Sopa rica

Entrada rapidita, como el tiempo de preparación de esta sopa sencilla.

sopa rica

Como cualquier sopa, se puede modificar a gusto pero creo que para los pocos ingredientes que tiene no está mal en cuanto a propiedades nutricionales.

Ingredientes

  • Caldo casero.
  • Pechuga de pollo.
  • Brócoli.
  • Cebolla.

Preparación

  1. Picar la cebolla y trocear la pechuga en cómodos dados o tiras.
  2. Sofreír con un poco de aceite y sal.
  3. Echar el caldo.
  4. Dejar reducir un poco.
  5. Echar el brócoli troceado.
  6. Esperar a que se cocine y listo.
  7. A comer.

Especias

Una sopa puede modificar su carácter por completo solo con las especias. En mi caso le puse un poco de cayena en el sofrito, pimentón y un chorro de lima al final. Pero le puedes añadir curry, alguna mezcla de especias, ajo en polvo, jengibre, laurel…

El caldo

Es muy importante que el caldo sea casero, si usamos agua con color para que floten el pollo y el brócoli no hacemos nada. La gracia es que el caldo ya de por si tiene muchas propiedades. El que usé yo lo hice a partir de huesos de ternera, carcasas de pollo y cebolla todo previamente tostado al horno, junto con algunas hortalizas y más horas que un reloj.

Otros ingredientes

Echa todo lo que quieras a la sopa, trozo de cebolla huérfano en la nevera, perejil, patata, colinabo, cualquier hortaliza, espinacas… A la que hice yo le puse unos fideos de arroz que tenía por ahí.

Share

Sashimi de atún y mango con mousse de aguacate y chips de plátano macho

El otro día vi en el programa de TV MasterChef (versión EEUU creo) algo parecido, solo que con maracuyá y rábano si no recuerdo mal.

Ingredientes

Atún (previamente congelado por aquello de los bichitos), mango, cebolla roja, aguacate, plátano macho, sésamo, lima, limón, salsa inglesa (opcional), ghee (opcional) o mantequilla, cilantro, sal, pimienta, ganas.

Estos son mis ingredientes, si no le gustan tengo otros.

  • Ohhh, no puedo hacer el plato porque me falta la cebolla roja“, incorrecto.
  • Ohhh, no puedo hacer el plato porque me falta el atún“, incorrecto.
  • Ohhhhh no puedo hacer el plato porque prefiero estar viendo chorradas en la tele“, incorrecto.

La salsa

Yo pongo un poco de aceite de oliva virgen extra, limón, sal, pimienta y un chorrito de salsa inglesa. Cantidades al gusto, mejor echar y probar.

El atún

Lamina el atún como buenamente puedas con un cuchillo bien afilado.

Coloca algunas tiras de mango y cebolla roja. La cebolla roja puede estar unos minutos macerando en vinagre de arroz o manzana antes de ponerla.

Tuesta un poco de sésamo.

Echa un poco de salsa encima del atún, coloca la cebolla y el mango y finalmente esparce el sésamo.

El mousse de aguacate

Cuando hago guacamole me gusta que quede rústico pero en esta ocasión he hecho una versión mas pija y sencilla.

Pon la carne del aguacate en un bol, aplasta bien con un tenedor. Echa zumo de lima, sal, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Si tienes un robot de cocina de estos famosos seguramente acabarás antes y te quedará una textura de mousse. Yo decidí usar mi brazo, que para algo me lo han puesto ahí.

No se me ocurrió otra cosa que coger unas varillas de estas de montar nata y empezar a darle a ver que pasaba. Al cabo de un rato tenía una textura cremosa y ligera bastante aceptable, ¡pude hasta poner el invento en un cucurucho emulando una manga pastelera para emplatar!

Los chips de plátano macho

Pela el plátano y córtalo a rodajas finas (algunas me quedaron excesivamente gruesas). Calienta ghee o mantequilla o aceite de oliva, lo que prefieras o tengas. Hazlo hasta que queden bien dorado y crujiente.

Propuesta de presentación.

sashimi-atun-aguacate-mango-platano-macho

Proteína completa (atún), grasas saludables (aguacate, aceite de oliva, atún) e hidratos (plátano macho, mango).

Hay gente que a esto lo llama dieta desequilibrada y milagrosa.

risas

¡A comer!

Share

Salmón marinado al estilo de mi madre

Sinceramente no recuerdo si la receta la sacó de algún sitio, se la dijo alguien o se le ocurrió a ella, pero como yo la conozco por ella así se queda.

Es una forma fresca de preparar salmón más propia de verano que de invierno, pero cada uno que lo prepare cuando le apetezca, porque rica está igual.

Es muy sencilla de hacer, es nutritiva y además colorida 😀

Ingredientes

Salmón, pimiento (rojo, verde, amarillo… lo que tengas), cebolla, alcaparras, perejil, aceite de oliva virgen extra, limón, pimienta, sal, cúrcuma (opcional).

Pasos

1) Filetea el salmón como si estuvieses haciendo un carpaccio, aunque no tan fino, se tiene que notar el salmón perfectamente.

Salmón fileteado.

Salmón fileteado.

2) Corta en brunoise  (a daditos de toda la vida) el pimiento y la cebolla. Esta última la puedes cortar un poco más fina que el pimiento. Trocea perejil. Añade alcaparras en vinagre.

IMG_1687

Hortalizas frescas y coloridas

3) Pon todo en un bol y aliña generosamente con aceite, sal, pimienta, limón exprimido y un poco de cúrcuma. Remuevetodo bien. La cantidad de aliño será a gusto del consumidor, ve probando y rectificando.

4) Èchalo todo encima del salmón. Deja que la sal y los ácidos como el limón actúen marinando el pescado y “cuezan”. Yo lo dejaría mínimo 1 hora en la nevera, pero como decía antes puedes echar y comer o dejarlo más rato.

Y listo!

Y listo!

Pescado azul, proteínas completas, grasa rica, hortalizas frescas, perejil, cúrcuma… ¡Lo tiene todo! y sin necesidad de encender el fuego.

Habrá gente que piense “pero entonces… Es pescado crudo!, uff, no me gusta”. Por esa regla de 3 tampoco gustarían los boquerones en vinagre y no veo que nadie le ponga ascos. No, en serio, pruébalo. El salmón en crudo es un pescado bastante suave y si lo dejas tiempo a que se marine te parecerá que está totalmente cocinado.

Espero que te guste tanto como a mí, con esta preparación soy capaz de zamparme un plato gigante de una sentada.

Gracias mamá!

Share

Experimento: 5 ingredientes 1 receta

Resumen del experimento

Intentaré hacer una comida medianamente comestible con los 5 ingredientes que me digáis al azar en los comentarios. Publicaré la elaboración y el resultado final, así como la valoración posterior del experimento usando los 5 primeros.

Normas

Puede ser cualquier ingrediente que se os ocurra que cumpla los siguientes requisitos:

  • Cada persona podrá decir solo un ingrediente en los comentarios.
  • Ingredientes Paleo/evolutivo/primal/semiancestrales/etc (carne, pescado, marisco, verduras, frutas, hortalizas, frutos secos, tubérculos), aunque se admiten arroz y queso.
  • No excesivamente complicado y caro. Vamos que se pueda encontrar fácilmente en cualquier supermercado tipo mercadona (si luego decido comprar el ingrediente en otro lado ya es cosa mía) y no me cueste un riñón.
  • No elaborados. Es decir, me vale tomate pero no ketchup.
  • No cuentan los aderezos. Las especias y aliños ya los pongo yo.
  • Intentaré usar solo esos 5 ingredientes, aunque si veo que es una mezcla imposible o que con un sexto mejoraría, podré añadirlo.

Expectativas

Espero que el resultado sea satisfactorio y que puedan convocarse más ediciones del experimento.

Etiquetas de este experimento

Creatividad, imaginación, aprendizaje, investigación, reto, novedad, prueba, error, tontería, motivación, estómago, paladar, juego.

Nota final

Piedad para el sufrido cocinero, que luego tendrá que comérselo :D. Aunque no os lo puedo prohibir, intentad no ser excesivamente malévolos con la elección.

ACTUALIZACIÓN: Ingredientes seleccionados

¡Qué rapidez en contestar! Gracias por los comentarios.

Los ingredientes seleccionados son: Lechuga, salmón, acelgas, cebolla roja, rabo de toro (creo que será un poco complicado de conseguir, si no lo encuentro fácilmente por la zona pasaré al siguiente ingrediente: higos)

Cuando se me ocurra lo que hacer con eso y lo haga, publicaré la receta en un nuevo post.

 

Share

Receta: Musaka al curry con leche de coco

Después del éxito de la Musaka sin bechamel llega… ¡Musaka al curry con leche de coco!

Se me ocurrió el otro día hacer esta variación y la verdad es que me (nos) gustó como quedó. Un punto picante, un punto dulce-exótico, tostada, sabrosa y jugosa.

No es la mejor foto del mundo pero es que teníamos mucha hambre...

No es la mejor foto del mundo pero es que teníamos mucha hambre…

La preparación es más o menos la misma que en la otra pero cambian o se añaden algunos ingredientes. Como siempre puedes hacer lo que te venga en gana y añadir o quitar ingredientes/cantidades al gusto 😉

Berenjenas

  • Cortar en rodajas unas 3 berenjenas grandes, depende del tamaño pueden ser 5.
  • Dejar que reposen un tiempo en agua con sal para que eliminen un poco de amargor.
  • En una plancha tostar las rodajas con un poco de aceite y sal.

Relleno

  • Poner a remojo algunos tomates secos.
  • Cortar 2 o 3 cebollas y ponerlas a pochar junto con un par de dientes de ajo. Añadir una hoja de laurel y sal.
  • Cuando la cebolla esté lista, salpimentar la carne picada (unos 500gr para 2 personas, al gusto) y tostarla bien para que coja sabor.
  • En lugar de zanahoria para combatir la acidez del tomate, añadir un puñado de pasas (sin pasarse)
  • Añadir el curry sin miedo, yo en este momento solo tenía en polvo, si tienes en pasta mucho mejor.
  • Añadir el tomate seco troceado y tomate triturado y dejar tapado unos 20-30 minutos a fuego bajo.
  • Debe quedar una especie de boloñesa, ni muy seca ni carne nadando en tomate.

Para echar por encima

  • En lugar de la típica bechamel vamos a tirar de nuestra querida leche de coco. 
  • Echamos en un cazo un bote de leche de coco, añadimos un poco de nuez moscada rallada y dejamos a que reduzca un poco el agua para que no sea excesivamente líquida.

Montaje

  • En una bandeja ponemos una capa de berenjena
  • Otra de relleno
  • Otra de berenjena
  • Otra de relleno
  • Y por último otra de berenjena.
  • Echamos la leche de coco por encima para que vaya filtrando bien (también puedes echar un poco antes de la segunda capa de relleno)
  • Y para terminar si quieres queso rallado por encima
  • Realmente no hace falta mucho tiempo al horno porque ya está todo cocinado, pero lo más interesante de este plato es que todos los sabores vayan mezclándose, así que cuanto más tiempo mejor a fuego medio-bajo y cuando esté a punto de salir le das un toque fuerte para que tueste por arriba.

Ni que decir que este plato al día siguiente está muchísimo mejor.

¡Que aproveche!

Share

Cómo mejorar rápidamente un gazpacho industrial

Primera opción: Hacerlo en casa.

Segunda opción: Que te lo haga tu madre adrede.

Tercera opción: Industrial.

Si por lo que sea tienes que optar por la tercera opción puedes mejorarlo ligeramente (al menos para mi) de forma muy sencilla.

Viértelo muy frio en un vaso, añade un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra de calidad, un poco de pimienta recién molida y un toque de comino en polvo.

Y si lo quieres para cuchara, lo viertes en un bol pequeño, añades lo mismo de antes y picas un poco de cebolla, pepino y pimiento rojo/verde fresco.

gazpacho1

Share

Receta: Causa peruana, con lo que haya cerca

Me gustan las recetas flexibles y sencillas, que admitan multitud de variaciones a partir de los ingredientes disponibles en cada momento.

Es el caso de este plato típico de Perú.

Causa peruana de atún, más o menos.

Causa peruana de atún, más o menos.

Si lo preparas en una tarrina es muy cómodo de transportar y comer,  lo puedes llevar para almorzar en el trabajo algún día por ejemplo.  Si es que necesitas almorzar, claro. En mi caso tengo una facilidad pasmosa para adelgazar, así que suelo almorzar casi todos los días algo (variado, eso si, que siempre lo mismo como hace mucha gente me aburre), y por lo tanto puedo incluir tubérculos sin miedo.

Me gusta la idea porque en el mismo plato tengo hidratos, proteína, grasa y hortaliza fresca. Olvídate de desayunar cereales azucarados de caja con leche desnatada a.k.a “aguachirle”, para “tener energía todo el día”.

Bueno, basta de cháchara.

La idea es preparar una especie de puré de patata que servirá como base y cierre. El relleno es lo que va a variar según gustos o disponibilidad de ingredientes.

La versión que voy a hacer es con atún.

Preparación del puré de patata

Según he leído se debería componer de: patata amarilla, pasta de ají amarillo, lima, sal y pimienta.

Yo ahora mismo tengo patatas normales y no tengo ají.

Pongo las patatas a cocer con un poco de sal. Cuando están ya hechas las saco y les quito la piel. En una bandeja y con ayuda de un tenedor (el pasapuré de los pobres) la voy machacando. Como no tengo ají le pongo unos chiles muy picados y un ajo. Le agrego un poco de mantequilla cuando aún está la patata caliente. Sal,  pimienta y un chorrito de lima. Y para darle un poco de gracia al color le añado cúrcuma.

Sobre las patatas, procura que no estén ya grilladas o que presenten zonas verdes para evitar la mayor cantidad de solanina posible.

Preparación del relleno

No tiene mucho misterio, se trata de ir añadiendo capas de ingredientes.

Yo voy a poner una capa de puré, otra de aguacate con un poco de limón y sal, otra de tomate y finalmente atún en aceite de oliva. Luego solo queda terminar con otra capa de puré y listo. El grosor de las capas de puré depende de ti.

También lleva mayonesa pero yo he evitado ponerla.

 

Como decía, esta preparación admite variaciones. Te pongo ideas para otra ocasión:

Opciones para hidratos: Puré de patata, tomate, hoja verde, cebolla…

Opciones para proteínas: Atún, salmón ahumado, huevo, bacon, pollo, gambas…

Opciones para grasas: Mantequilla, aceite de oliva virgen extra, aguacate, frutos secos, queso…

Recuerda que no hay ingredientes puros que sean solo grasa o solo proteína, es una clasificación orientativa.

Combinaciones hay cientos, ve probando y selecciona las que más te gusten.

Por supuesto puedes añadir las especias que quieras tanto a la patata como al relleno.

Como cualquier plato, puedes dedicarle más o menos tiempo en la elaboración. Desde ir añadiendo productos frescos o ya hechos, a trabajarte un pollo marinado a la plancha, añadir cebolla cortada fina y reposada en un poco de vinagre, adornar con pimientos del piquillo cortados a tiras, o tostar ligeramente el puré de patata para enfatizar el sabor.

Aunque en principio es una receta fría, puedes realizar alguna variación que admita un ligero, o profundo,  gratinado al horno. Seguramente ya no será una causa (si hay algún peruano leyendo agradecería su opinión) pero seguirá siendo una comida rica, nutritiva y fácil de preparar.

Share

Sartenada con judías verdes, boniato y curry

No sé porqué pero cada vez que hago una sartenada suele caer en Domingo, y además suele ser del tipo “Sartenada con lo que sea“.

Así que para no perder la tradición ayer volví a hacer una. El espíritu es abrir la nevera o echar un vistazo a la despensa y ver que hay disponible. Hay que  intentar buscar combinaciones que a priori no sean del tipo “mejillones con nocilla”, aunque algunas veces los experimentos salen bien.

Nos habían dado unas judías verdes planas, tenía unos boniatos rojos por ahí y un tomate grande que estaba aburrido… ¿Se puede hacer una sartenada con eso? vamos a experimentar.

Como siempre, os pongo como hice esta pero ni mucho menos hay que seguir al pie de la letra nada, la publico para que veáis que no siempre tiene que ser de lo típico.

Ingredientes: (Para 2) 4 huevos, un puñado de judías verde planas, medio boniato rojo, una cebolla, un tomate, ajo, albahaca, jamón, queso, pimienta, sal, aceite, curry, jengibre y no recuerdo si alguna especia más.

Procedimiento: Picar el ajo y sofreír un poco. Al poco echar la cebolla en juliana. Trocear en diagonal las judías para que queden como una especie de bastoncitos (con un pelador las repaso por ambos lados antes para quitar hilillos) y echar a la sartén. El boniato lo mismo, trocearlo en bastoncitos no muy gruesos, echarlo a la sartén. Una vez que la cebolla quede blanda, las judías casi al dente y el boniato a punto también, rallar el tomate y acabar de rematar. Ni que decir que habría que salpimentar. Por aquí más o menos es cuando añadí el resto de especias y el curry (generoso). Como nos habían regalado un jamón no hace mucho, no iba a hacerle un feo así que corté unas cuantas lonchas finas y a la saca también. Una vez tenía la base más o menos hecha, seguí con el procedimiento habitual, 4 huecos en la sartén, huevos dentro, fuego bajo, unos trozos de queso por encima, tapa y esperar. Preferible que la yema no se termine de hacer del todo, cortarla en el plato y mezclarlo todo es un placer digno de dioses.

Media sartenada, la otra ya estaba a buen recaudo.

Media sartenada, la otra ya estaba a buen recaudo.

No tenía muchas esperanzas pero salió bastante rico, exótico, meloso y con un toque picante. Además de un contraste de texturas bastante interesante.

Share