Entrevista a EstoNoEsComida (o sea, a mi)

Os dejo con una entrevista que me hicieron hace tiempo y copio aquí para no perderla.

2610_68415469185_2533337_n

1.¿Cuál fue el catalizador que hizo que tu forma de alimentarte cambiara?

Aunque siempre resulta más poético el testimonio de alguien que ha conseguido pasar de una situación de malestar o enfermedad a una de recuperación, lo cierto es que no es mi caso. El motivo por el que decidí investigar sobre alimentación y estilo de vida fue por simple curiosidad y ganas de aprender. Por supuesto que durante estos años me he ido encontrando con mejoras tanto física como mentalmente, pero digamos que el motor principal ha sido la curiosidad.

Pienso que todo el mundo debería tener un mínimo de interés sobre estos temas más allá de creerse a pies juntillas todo lo que salga en la TV o periódicos (¡y blogs!), incluso cuestionar algunas de las recomendaciones oficiales buscando la fuente real y viendo si realmente tiene sentido lo que se está recomendando. Resulta desconcertante observar como muchas de aquellas que se anuncian a bombo y platillo tienen poco o nulo respaldo científico cuando eso es precisamente lo que se pide para modificarlas.

Vida solo tienes una y la alimentación juega un papel extremadamente importante. ¡Vale la pena dedicar algo de tiempo a ella!

2.¿Qué significa comer saludable para tí?

Comprar alimentos básicos y nutritivos de la mejor calidad que podamos conseguir y cocinarlos en casa intentando que la pérdida de propiedades sea mínima.

Por otra parte si un alimento es nutritivo pero presenta una cantidad considerable de antinutrientes, puedes hacer 3 cosas:

– Comer poca cantidad de ese alimento.
– Buscar otras opciones menos agresivas que aporten lo mismo.
– Intentar eliminar esos antinutrientes de alguna forma.

3.¿Cuáles son los no negociables a la hora de alimentarte?¿Cuáles son tus alimentos imprescindibles?

La verdad es que para mi no hay alimentos milagrosos, la dieta humana es tan variada que se puede permitir el lujo de quitar o poner alimentos según las necesidades y disponibilidad.

Lo que sí te diré es que hay algunos que uso con más frecuencia debido a su excelente relación entre precio, calidad y aporte nutricional como el huevo, el pescado azul de pequeño tamaño y los tubérculos en general. De forma más caprichosa, un buen queso curado de leche cruda.

4.¿Qué es lo primero que alguien debe eliminar de su alimentación si quiere estar sano?

Yo diría que la desinformación. Que hay mucha y de todo tipo.

Aparte de eso todo depende tanto de las persona como de las cantidades. Lo que unos pueden tolerar puede que a otros les afecte negativamente. Y tampoco es lo mismo comer algo poco saludable de forma esporádica que hacerlo todos los días.

No obstante hay ciertas cosas con las que todo el mundo coincide, o debería: harinas refinadas (pan, pasta), exceso de azúcares, grasas trans, aceites refinados de semillas (girasol) y en general cualquier producto que esté muy procesado que típicamente viene en cajas de colores con llamativos anuncios.

5.¿Si quisieras sorprender a alguien con una comida rica y saludable, qué le cocinarias?

Pues por ejemplo un sashimi de atún y mango con mousse de aguacate y chips de plátano macho. La tartaleta de salmón y aguacate también podría funcionar.

6.¿Cuando viajas o no puedes comer en casa, cuáles son tus trucos para seguir alimentandote bien?

Pues todo depende de si es algo puntual como alguna cena o comida de fin de semana o si tengo que hacerlo durante un largo periodo de tiempo.

Si se trata de lo primero soy bastante flexible y, a no ser que sea algo que me vaya a sentar mal (pocas cosas o ninguna lo hacen por suerte), suelo comer lo que haya. Si tengo que comer o cenar fuera todos los días durante una semana o dos de forma obligatoria entonces aplico la teoría del mal menor y escojo lo más adecuado en cada ocasión.

7.¿Cuando estás muy ocupado,que comida rápida o temptempies me sugieres?

Considero que si hay necesidad de picar algo entre horas es porque, por regla general, la comida principal no ha sido suficientemente saciante o adecuada, pero aquí entran tantas variables en juego que es complicado resumir.

De todas formas para mi el mejor tentempié es un puñado de frutos secos o alguna fruta fresca entera, que no zumo.

8. ¿Para una vida saludable, además de una alimentación sana, qué consideras importante?

Como dijo Vincent Voiture: “El secreto para tener buena salud es que el cuerpo se agite y que la mente repose”.

El estrés, especialmente ese que ya ni reparamos en él por lo habitual que resulta hoy en día, afecta directamente al cuerpo. De la misma forma someter al cuerpo a un estrés constante finalmente acaba afectando a la mente. Las hormonas son las grandes olvidadas y aquí tienen un papel muy importante.

Muchas veces no tenemos en cuenta algo que es complicado de medir, o sí lo tenemos pero siempre lo dejamos un poco de lado, se trata de el “largo plazo”. Solemos consolidar cambios en nuestra vida cuando vemos los resultados en unos pocos día o incluso semanas, pero si es algo que empiezas a hacer cuando tienes 30 años y lo vas a notar cuando tengas 60… eso cuesta más.

Con el tiempo nos desgastamos, así que procura que tanto la actividad física como mental nunca se cronifique para vivir más y mejor.

9.¿Un libro sobre alimentación-salud?

Cuando me intereso sobre algo me gusta abordarlo desde distintos ángulos, creo que es la mejor forma de tener una visión lo más completa posible, y siendo que “Salud = Alimentación + Ejercicio + Estilo de vida” es complicado decidirse por un solo libro ya que van desde evolución humana hasta budismo, pasando por nutrigenética y nutrigenómica. Está todo relacionado.

El mejor consejo que puedo dar sobre libros es que dudes siempre de lo leas, especialmente si estás de acuerdo al 100% de lo que ahí se dice, ya que lo más seguro es que el sesgo de confirmación esté a la vuelta de la esquina.

Cada libro nuevo libro que tengas en la mano ten presente lo siguiente: “Aplica lo que es útil, descarta lo que no lo es, y añade lo que es tuyo propio” (Bruce Lee)

10.¿Un deseo?

¡Que todo el mundo cocine y lea las etiquetas de lo que compre!

La de cosas que se pueden evitar con algo tan simple.

 

#####

EDITO: Os dejo el enlace de la entrevista de la web que me la hizo 😉

Share

¡Por fin los anuncios de la TV dicen cosas útiles!

Será casualidad pero en poco tiempo he podido ver unos cuantos anuncios que me han hecho pensar “pero si hasta ellos mismos lo dicen…”.

Normalmente solo digo tonterías.

Normalmente solo digo tonterías.

Cierto es que lo dicen a su manera, pero oye, no deja de ser curioso. Y de algunos hasta se pueden aprender cosas.

Haré una breve descripción del vídeo después de cada uno por si se acaban borrando de youtube.

Anuncio de galletas Gerblé

Imágenes de naturaleza, nos da todo lo bueno, campos de trigo, amapolas, musiquita de fondo relajante… y el narrador dice:

“Por eso lo más importante de la galleta Gerblé Leche Chocolate no está aquí (mostrando la cara frontal del paquete) , si no aquí (mostrando el reverso donde está la etiqueta con los ingredientes y la composición), en su cuidada selección de nutrientes que aportan la vitalidad que necesitas”

¿Qué podemos aprender de aquí?

Obviamente no que sus galletas son muy nutritivas, si no que lo más importante de una caja de cualquier producto se encuentra en la parte de detrás, donde se encuentra la etiqueta, lejos de los llamativos slogans.

Por ejemplo, aunque ellos mismos alardean de ello, lo cierto es que si tomamos una de sus galletas y la dividimos en cuatro partes, casi una de ellas es azúcar. Y si miramos los ingredientes, los tres primeros y más abundantes son: Harina de trigo, azúcar y grasa vegetal. Una joya nutricional vamos.

Next.

Anuncio Kinder bueno

Un hombre de mediana edad aparece buscando entre armarios de la cocina de forma casi desesperada una golosina de estas (imagino que para ampliar el público y tal, ya que al principio iba enfocado a niños), el hijo le cuenta una tontería para que el padre se vaya y dejé la chocolatina.

“…crujiente barquillo relleno de deliciosa crema de avellanas…”

Dice el narrador. Y después:

“…cuando tienes un poco de hambre, solo kinder bueno no tiene fin. Kinder bueno, bueno para volverse malo”.

Cositas del producto: el narrador orgulloso declara que es un barquillo con crema de avellanas. Como hemos aprendido en el primer anuncio a leer las etiquetas y dejarnos de tonterías, vamos ponerlo en práctica:

Ingredientes: Chocolate con leche 31,5% (azúcar, manteca de cacao, pasta de cacao, leche desnatada en polvo, mantequilla concentrada, emulgentes: lecitinas (soja); vainillina), azúcar, aceite vegetal, harina de trigo, avellanas 10,8%… y 30 cosas más.

Como puedes ver, hay que escarbar un poco para encontrar la primera mención a la avellana. Esto me recuerda a la famosa nocilla.

Resumen nutricional: Azúcar, más azúcar (un 40% de la barrita es puro azúcar), aceite vegetal y harina de trigo. Vamos, la misma chuchería que las galletas de antes.

¿Qué podemos aprender aquí?

Que cuando tienes hambre los productos ricos en hidratos simples mezclados con grasa son adictivos y no tienen fin. No solo no sacian si no que al poco tiempo tu cuerpo te pedirá comer más. Ah, y que al no tener fin, abusarás y te “volverás malo”. Pero de verdad.

Sigamos.

Anuncio de Colacao

Ante la pregunta del narrador “Y tú, ¿cuándo recaiste?” aparece un hombre de negocios declarando que antes empezaba las mañanas a mil por hora hasta que un día su hijo le dio su Colacao. Luego sale una chica a la que sus sobrinos pequeños le dan colacao. Después un chico que parece ser que unos niños excitados dando saltos le recomiendan beber colacao.

Bueno y así con más ejemplos en los que se juega con niños, publicidad emocional y demás técnicas habituales cuando hay que vender humo. Hasta que al final sale una chica que contesta que ella nunca lo ha dejado. El narrador termina con:

Súmate a la recaida. Colacao, energía para disfrutar.”

Ya me dirás que tienen que ver todas esas cosas con unos polvos que se echan a la leche. Se podría hacer el mismo anuncio sustituyéndolo por unas galletas o un kinder bueno.

Como ya vimos en este artículo, realmente este tipo de productos son, por enésima vez, azúcar y márketing.

Si vais a la web oficial del producto solo encontraréis mucho color, secciones de deporte, juegos, niños muy listos y resalaos, pero ni rastro de la composición nutricional del producto. Es típico marear la perdiz e intentar asociar este tipo de productos a: felicidad, energía, deporte, superación, retos, bla bla bla”, al estilo coca-cola o redbull.

Y lo cierto es que les funciona a las mil maravillas.

¿Qué podemos aprender aquí?

Más claro agua.

Si con las galletas Gerblé y el Kinder bueno aprendimos que hay que mirar las etiquetas y que los productos ricos en azúcares son adictivos y no tienen fin, Colacao nos enseña que como toda adicción, cuando intentas dejarla, si aparece alguien que te incita puedes recaer.

No recuerdo donde lo leí pero era algo así: “Si quieres ganar dinero de verdad, vende algo que cree adicción“.

Venga, uno más, que esté es cortito.

Anuncio Ligeresa

Aparece una chica haciendo una especie de monólogo sin gracia y al final la narradora suelta:

“Ligeresa, porque la vida no está hecha para contar calorías.”.

¡Qué lección más buena!

Para quien no la conozca, Ligeresa es una línea de productos dedicada a la mujer que se obsesiona por las calorías, y cree que comiendo mayonesas y margarinas con menos calorías mientras se echa unas risas con los monólogos se puede salvar de la quema.

Pero resulta que es cierto, no en el sentido que lo dicen ellos, si no que realmente importan más de donde vengan esas calorías que la cantidad de las mismas. Recordemos que no somos máquinas perfectas y herméticas diseñadas en un simulador donde las calorías entrantes y salientes son el resultado de una fórmula matemática. Hay muchas otras cosas más a tener en cuenta, como por ejemplo las hormonas. 

¿Qué podemos aprender aquí?

Que podemos tirar todo el anuncio a la basura y quedarnos con que es mejor comerte un puñado de frutos secos, por muchas calorías que tengan, a una galleta Gerblé cubierta de margarina Ligeresa con migas de Kinder bueno espolvoreado con Colacao.

———–

Actualización 14 Abril: Pongo la foto que compartí en twitter que le hice al listado de ingredientes de la mahonesa ligeresa. No hace falta que haga comentarios, habla por si misma.

Cosas para no comprar.

Cosas para no comprar.

Share

Menos macros, más alimentos

Siempre habrá casos en los que por alguna razón en particular sea más conveniente jugar con los macros, pero para el gran público es más importante controlar de donde vienen esos hidratos de carbono, proteínas y grasas (vamos, los alimentos) que obsesionarse por los porcentajes.

Se puede llevar una dieta alta/media/baja en hidratos de forma desastrosa escogiendo mal los alimentos, y llevar una dieta alta/media/baja en hidratos de forma óptima escogiendo correctamente los alimentos y la forma en la que los cocinamos.

kitava

Por otra parte no debemos olvidar que la genética de cada persona, la época del año, las necesidades particulares en un determinado momento, la disponibilidad de ciertos alimentos y la latitud donde nos encontremos son factores a tener en cuenta que alteran esos porcentajes sin que la salud tenga que verse mermada por ello.

Dile a un esquimal que para estar sano tiene que comer muchos cereales, mucha verdura y 5 piezas de fruta al día, todo eso a -30º. O diles a los indígenas de algún país tropical donde abundan las frutas y el sol pega que da gusto que su dieta tiene que estar basada en grasa de foca. Absurdo.

esquimal

Sí, son casos extremos que sirven para ilustrar, pero tampoco es necesario irse tan lejos. Aquí mismo en España la recomendación de porcentajes es la misma para un canario que para un asturiano. Los platos tradicionales pueden dar muchas pistas para identificar las necesidades reales de cada grupo en cuanto a macronutrientes más allá de pirámides y platos.

Entiendo que cuando se habla de recomendaciones generales para una población se esté hablando de una especie de guía general sobre la que partir, sin embargo lo que veo es que la mayoría de veces los macros, y ciertos alimentos, están grabados a fuego en la frente de las personas que creen en ellos a modo de religión inamovible.

No obstante pienso que para una persona que tira más a sedentaria una alimentación alta en hidratos no me parece la mejor opción.

En todo caso, si tuviésemos que poner algún tipo regla en cuanto a cantidades sería en base a mínimos ya que necesitamos un mínimo de proteínas y grasas para vivir.

Share

Anatomía de un comprador de supermercado

Atención, lo que viene a continuación es un producto totalmente subjetivo abierto a sesgos de cualquier tipo habidos y por haber.

No obstante suelo pisar con bastante frecuencia este tipo de locales y me suelo fijar en lo que la gente compra. Lo hago por entretenimiento más que nada, mientras espero mi turno en caja, podría llamarse deformación profesional hobbyal (toma ya). Lo que quiero decir con esto es que no saco estas conclusiones después de ver a 4 gatos durante algunas semanas, el número de sujetos es elevado.

Antes de nombrar a los grupos más o menos definidos de compradores con los que me suelo encontrar lo resumiré en una palabra, desastroso 😀

Y cuando hablo de supermercado me refiero a lugares como Mercadona, Carrefour, Eroski y similares. En tiendas pequeñas dedicadas a frutas, verduras, carnicerías, pescaderías no suelo ver tanto desmadre ya que solo puedes comprar productos básicos.

Ah! y me voy a centrar solo en la parte de alimentos obviamente, me importa poco si alguien compra una botella de lejía, papel de cagar higiénico o maquinillas de afeitar.

Niños y niñas

Son carnaza fácil para productos ultra procesados repletos de grasas y azúcares combinados con una publicidad muy directa y abundante. Los que menos deberían comer basura son los que más lo hacen. Rara vez me encuentro a algún niño o niña comprando productos básicos. Por una parte lo puedo entender ya que esos productos requieren cocinado (que comprasen fruta sería para ponerse a llorar de la emoción) y no es algo que interese mucho a esas edades. Pero la alternativa es lamentable. En cuanto a bebida, más de lo mismo, ¿quién quiere agua para beber teniendo mil y un refrescos para todo?

LA_RAZON_316156_boller_a

Las secciones estrella: la zona marrón (la parte del horno con toda clase de productos dulces y salados, bollería industrial, galletas de todo tipo a cada cual peor, etc). La zona de refrescos. La zona de bolsas de patatas fritas. Como decía, grasas de mala calidad + azúcares a tutiplén.

Chicos jovenes o mediana edad

Muy a mi pesar el tópico típico de que los hombres no cocinan parece que en este contexto se confirma. Ojo, recuerda que en este artículo me baso solo en lo que veo en este tipo de supermercados. Son los principales consumidores de comidas preparadas sin duda alguna. En general las marcas les dan un poco igual, miran más el precio. Fruta ni por asomo y la verdura a duras penas. ¿Pescado?¿Eso que es?. La pizza es la reina. Los embutidos también triunfan.

flautas-pollo-queso

Secciones estrella: La zona de preparados congelados tipo calentar (horno y microondas) y comer. La parte de comidas preparadas refrigeradas (arroces, pastas, lasañas, pizzas). La zona de bebidas, tanto con alcohol como sin.

Chicas jovenes o mediana edad

Aquí las empresas de publicidad han encontrado el filón. Ver la cesta de la compra de mujeres suele ser como ver los anuncios de la TV solo que la cajera tarda menos en pasarlos. No en vano hay muchos productos que parecen estar diciendo “mujer, voy a por ti, no tienes escapatoria“. Cajas rosas, siluetas esbeltas de mujeres por doquier, alimentos light, bajos en grasas, mil y un productos para “el tránsito”, etc. Grandes consumidoras de la zona marrón, aunque se centran en panes de todo tipo, harinas procesadas tipo galletas con 20 slogans y cereales milagrosos en cajas atractivas. La pasta es como una religión. Suelen consumir más fruta y verdura que los hombres, aunque no es para tirar cohetes. Los alimentos light y bajos en cualquier antes que nada. La zona de yogurs es imprescindible, y cuando digo yogurs me refiero a derivados lácteos extra publicitados en cajas llamativas con su anuncio en TV asociado. Los zumos también son populares. Obsesión por las calorías.

peligro-alimentos-light

Padres con hijos

El descalabro se magnifica. Se juntan las pocas ganas de cocinar con los caprichos de los niños. Resultado, pizzas precocinadas a mansalva.

2i1cz6w

Padre y madre con hijos

Cuando más se debería cuidar la alimentación, parece que peor va. Cada vez que veo un carrito de la compra de una pareja que va con los hijos me echo a temblar. Procesados, procesados y procesados. Y para los quisquillosos, con procesados no me refiero a un jamón de bellota que ha sido procesado y curado, si no a productos industrializados hasta decir basta con el único objetivo de vender más. Es una mezcla de la marquitis de las mujeres con los caprichos de los niños, que nunca piden nada bueno. El hombre aquí pinta poco. Un desastre se mire por donde se mire.

68147_big

Abuelas y abuelos

Abuelos la verdad es que veo pocos, así que me voy a abstener de comentar.

Abuelas son un regimiento :D. Y al como mujeres que son al fin y al cabo también les afecta el efecto TV, es raro no ver a alguna abuela sin su dosis de pseudolácteos tipo actimel, activia, densia, danacol, danaten, pinypon… La zona marrón también la explotan, y poco más. Me extraña que las abuelas no compren más productos básicos, lo que me lleva a pensar que quizás lo hagan como antaño en tiendas pequeñas y locales.

451470314_640

Gente sin muchos recursos

He decidido incluir este grupo porque, pese a no tener muchos recursos económicos (no les he preguntado pero hay cosas que se ven) el poco que tienen lo destinan a chorradas. No falla, siempre hago la prueba. Esperaría una compra de productos baratos y básicos, que cundan y alimenten. Pero no, lo que veo siempre es cervezas, barras de chocolate de marca, refrescos, pizzas, patatas fritas, etc. Si no fuese por el alcohol diría que es la compra de un niño.

########

No sé si me dejo a algún grupo, pero por si acaso, ¡que no se me ofenda nadie! Algunas cosas parece que las he sacado de un libro de tópicos pero es lo que veo día tras día. Siempre generalizando claro.

A veces me siento raro cuando empiezo a sacar cosas de la cesta para ponerla en la cinta y no hay ninguna caja de colores viendo lo que tengo a mi alrededor. La mayoría son bolsas de plástico transparentes con una etiqueta blanca marcando el peso procedente de la carnicería, pescadería o la zona de frutas y verduras.  Con esto quiero decir que, si bien es cierto que hay lugares mucho mejores donde comprar productos básicos de calidad, el ir a alguna de estar grandes superfícies no implica que llenemos el carrito de tonterías.

Resumen: Excesivo consumo de productos procesados/precocinados. Excesivo consumo de cereales refinados tanto en bollería, pizzas, pastas, panes, etc. Refrescos en vez de agua. Anuncios de TV -> cerebro -> supermercado -> mesa. A la cocina se entra porque está el microondas. Pescado y animales marinos en general, muy escasos. Carnes muy básicas y planas, pechuga de pollo o lomo de cerdo. Festival de la lechuga intentando cumplir el cupo de las verduras. Zumos en lugar de frutas.

Share

Sabroso, barato, saludable. Escoge dos.

El otro día me encontré con esta pirámide:

piramide-alimentacion

Con la que la mayoría de la gente estaría de acuerdo. La comida saludable y sabrosa, suele ser cara. La comida sabrosa y barata no suele ser muy saludable. Y la comida saludable y barata no suele ser muy sabrosa. Parece que se cumple.

Analicemos un poco más.

  • Sabroso. El problema que veo aquí es que mucha gente asocia sabroso a la combinación estrella de los productos procesados: Azúcar + grasas + potenciadores de sabor. Eso no es sabroso, es artificial. Hay muchos productos sencillos que son sabrosos de por si. En la mayoría de las ocasiones solo hay que reeducar un poco el paladar.
  • Saludable. Aquí la eterna lucha de lo que es un alimento saludable y lo que no lo es.  Mucha gente descarta alimentos sabrosos porque creen que no son saludables gracias a ciertas recomendaciones oficiales. Por suerte ya están empezando a cambiar ante la evidencia, en concreto hacia las grasas.
  • Barato. El caviar no es barato, cierto, pero hay más alimentos baratos que caros. Como siempre, cuestión de prioridades.

Teniendo en cuenta todo lo de arriba, y sin tenerlo también, no es cierto que no existan alimentos sabrosos, baratos y saludables. De hecho la mayoría de los alimentos recomendados cumplen esas tres premisas. Y si queremos asegurarnos aún más:

piramide-alimentacion-cocinar

Share

Paleo no es low-carb

Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.

tubérculos

Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.  Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.

Paleo no es low-carb. Puede serlo, pero no necesariamente.

Share

El poder el marketing frente a los alimentos básicos

Haciendo la compra esta mañana, y cuando ya estaba en la cola para pagar esperando a mi turno, me he encontrado con la siguiente escena:

Delante de mi una señora de unos 40-45 años que se encontraba llenando su carrito de la compra traído de casa en lugar de gastar bolsas de plástico, cosa que me parece muy bien.

Mientras esperaba mi turno me fijaba en los productos que la señora había comprado y que la cajera iba pasando por el lector de código de barras. Tampoco había mucho que hacer en ese momento.

Llega la hora de pagar y la cajera le dice la cantidad. Por lo visto la mujer no tenía bastante dinero encima para pagar todo, lo que le obliga a dejar algún artículo. A todos nos ha pasado eso alguna vez cuando no llevamos la tarjeta (o directamente porque no tenemos) y hay que apañárselas con lo que se lleva encima en ese momento.

La señora empieza a dejar productos uno detrás de otro, todos de alimentación. La escena empieza a ser casi cómica cuando le dice a la cajera que descuente el décimo producto, yo ya había perdido la cuenta. Cuando vas con una cantidad justa te pueden fallar los cálculos, pero, ¿pasarte de 10 productos?. A la cajera se le empezaba a asomar una vena encima de la ceja derecha.

Y hasta aquí la introducción.

El problema no está en que tuviese que dejar 10 productos, está en elección de qué productos se quedan y cuales se devuelven.

Bajo mi asombro y el de la cajera, la mujer empezó a quitar alimentos que podríamos decir básicos: Una caja de huevos, un paquete de arroz, un pack de hortalizas para hacer caldo, una bolsa con plátanos y otra con patatas, un paquete de harina… y más cosas que no recuerdo, pero en el mismo plan.

Hasta el punto que la cajera, viendo la situación y que el marcador no bajaba casi, le dice:

– Señora, es que está quitando los productos más baratos, y así no terminamos nunca.

Si no hubiese visto el resto de productos que la señora había comprado no me hubiese chocado tanto, pero es que entre ellos habían: un paquete de actimel, otro de pseudoyogurts funcionales danone (hay tantos que pierdo la cuenta, creo que eran activia 0% con no se que), un paquete de pechuga de pavo fileteada de estas de marca especial sin grasa con 20 slogans en el envoltorio, galletas digestive con 15 vitaminas y calcio de marca también, etc.

¿Qué lavado de cerebro puede tener alguien para preferir dejar productos básicos y baratos en el supermercado en vez de aquellos más  industrializados, extra publicitados y por consiguiente más caros?

Luego viene aquello de que, claro, es que comer bien es muy caro…

Por cierto, había ido a comprar caballa y unas patatas para comer:

Caballa al horno con patatas y chucrut.

Caballa al horno con patatas y chucrut.

 

 

Share

La verdadera razón por la que lloramos al cortar una cebolla

ATENCIÓN: ¡Este artículo fue una inocentada del 28 de Diciembre!

 

Aunque el contenido me lo iba inventando según lo escribía y la chorrada de la cebolla es monumental y evidente, la metodología y la forma de intentar hacer ver al lector que existen coincidencias donde no las hay es algo bastante común. La imaginación y la cuenta corriente de los farsantes es ilimitada, tanto como las ganas de creer de sus inocentes seguidores. Recuerda, un poco de pensamiento crítico nunca viene mal, y ya que estamos un repaso a los sesgos cognitivos tampoco.

 

¡Que Rumm nos salve a todos :D!

Los científicos, en un intento de explicar esta reacción de una forma razonada, nos dicen que al cortar la cebolla se desprenden unas moléculas que al contacto con los ojos producen irritación y ganas de llorar.

Nada más lejos de la realidad.

Una vez más, se intentan buscar teorías basadas en lo material para explicar un fenómeno que no comprendemos. Por mucho que los científicos nos digan que tal molécula, enzima o propiedad es la causante de que lloremos, la verdad es que es algo mucho más profundo que ataca directamente al subconsciente del ser humano, como luego explicaré.

Es muy fácil lanzar una teoría que diga “Lo que ocurre es que se desprenden unas cosas invisibles que llegan a tus ojos y te hacen llorar“. ¿De verdad alguien se cree semejante disparate? Entiendo que como metáfora para explicársela a un niño a modo de cuento pueda servir, pero poco más. Nadie ha visto realmente esas partículas porque no existen. Partículas que reciben nombres extraños imposibles de aprender y que se producen mediante reacciones totalmente inventadas para que nunca podamos comprobar la veracidad y nos limitemos a creer en ellas. De hecho, ¿por qué otros seres vivos no lloran cuando se corta una cebolla cerca de ellos? Es algo que no interesa que se sepa.

Es solo una teoría.

Y como teoría, no tiene porque ser la verdadera. De hecho los científicos se pasan el día creando teorías para las multinacionales de la alimentación, llenándose el bolsillo y creando otras nueva que desacreditan a las anteriores. Es un negocio puro y duro, y nosotros estamos en medio envenenándonos gracias a sus fantasías.

Enigma_Conciencia-noticias_curiosas-nosolomusica_MDSIMA20121004_0272_4

Para encontrar la verdadera razón tenemos que abrir un poco la mente, buscar en lo más profundo y recopilar datos históricos.

Se han encontrado piedras talladas donde pueden verse templos dedicados a una especie de ente formado por varias capas esféricas y superpuestas, al que prestigiosos investigadores alternativos se refieren como Rumm. No se sabe con certeza si se trataba de una especie de nave o de algo orgánico, pero de lo que si que estamos casi seguros es que muchos de los avances que ocurrieron tanto a nivel de conciencia humana como en tecnología ocurrieron gracias a esta ayuda externa.

En el caso de los egipcios, Rumm solía representarse como una esfera rayada. La mayoría de veces acompañado de un pájaro lo que daba a entender que venía del cielo.

En el caso de los egipcios, Rumm solía representarse como una esfera rayada. La mayoría de veces acompañado de un pájaro lo que daba a entender que venía del cielo.

Según algunas escrituras, Rumm aparecía cada 5000 años para proporcionar un nuevo salto evolutivo al ser humano, una nueva capa de sabiduría y conocimiento. Cada “actualización”, o cada nueva capa que nos proporciona Rumm nos permite conocer un poco más acerca de la realidad. Al principio nuestro conocimiento se limitaba a unos pocos kilómetros de distancia, más tarde pudimos abarcar continentes, luego supimos de la existencia del planeta como esfera, del sistema solar, la vía láctea… hasta llegar a nuestro límite actual que nos permite esta actualización, el universo conocido.

Y lo mismo ocurre si nos vamos al mundo diminuto, hemos ido aumentando nuestro conocimiento hasta llegar a los quarks.

Necesitamos una nueva actualización o visita de Rumm para poder seguir avanzando, nos encontramos en punto muerto tanto en lo grande como en lo pequeño.

Todo esto explicaría también porqué los seres humanos nos hemos distanciado tanto del resto de animales en lo que a razonamiento y espíritu se refiere.Y es la razón por la que nuestro inconsciente es tan poderoso y difícil de domar, se necesita apartar todas las capas más recientes de la conciencia para acceder a él. Si os fijáis, los científicos han descubierto, tarde como siempre, que el cerebro tiene esa misma disposición, lo más primitivo está en el interior.

capas_tierra_litosfera

Tanto sistemas planetarios como los propios planetas están formados por capas.

Tanto sistemas planetarios como los propios planetas están formados por capas.

Realmente, todo en esta sociedad está compuesto por capas que se superponen, a todos los niveles. Algunos ejemplos:  el sistema solar, los anillos de un árbol, la concha de un caracol, las matemáticas, las capas de la tierra, los átomos, el universo… todo se forma por capas que están dentro de otras, de menor a mayor, de más simple a más complejo.

Un dato más, ¿que usamos para identificar a un y solo un ser humano en la actualidad? La huella dactilar, echa un vistazo a como es y piensa si se parece a algo.

El sello de Rumm

El sello de Rumm

La huella dactilar es nuestra seña de identidad, el sello de Rumm, única para cada uno de nosotros. Observa a partir de ahora como las personas que tienen la huella dactilar algo deformada (que las hay de muchos tipos) son personas en las que no puedes confiar. Te vas a sorprender.

Por otra parte, y volviendo a lo que nos ha llevado hasta aquí, la cebolla moderna es el vestigio terrenal de Rumm, el cuerpo de Rumm, y ha estado presente en casi toda la última parte de la “evolución” humana. Desde los antiguos egipcios hasta los mayas. Si bien es cierto que en las poblaciones cercanas a oriente medio la cebolla era más achatada y de un color blanquecino, la disposición por capas y el efecto al cortarla era el mismo que la variante maya algo más redonda y rojiza.

cebolla_morada1

Y aunque nos parezca que una cebolla es algo tan común como una patata, no tienen absolutamente nada que ver.

Si, los 2 son alimentos, pero uno de ellos existe para que recordemos que todo nuestro conocimiento, o mejor dicho, toda nuestra capacidad de pensar y sentir proviene de Rumm. El mismo que nos programó para que al romper las capas de una cebolla se produzca de forma inevitable el llanto, es algo a lo que no podemos escapar, superior a nosotros. 

body-emotions-mind-witness

 

Piénsalo, no hay otro alimento que nos haga sentir lo mismo de forma inconsciente, y eso nunca lo verás escrito en los libros del colegio porque no interesa sacarlo al descubierto.

Como ves, la realidad es mucho más que medir unas moléculas y juntar 4 compuestos químicos en un laboratorio. Hay algo más que no se puede ver pero nos muestra el camino hacia donde ir.

ATENCIÓN: ¡Este artículo fue una inocentada del 28 de Diciembre!

 

Aunque el contenido me lo iba inventando según lo escribía y la chorrada de la cebolla es monumental y evidente, la metodología y la forma de intentar hacer ver al lector que existen coincidencias donde no las hay es algo bastante común. La imaginación y la cuenta corriente de los farsantes es ilimitada, tanto como las ganas de creer de sus inocentes seguidores. Recuerda, un poco de pensamiento crítico nunca viene mal, y ya que estamos un repaso a los sesgos cognitivos tampoco.

 

¡Que Rumm nos salve a todos :D!

Share