El hombre, cuando se desgajó de la rama de los primates hace cuatro millones de años, a nivel de australipiteco, lo hizo porque dejó de ser un primate vegetariano y frugívoro para transformarse en un primate cazador.

 

(Félix Rodríguez de la Fuente).

Artículos relacionados:

Share

Deja un comentario