¿Cómo señalar partes interesantes de un libro sin un lápiz o rotulador?

Esto me parece tan tonto que quizás por eso mismo hay gente a la que no se le ha ocurrido, así que lo voy a compartir por si a alguien le sirve.

Suelo leer más en formato electrónico, una por comodidad para buscar, leer, tomar notas, almacenar, transportar… y otra porque son más baratos que las versiones equivalentes en papel. Pero a veces sea por capricho o porque no está disponible la versión digital tengo algunos en papel (como cambian los tiempos..).

El 90% de los libros que suelo leer son de no ficción, rara vez cojo alguna novela. Lo que significa que es habitual que marque algunos párrafos o páginas enteras de cosas que considero importantes. Eso en el iPad o en la mayoría de ebooks es sencillo, marcas y ya está, pero en papel hay que señalarlo fisicamente con un boli, lápiz o rotulador fluorescente.

No me gusta por 3 razones:

  1. A no ser que lo hagas con un lápiz, lo que marques ya no lo podrás borrar o modificar.
  2. Tienes que ir página por página para ver si hay algo resaltado o no cuando revises de nuevo el libro.
  3. Necesitas de material externo.

Lo que hago yo es usar la esquina superior de una hoja para marcar por donde voy, y la esquina inferior para marcar aquellas páginas que tienen algo de interés.

Además la esquina inferior la doblo a izquierda o derecha según si la parte interesante está en una cara u otra. Y de paso, de un vistazo al lateral del libro puedo ver donde están las páginas interesantes sin si quiera abrir el libro.

marcador de páginas mínimal y lowcost

Material usado para todo: El libro y ya.

Puedes usar marcadores de páginas de perritos y demás, o también puedes llenar el libro de pegatinas de colores para marcar páginas. Yo soy más mínimal, que le vamos a hacer, me resulta más cómodo.

PD: Evidentemente esto es válido cuando el libro es tuyo, si es de un amigo o de la biblioteca no te vas a poner a doblarlo por todas partes.

Share

Sobrevivir

El otro día viniendo en tren a trabajar se me ocurrió este relato/cuento que he escrito de forma un tanto apresurada por lo que es posible que en un futuro lo vaya mejorando.

Realmente no tiene mucha conexión con el blog pero…Ah no, si que la tiene, que el blog es mio xD.

Nada, os dejo con el relato y espero que os guste. No es muy largo y se lee rápido.

##################

Me despierto pensando en cuánto tiempo había pasado ya.

Es increíble como un pequeño acontecimiento puede cambiar tu vida por completo. Si no me hubiese separado unos minutos para investigar por mi cuenta aquel sonido que venía del lago no me hubiese resbalado por aquella grieta, no me hubiese golpeado la cabeza y no habría perdido el conocimiento durante horas.

Éramos un grupo de exploración bastante numeroso, probablemente por eso se dieron cuenta demasiado tarde de mi ausencia.

Yo era el especialista en sonidos. Únicamente escuchando el canto de un pájaro, por ejemplo, sabía si se había perdido, si estaba buscando a sus hijos o había un peligro cerca.

Al recobrar el conocimiento intenté buscar el rastro del grupo pero fue inútil.

En aquel momento me armé de valor y decidí quedarme cerca del lago, si me alejaba mucho corría el riesgo de quedarme sin agua, lo que es mucho peor que quedarse sin comida. Fue una solución temporal hasta que las heridas y contusiones que me hice cuando resbalé sanaran.

lago-bosque-y-montañas_1106484074

Desafortunadamente una de esas contusiones fue algo más, nunca terminó de curarse y me dejó una cojera crónica. Aquello fue un lastre tanto para intentar buscar algo de comida como para huir si fuese necesario.

Vuelvo al presente. Sigue leyendo

Share

50 libros de nutrición con una manzana en la portada

El otro día me hacía la pregunta en twitter, ¿Cuántos libros de nutrición hay con una manzana en la portada?

Las razones son obvias, una manzana se suele asociar a “comida sana” y por lo tanto resulta apropiada para poner en la portada de un libro que habla de como comer bien. El colorido de la fruta también ayuda a destacar.

Como decían por ahí, yo en lugar de una manzana pondría algún otro alimento más nutritivo (la manzana de hoy en día no deja de ser agua+fibra+azúcares y poco más), como por ejemplo el huevo.

Sea como sea, y sin que sirva de indicador para juzgar si un libro vale más o no por el hecho de tenerla, he aquí un pequeño listado a modo de ejemplo:

B007OZZKGI.01._SX291_SCLZZZZZZZ_V394365842_ 41pmRSiBxoL._SY445_ 41rbX-x5DrL._SY445_ 41F9gJQUUTL._SY445_

La-dieta-anti-Dukan151eevTWlpWL._SY445_ 51QEM2d+U0L._SY445_ 51itvFBMneL._SY445_ 41Y8cE8hQKL._SY445_ 41COiB1mmGL._SY445_ 41HhLFH6JEL._AA258_PIkin4,BottomRight,-31,22_AA280_SH20_OU30_ 51W2FKP2TVL._SY445_ 51TAw-bNm6L._SY445_ 414CS1AY6QL._SX342_ la-dieta-del-dr-atkins-para-desafiar-el-envejecimiento_MLC-F-3294915239_102012 51RM10BYK8L._SY445_ 51kStfnNpXL._AA258_PIkin4,BottomRight,-42,22_AA280_SH20_OU30_ 51BAJ34ECQL._SY445_ 41BuprUiq3L._SY445_ 41LNNlYGhfL._SY445_ 41iPjootbXL._SY445_ 41ocSSFrHuL._SY445_ 51EFsTNFYdL._SY445_ 31F-ArK+lpL._ 41WEsofp5mL._SY445_ 41LtzfBPYpL._SY445_ 41x084QU2PL._SY445_ 41aC3zvdDVL._AA258_PIkin4,BottomRight,-43,22_AA280_SH20_OU30_ 41Q+v+LHh3L._AA258_PIkin4,BottomRight,-41,22_AA280_SH20_OU30_ Comer-sin-miedo 41wlN4PZHSL._SY445_ 51hq7IncAHL._SY445_ 5919 519TbzGYGlL._SX342_ 41ER1KpC3VL._SY445_ 518bRv-PnaL._SX342_ 51jXiGtc4dL._SY445_ 41ZImAJ4mQL._SY445_ 51nRH2BBEZL._SY445_ 51AjaF5H1CL._SX342_ 41Sbjymhb5L._SX342_ 41pU-kK0KzL._SY445_ 41d-R3ChOXL._SY445_ 51H-ZiSwLIL._SY445_ 41sqU2ZSfuL._SX342_ 41Mv0fdpHjL._SX342_ PORTADA-PLANA-BLOG-716x1024 41Q7NPZSARL._SY445_ 51BHA0rg6iL._SY445_ 510bets3lJL._SY445_

Y ya está bien por hoy.

Ah! y eso solo en castellano.

Share

La felicidad en fuentes externas

la_foto_2

[…] Muchos de nosotros experimentamos esto: intentamos encontrar la felicidad en la gente y las cosas a nuestro alrededor en vez de buscarlas dentro. Y, por supuesto, el placer que obtenemos de estas cosas no es constante, solo temporal, y por eso nuestra felicidad sube y baja dependiendo de si estas cosas nos dan felicidad ahora mismo o no.

 

Podrías no darte cuenta, pero es probablemente algo que haces en al menos un área de tu vida. Voy a considerar algunos ejemplos de fuentes externas de felicidad, aunque no te estoy juzgando a ti ni a nadie. Obviamente he hecho esto muchas veces y todavía lo hago, y creo que es algo que todo ser humano hace. Eso no significa que no podamos cambiarlo, pero lenta y gradualmente.

 

Aquí tenemos algunas formas en que la gente busca la felicidad de otras personas o cosas:

 

1. Esposo/a o novio/novia. Es un problema tan común. Tenemos un ideal de lo que una relación romántica debe ser y esperamos que nuestra pareja nos haga feliz de muchas maneras. Queremos que ellos nos quieran, hagan cosas románticas o sexys, que nos muestren que les importamos de mil maneras, que pongan nuestras necesidades por delante de las de cualquier otro (incluyendo las suyas), que sean siempre amables y considerados y respetuosos.

 

Esto es una fantasía, por supuesto, y en verdad cuando estás en una relación a largo plazo con alguien la fantasía siempre se viene abajo. La otra persona tiene que ocuparse de sus propios problemas, y nosotros nos enfadaremos y seremos maleducados a veces, y no siempre el perfecto compañero romántico que pretendemos. ¿Qué significa esto para nuestra felicidad? Bueno, cuando ellos son cariñosos y estupendos, ¡nos sentimos tan felices! Pero cuando no lo son, nos enfadamos o deprimimos o decepcionamos. ¿Por qué ya no nos aman? Y por eso sentimos que ya no somos dignos de ser queridos y nos preocupamos por que nos rechacen.

 

2. Adicciones. Comida, drogas, alcohol, videojuegos, TV, algo en intemet, sexo, pomo. Cada una de estas cosas nos da placer, al menos temporalmente, y por eso son modos fiables de encontrar un momento de felicidad. Puede que no controlemos a nuestras parejas o niños o colegas o incluso nuestros trabajos, pero podemos controlar estas cosas —si queremos comer, normalmente podemos—. Si queremos fumar hierba o tomar una cerveza, normalmente podemos. Por supuesto, estas cosas solo nos dan placer temporal, y por eso cuando no estamos consumiéndolas, las queremos. No somos felices, porque nuestra felicidad depende de si estamos usando estas cosas o no. Y por eso regresamos a por más, y así sucesivamente.

 

3. Emoción y pasarlo bien. Esto puede manifestarse de muchas maneras: a la gente le gusta ir de fiesta, bailar, beber con los amigos. O tener citas con personas o salir a buscar plan al bar. Otras veces la gente busca la emoción en las aventuras, deportes o los viajes. No hay nada malo con practicar deportes o viajar o salir con los amigos, por supuesto. Pero lo que hay que ver es si estás buscando la felicidad en esas cosas. Y si cuando no las tienes, te sientes infeliz. Porque no puedes sentirte emocionado en todo momento de tu vida y cuando no te sientes así tu felicidad se desplomará.

 

4. Trabajo. Si eres un adicto al trabajo o adicto a estar siempre ocupado, podrías estar buscando la felicidad en tu trabajo. Otra vez, no hay nada malo con hacer trabajo que disfrutes y que incluso ames. Yo lo hago y obtengo satisfacción de ello. Pero deberías prestar atención a lo que ocurre cuando no estás trabajando: ¿hay un sentimiento de privación?, ¿ansías volver a ello?, ¿es el lugar donde buscas la felicidad? Si es así, entonces solo estarás contento cuando estés trabajando. […]

Libro “Desapegarse sin anestesia” de Walter Riso.

Share

El encéfalo y la percepción

[…]¿Existen los colores? ¿Y los sabores? ¿Los sonidos? Existen, desde luego, pero como una construcción de tu encéfalo. Ahí afuera lo que hay es radiación electromagnética, moléculas, ondas de aire, etcétera. Como acabamos de ver, tu mundo es una recreación virtual que se hace en parte tomando esa información, y digo “en parte” porque lo que tú percibes se genera a partir de los datos frescos que entran por los sentidos, junto con información que está almacenada en la memoria -ahora viene lo interesante- una buena dosis de imaginación por parte del encéfalo. La percepción no es el reflejo pasivo de lo que entra por los sentidos, como la impresión que hace la luz en una placa fotográfica o en un sensor digital. No. Es una construcción activa en la que también son importantes las “pinceladas” que tus neuronas se sacan de la manga (eso sí, con buena intención). […]

 

[…] ¿Cuál es la razón de esa afición del SNC por rellenar huecos, inventar contornos de objetos o modificar sonidos? El sistema ha evolucionado, Julia, para mostrarte un mundo que tenga sentido, que sea coherente y, además, lo hace de manera activa y con una fuerte tendencia a la predicción. En el mundo de ahí afuera no hay borrones negros volando ni objetos sin sentido formados por piezas rotas. Si ves una parte de una silla puedes imaginar con facilidad el resto. Si a través de una ventana ves el tronco de un árbol, lo normal es que en la parte de arriba haya un montón de ramas. No es normal que existan medias sillas ni trozos de troncos suspendidos en el aire. El sistema nervioso ha alcanzado una eficiencia impresionante, de manera que construye un universo sensorial coherente aunque la información sensorial de entrada sea parcial. Esta es una característica muy útil, una capacidad extraordinaria de tu máquina mental, pero al mismo tiempo indica un alto grado de invención y creación que hay en todo lo que percibes.

 

 

En el día a día no somos conscientes de todo esto (¡de eso se trata!?, pero hay veces en que tu encéfalo se pasa de listo con la predicción y su búsqueda de coherencia y el resultado es una percepción poco fiel a la realidad externa. Eso se llama ilusión sensorial, y las más conocidas son las ilusiones ópticas. […]

Neurociencia para Julia. Xurxo Mariño.

20080217140006-tichhhcner0ja

 

Share

Si ya lo decía Feynman

“[…] Me mostraron un ámbum con fotos de Gloria cuando su marido la conoció en Iowa: una mujer regordeta, cebada de cereales: después había otras fotografías en las que se las veía como había ido adelgazando […]”

¿Está usted de broma Sr. Feynman? Ralph Leighton

 Richard Feynman Messenger Lectures TUVA Project

Share