El otro día leí un ensayo en pdf sobre las grandes causas de muerte de la América precolombina. La idea de paraiso terrenal que transmiten los cronistas nativos antes de que los conquistadores llegaran parece poco más que una ilusión. Mediante los avances en paleopalotogía y paleodemografía se ha demostrado que antes del contacto con los europeos, en la América precolombina ocurrían con frecuencia epidemias, hambrunas y guerras, lo que disminuía las espectativas de vida y aumentaba la tasa de mortalidad.

Cito algunos de los párrafos más interesantes desde el punto de vista de la alimentación y más abajo os dejo el pdf para descargar.

[…] En muchos casos, los materiales esqueléticos revelan signos de enfermedad, deficiencias nutricionales y violencia. Alteraciones en el crecimiento de los huesos, llamadas Líneas de Harris, indican periodos de estrés fisiológico agudo, causado por la enfermedad o la malnutrición. Del mismo modo, alteraciones en la formación del esmalte de los dientes, o Rayas de Wilson, indican periodos de dolor físico, mientras una gran extensión de caries indica una dieta excesivamente basada en carbohidratos, probablemente provenientes del maíz.[…]

[…] Los restos esqueléticos de sitios de entierro prehistóricos también brindan valiosa información sobre el nivel de mortalidad en ciertas sociedades. Por ejemplo, la evidencia mortuoria de Teotihuacan, el centro del periodo clásico (150 BC-750 AD) situado al norte de la ciudad de México, indica unas tasas de mortalidad tan altas o más que las de ciudades europeas de la era preindustrial.[…]

[…] Antes de la domesticación de varios cultivos alimenticios y la transición a sociedades sedentarias agrícolas, proceso que comenzó en muchas áreas entre 7 000-5 000 a.C., los habitantes de las Américas vivían en pequeños grupos que migraban periódicamente en búsqueda de caza y materiales de plantas silvestres.[…]

[…] La investigación arqueológica y los estudios de las modernas sociedades de cazadores-recolectores indican que una dieta variada cumplía con los requerimientos nutritivos básicos de la mayoría de las personas, por lo que las enfermedades relacionadas con las deficiencias nutricionales y la desnutrición eran raras.[…]

[…] Según arqueólogos y paleopatólogos, la transición hacia una forma de vida agrícola y sedentaria tuvo un impacto negativo en la salud de las poblaciones humanas en todo el mundo. Una dieta ampliamente vegetariana, con frecuencia compuesta solamente por uno o dos cultivos, reemplazó la dieta variada y más balanceada en nutrientes de los cazadores-recolectores. En muchas regiones de las Américas, el maíz, deficiente en varios elementos nutritivos importantes, se convirtió en el cultivo dietético fundamental de los agricultores y, por lo tanto, aumentó significativamente los problemas de salud relacionados con deficiencias nutricionales en muchas sedentarias (Larsen, 1991: 117).[…]

[…] Un indicio muy claro de esos estándares de deterioro entre las poblaciones mesoamericanas consiste en una disminución temporal y regional en la estatura humana que ocurrió en un eje de sur-norte. Los restos esqueléticos de los habitantes del norte, que adoptaron las prácticas agrícolas más tarde y siguieron consumiendo una dieta más variada, muestran alturas promedio más grandes
que las de los habitantes del sur, que adoptaron más temprano una dieta basada en el maíz (Storey, 1990: 230-231 y McCaa, 1991: 6-7). Una disminución similar en la estatura ocurrió entre los habitantes prehistóricos de la costa de Georgia después de su transición a los poblados sedentarios y agrícolas (Larsen,1982: 374-379).[…]

[…] La baja estatura es sólo uno de los indicios del deterioro de la salud entre los agricultores del nuevo mundo. A través de las Américas, arqueólogos y paleopatólogos han descubierto un patrón de desnutrición, baja resistencia y alta frecuencia de infección.[…]

[…] Como el maíz es deficiente en hierro y niacina, la frecuencia de anemia y pelagra aumentó. En muchas sociedades, la anemia era frecuente en personas de ambos sexos y de todas las edades, pero sobre todo entre las mujeres embarazadas y niños, que necesitaban mayor cantidad de hierro que los demás grupos de la población.[…]

[…] Aunque la idea de un paraíso en el nuevo mundo, libre de enfermedad, hambre y violencia, ha sido un consuelo para muchos durante siglos, las evidencias no apoyan esa fantasía.[…]

Dibujos de mayas altos, delgados y atléticos.

Puedes descargar el PDF aquí, Las grendes causas de muerte en la América precolombina. Una perspectiva hemisférica.

Artículos relacionados:

Share

3 Comentarios

  1. Que bueno!!!!
    Esto que sucedió con los mayas ha pasado con otras civilizaciones sin ir más lejos en Irlanda murieron miles por alimentarse solo con maíz y patata.

    Otra prueba más de que el vegetarianismo está reñido con la vida humana, y que los que se dicen veganos sin suplementos MIENTEN!!

    Reply

Deja un comentario