Desde los primeros homínidos hasta la felicidad

[…] Este señor era Platón, el tema de la felicidad está muy ligado a la filosofía, Platón decía que la esencia del ser humano es el deseo, lo que quiere decir que permanentemente estamos deseando, cuando deseamos una cosa en nosotros habitan al mismo la esperanza y el temor, no hay esperanza sin temor, porque si esperamos algo tememos no conseguirlo. De manera que es imposible tener esperanza sin temor.

 

Y por ultimo cuando por fin conseguimos ,en el mejor de los casos, lo que proponemos, eso no nos puede hacer feliz porque el deseo es carencia, y nuestra esencia es desear, y no podemos desear lo que ya tenemos, solamente podemos desear lo que no tenemos, con lo cual el cliclo vuelve a empezar.

 

Un filósofo reciente, francés, comenta en un libro que cuando él era niño pensaba que un ciego si pudiera ver sería feliz, y sin embargo él que podía ver, no era feliz. Más adelante comprendió que la causa del problema es que nuestra naturaleza es el deseo, y que cuando ya tienes lo que carecías, cuando desaparece la carencia, desaparece el deseo y vuelves a desear otra cosa y entonces vives entre la esperanza de conseguirla y la zozobra de fracasar en el empeño de conseguirla y eso te lleva o a un nuevo cliclo o a la frustración. Con lo cual aparentemente no hay salida.

 

Bueno pues mi receta particular es proponeros una forma de resolver este problema, aparentemente irresoluble; y es que deseéis algo que, uno, podáis conseguir, y segundo, que cuando lo hayáis conseguido podáis volver a desear inmediatamente otra cosa que podáis conseguir, y que si os lo proponéis vais a conseguir. Es decir, que deseéis algo que está a vuestro alcance, que podáis proponeros, que sea inagotable y cuya consecución os hará felices durante el proceso, en el momento de conseguirlo y no se terminará ahí porque nuevamente empezará otra búsqueda. Eso que es inagotable, que produce felicidad y satisfacción todo el tiempo, que puede saciar esa sed de deseo que tenemos los seres humanos es simplemente el conocimiento.

 

Y dicho en otras palabras mucho más sencillas, para mi, particularmente no hay nada más feliz que aprender, una cosa tan simple como aprender. Todos los días podemos aprender algo, se aprende de muchas formas, se aprende conversando, se aprende viajando, se aprende leyendo… cuando uno aprende una palabra en otro idioma, luego puede aprender otra. Todos los días podemos meternos en la cama diciendo; hoy he aprendido esto nuevo y al día siguiente volver a empezar. Es más, mientras aprendemos somos jóvenes, porque ¿no es una característica de la juventud la exploración, el aprendizaje, la búsqueda?  El día que dejamos de aprender, o que deja de interesarnos el conocimiento, el día que ya no queremos saber más es cuando realmente estamos muertos, cuando hemos envejecido. De manera que, buscad conocimiento y eso os proporcionará una fuente inagotable y permanente de felicidad y de juventud.

Y es por eso este blog es el reflejo de una de mis tantas fuentes de juventud y felicidad 😉

735854_10151586443049186_1022996532_o

Os recomiendo ver la conferencia completa, ya no solo por el tema de la felicidad (lo trata solo al final) sino por el interesante recorrido que el señor Arsuaga hace de la evolución del ser humano desde el punto de vista antropológico.

Tomado prestado de Robert.

Share

Prevenir antes que curar

Ojeando una de estas revistas para mujeres llenas de «consejos saludables» leo en un artículo:

Consejos saludables

Consejos saludables

«Por la tarde. Tras comer es cuando más se elevan los niveles de glucosa, por eso, si caminamos una media hora a paso normal, reduciremos dichos niveles hasta un 30% y, con ello, el riesgo de diabetes. Además, no tendremos ansiedad por picar.»

Y digo yo, ¿No sería mejor que no se elevasen tanto los niveles de glucosa después de una comida?

Me parece más lógico comer adecuadamente y después reposar para hacer la digestión, que comerse un plato de macarrones seguido de una caminata de 30 minutos con la barriga llena para intentar rebajar los niveles… Es lo mismo de siempre.

 «Además, no tendremos ansiedad por picar», no sé donde encajar esto.  No tendrás ansiedad por picar si tus hormonas actuan correctamente y no vienes de una pico de insulina, cosa que después de un plato de macarrones por ejemplo es un poco difícil.

Share

Heroína para la tos de los niños, ¡mamá pica!

Puede que ahora nos sorprendamos de los anuncios de hace 80, 50, 30 o incluso 20 años. En aquellos anuncios podíamos ver productos impensables hoy en día que se vendían como la séptima maravilla, naturales, sanos, seguros y muy eficaces y que hoy sabemos que son puro veneno.

¿Pero os imagináis que pensarán dentro de 50 años las personas que vean los anuncios sobre alimentación / higiene / medicina que se emiten hoy en día? Pues más o menos la misma sensación que puedas tener tú al ver un anuncio de Bayer de principios de siglo publicitando la heroína como un sustituto eficaz de la adictiva morfina y un remedio infalible para la tos en los niños.

Heroin-Bayer

Copio y pego un artículo que me he encontrado con algunos anuncios más:

Un frasco de heroína Bayer. Entre 1890 y 1910, la heroína era divulgada como un sustituto no adictivo de la morfina y un remedio contra la tos para niños. Durante la temporada de invierno y primavera del año 1912 la casa Bayer costeó una sugerente campaña de prensa en España haciendo publicidad de su jarabe de heroína. A destacar el marco cotidiano, con escenas domésticas, empleado para ilustrar la campaña. Nótese también que las principales recomendaciones de los anuncios aludían a síntomas (tos, irritación) y enfermedades (catarro, bronquitis) poco o nada dramáticas, de hecho la única que se repitió ni siquiera apelaba a una disfunción concreta, sino que aconsejaba el empleo preventivo del Jarabe Bayer de Heroína “En la estación lluviosa”.
Durante años, Bayer sigue vendiendo la heroína como eficaz e inocuo sustitutivo de la morfina. Los anuncios a nivel mundial aseguran que, “al revés que la morfina”, la nueva sustancia produce un aumento de la actividad y hace desaparecer todo tipo de tos. A principios de 1900, algunas sociedades filantrópicas de EEUU llegan a distribuir muestras gratuitas de heroína vía correo para los adictos a la morfina que desean rehabilitarse. No será hasta años después cuando se descubra que la heroína no solo no es inocua sino que resulta aún más adictiva que la morfina. El proceso de transformación de la sustancia en el hígado da la clave del asunto: la heroína vuelve a convertirse en morfina dentro del cuerpo. En 1913 Bayer detuvo la producción de heroína y borró todo este embarazoso asunto de sus archivos.

Ya sé que huelga decirlo, y que nadie se cree nada de lo que dicen los anuncios de la tele (…) pero lo diré una vez más, huye de los productos milagro que puedas ver en la TV. Y dentro de productos milagro incluyo todo tipo de pseudoalimentos.

DoM-Heroina_Jarabe_Bayer-4

 

Share

Lógica aplastante

Nos hemos convertido en la civilización más sedentaria de todos los tiempos. Tenemos máquinas que hacen casi todo el trabajo pesado y el poco trabajo que queda consiste en estar sentado en su mayor parte. El entretenimiento de hoy en día se basa en estar sentado viendo la tele,  estar sentado jugando con una consola o estar sentado viendo una película en el cine. Los trayectos para ir a cualquier sitio los pasamos sentados en un coche, moto, autobús, metro, avión, tren… Incluso el poco tiempo que invertimos haciendo ejercicio nos lo pasamos sentados en la máquina de espalda, tumbados en la banqueta de press, sentados en la máquina de pecho, sentados en la máquina de bíceps, piernas, remo…Y en un alarde de desgaste nos pasamos una hora sentados en el sillín de una bicicleta escuchando música alta.

Ante tal descomunal desgaste energético (nótese la ironía), la dieta recomendada y llamada equilibrada actualmente se basa en la ingesta desproporcionada de hidratos de carbono «para tener energía suficiente» a diferencia de la dieta que seguían nuestros antepasados hace miles de años cuando tenían que moverse para hacer cualquier cosa. Y por si nos quedásemos cortos y necesitáramos esa energía inmediatamente para poder regular la altura de nuestra silla, mucho mejor si son carbohidratos de asimilación rápida como harinas o azúcares refinados.

*Respiración profunda*

Unos genios.

Paleolitico cueva

Share

Conformidad social

[…] Éste es un ejemplo extremo de conformidad social, pero el fenómeno está muy presente a nuestro alrededor. El «refuerzo comunal» es el proceso por el que una afirmación se convierte en una creencia fuerte a partir de su reiterada aseveración por parte de los miembros de una comunidad dada. Esa conversión es independiente del hecho de que la afirmación en cuestión haya sido adecuadamente estudiada o no, o de si está sustentada en datos empíricos suficientemente significativos como para ser creída por personas razonables.

 

El refuerzo comunal explica en buena medida cómo se transmiten las creencias religiosas de generación en generación dentro de una comunidad. También explica cómo es posible que, en general, en el seno de las sociedades, las recomendaciones de los terapeutas, los psicólogos, los famosos, los teólogos, los políticos, los presentadores de televisión, etc., puedan suplantar a las pruebas científicas y resultar más potentes que éstas. […]

Goldacre, Ben. “Mala ciencia.”

Share

El mono y la fruta

Hasta hace bien poco, los antropólogos pensaban que los monos y los simios eran absolutamente vegetarianos. Hoy día, la observación más estrecha y meticulosa de los primeros en estado salvaje ha permitido establecer que la mayoría de éstos son tan omnívoros como nosotros. Y muchas especies de monos y simios no sólo son omnívoras, sino que también se asemejan a los humanos en que arman un gran alboroto cada vez que comen carne.

 

Por tratarse de criaturas bastante pequeñas, la principal presa de los monos suelen ser insectos, más que mamíferos.

 

Ahora bien, dedican mucho más tiempo a capturar e ingerir insectos de lo que se pensaba hasta ahora. Este descubrimiento ha aclarado un viejo enigma referente al modo en que los monos se alimentan en estado salvaje. Al abrirse paso por la cubierta forestal, muchas especies de monos dejan caer una lluvia constante de restos de hojas y frutas a medio masticar. El posterior estudio de los bocados que consumen comparados con los que desechan indica que los monos, más que descuidados, son escrupulosos. Antes de escoger una fruta, los monos olisquean, palpan, mordisquean en plan exploratorio y escupen lo mordido muchas veces. Pero lo que buscan no es la manzana perfecta, madura, inmaculada del Jardín del Edén; lo que les interesa es dar con aquellas que esconden gusanos. En efecto, algunas especies amazónicas están más interesadas en las larvas que en la fruta. Abren los higos infestados de gorgojos, se comen los gorgojos y tiran los higos. Algunos comen tanto las frutas como las larvas, escupiendo la porción que no está deteriorada. Otros ignoran sencillamente los frutos que no muestran indicios de descomposición causada por insectos.

Extracto del libro «Bueno para comer» de Marvin Harris.

Share

Al final todo caerá por su propio peso

[…] Y es que es incomprensible que desde los más altos estamentos, que se supone deben velar por la salud pública, no se haya efectuado una revisión crítica de la literatura científica, y se continúe difundiendo los conceptos nutricionalmente aceptados desde hace décadas. Estos organismos deberían afrontar la evidencia con la mayor neutralidad posible, y tener el valor de romper con la tradición, de admitir errores pasados, o simplemente que la nueva evidencia apunta en otra dirección, y ser muy cuidadosa en las recomendaciones que emite. […]

Extracto de «Una evidencia contradictoria«

Frenar de golpe el enorme buque de las «recomendaciones oficiales» cargado de lingotes de oro va a costar, y mucho. Poco a poco se va enderezando el rumbo pero aún quedan muchos años por delante. Así que consigues subirte a una lancha y desviarte hacia el correcto, eso que llevas adelantado.

Share