas lo que son.

Y ahora un par de anuncios con el slogan «¿A que no puedes comer solo una?» No, por algo será…

Share