Mi opinión sobre la dieta vegana

Creo que desde que empecé a escribir cosas en el blog, a principios de 2012, periódicamente he ido recibiendo de distintas formas la siguiente pregunta: ¿Qué opinas sobre la dieta vegana? 

Y eso es lo que voy a intentar hacer ahora, escribir mi opinión, que puede ser errada para unos y acertada para otros.

Siempre ha habido algo que me chirriaba sobre este tipo de dieta, y curiosamente no en la parte de nutrición, que dedicaré solo un par de párrafos a modo de resumen.

Nutrición

Puedes hacer algunos, bastantes, malabarismos y finalmente conseguir que una dieta vegana no tenga carencias. No lo va a ser más que una dieta más próxima a la que ha acompañado al humano prácticamente en toda su existencia, pero podría ser saludable igualmente. Mis dudas tengo en edades muy tempranas o muy avanzadas, pero es solo una suposición.

Sigue leyendo

Share

¿Qué tomar a media mañana? Un batido como opción

Una de las mejores compras que he hecho últimamente es una de esas batidoras Mix&Go, donde el mismo envase sirve para batir y para transportar, lo único que hay que hacer es cambiar la tapa a rosca para pasar de un modo a otro.

Antes usaba el típico vaso americano grande, de cristal, para cuando me apetecía hacer algún tipo de batido. Pero lo cierto es que es un trasto engorroso de limpiar si su uso va a ser diario, y al final acababa guardado y olvidado. Y además al ser grande según que cosas no quedaban del todo trituradas y daban vueltas como un tío vivo sin llegar a tocar nunca la hélice.

Pero con este invento la verdad es que desde que lo compré lo he estado usando 4 o 5 veces a la semana para preparar un batido de mitad de mañana.

Sigue leyendo

Share

Cómo hackear la fuerza de voluntad para hacer ejercicio y comer bien siempre

old-people

A estas alturas no cabe ninguna duda que tanto la alimentación como el ejercicio son las herramientas más importantes que tenemos para mantener una buena salud física y mental. Suena a cantinela pero no por ello deja de ser cierta. Y lo es cada vez más. Todos los estudios apuntan en la misma dirección, desde distintos ángulos. Hay poca controversia en este aspecto, quizás en discutir qué es una buena alimentación o cual es la mejor forma de ejercitarse, que aproximaré más adelante, pero en el fondo los beneficios están claros.

Todo esto nos lleva a vivir más, pero lo que es más importante, vivir mejor.

Desde luego las relaciones sociales también son importantes pero en este artículo me centraré en estos dos pilares, que son impepinables.

Pensamos que al envejecer lo normal es no tener energía, estar siempre cansados, con cientos de achaques. Y si bien es cierto que no tenemos la energía de una persona de 20 años, el cambio no debería ser tan drástico. Seguro que conoces algún ejemplo de familiar o conocido que a pesar de su edad se mantiene activo y jovial. Y si no conoces ninguno visita cualquier pueblo a lo largo del mundo que aun mantenga un estilo de vida ancestral. Ya te adelanto que no es porque tengan unos genes premium.

¿Te suena la frase, la vejez no lleva a la inactividad, la inactividad lleva a la vejez? Totalmente cierta. La inactividad llama a la inactividad igual que la mala alimentación llama a la mala alimentación, en un bucle de degradación exponencial. Y esto no es un fallo de “diseño”, como más adelante veremos.

( ¡Atención que va post largo! Guárdatelo para leer con calma sí no tienes tiempo a ahora 😉 )

Sigue leyendo

Share

12 ingredientes (Parte II) – Ventajas del método y cómo escoger los ingredientes

En la primera parte (te aconsejo que la leas antes de seguir) expliqué una forma de aplicar el principio de Pareto a la alimentación para mitigar algunos problemas cotidianos:

  • Excesivo consumo de productos procesados.
  • Poca estima a los productos básicos.
  • Cada vez se cocina menos en casa.
  • Pereza en ir a comprar.
  • Pereza en pensar que preparar.
  • Excusa del tiempo invertido.
  • Excusa del coste económico por comer bien.

La idea es seleccionar un conjunto de ingredientes que puedas combinar y aderezar para comer de forma sana y eficaz durante la mayor parte del tiempo. Pero, ¿qué ventajas tiene este método?

Caballa en compañía

Ventajas

Yo disfruto cocinando, compro productos básicos, no me da pereza ir a comprar, rápidamente se me ocurren platos sencillos con lo que tenga, y a pesar de todo me sigue compensando usar este método. Me ahorra mucho tiempo entre semana, tiempo que puedo dedicar a hacer otras cosas.

Sigue leyendo

Share

12 ingredientes (Parte I) – Minimalismo, baile y alimentación

Queda poco para que este blog cumpla 4 años de vida, durante este tiempo he aprendido sobre varios temas que me han interesado y que he intentado con mayor o menor fortuna plasmar en él.

Pinceladas de cocina, biología evolutiva, minimalismo, estilo de vida, ejercicio físico, críticas a la mercadotecnia de los productos procesados, reflexiones y algunas cosas más.

Siempre he intentado ofrecer aplicaciones prácticas de todo lo que he ido escribiendo, con la mayor sencillez posible, pero creo que ya es hora de unir todas esas ideas en un método 100% práctico. El que yo uso actualmente.

Esta herramienta intenta mitigar algunos de los problemas que he visto en estos años:

  • Excesivo consumo de productos procesados.
  • Poca estima a los productos básicos.
  • Cada vez se cocina menos en casa.
  • Pereza en ir a comprar.
  • Pereza en pensar que preparar.
  • Excusa del tiempo invertido.
  • Excusa del coste económico por comer bien.

Alimentarse no es algo que puedas hacer de forma voluntaria o durante una temporada. Es algo que tienes que hacer de forma obligatoria, durante toda tu vida y además tu salud depende de ello. No es mala idea dedicarle un poco de atención.

Good_Food_Display_-_NCI_Visuals_Online

Sigue leyendo

Share

Conversando con mis genes por whatsapp

Ante casi cualquier cosa que nos preguntáramos sobre el ser humano, echando la vista atrás acertaríamos al 99% de las ocasiones. Desde el ejercicio físico hasta la psicología, pasando por la alimentación o las enfermedades.

Si tenemos los músculos que tenemos, los huesos, el tamaño de los órganos, la disposición, los sentidos, las bacterias, las hormonas, el comportamiento, las diferencias de género, el cerebro… es porque en algún momento de nuestra evolución hemos tenido que sufrir una serie de adaptaciones y como resultado han producido personas como tú y como yo.

No somos un producto final, hoy en día la evolución continúa, aunque en los últimos siglos (apenas nada) la alimentación, las relaciones personales, las costumbres, han cambiado tan rápido que nuestros genes no dan a basto.

Si pudiésemos enviar un whatsapp a nuestros genes nos responderían que  ellos siguen siendo prácticamente los mismos de hace 10.000 años pero en un mundo extraño.

 

Unknown-2

Sigue leyendo

Share