5 alimentos que uso como endulzantes

Una pregunta recurrente es, ¿entonces como endulzo las cosas si el azúcar no es bueno?

La mayoría de artículos que encontrarás en internet van directamente a listar sustitutos del azúcar, más o menos saludables. Y aunque es eso lo que se busca yo prefiero empezar de otra forma:

  • Primer paso: Educa el paladar y vuelve a apreciar el sabor original de las cosas.
  • Segundo paso: Usa alimentos completos que ya poseen dulzor de forma natural.

Paladar

En la era de los alimentos procesados ultrapalatables es complicado que sepa bien algo si de repente le quitamos el azúcar. Tenemos el paladar tan saturado de dulce que cuando algo no lleva 7 cucharadas de edulcorante, el que sea, nos sabe a rayos.

ylbsh

Si el problema fuese tomar una pequeña porción de dulce con azúcar añadido el domingo después de comer a modo de celebración, no habría problema. Pero no es así, hoy en día la presencia de azúcares refinados es omnipresente.

Pero por suerte se puede reeducar.

Poco a poco irás cogiéndole el gusto al verdadero sabor de los alimentos. Y cuando vuelvas a probar lo que comías antes dirás: “¿Pero esto qué es? Si casi no pudo ni tragar saliva de lo empalagoso que está.

El chocolate es un típico caso. Cuando el único que has comido es el de toda la vida que tiene un 60% de azúcar e intentas probar una onza de 85% cacao, pones cara de limón. Esa misma cara pones al tiempo cuando empiezas a saborear el verdadero gusto del cacao y te dan un trozo del chocolate-golosina de antes.

¡Yo soy muy cafetero, me encanta el sabor del café! ¡Donde esté el sabor de un buen expreso! Acto seguido vuelca un sobre entero de azúcar en el café y te dice: “Hombre no me voy a beber el café sin azúcar, es un pack“. ¿Te suena esta escena? Pues no, no es un pack, el café tiene su propio sabor. Educa el paladar para saborear el gusto del café, si es que quieres tomarlo. Lo mismo con las infusiones.

Igual te das cuenta de que realmente no te gusta el chocolate, café o té, lo que te gusta es el azúcar.

¿Y eso de educar como se hace? Pues poco a poco, es imposible desaturar los receptores de un día para otro. No pases de un chocolate-golosina a uno de cacao 90% de golpe. No pases de una infusión con 2 cucharadas a nada de golpe.

Un truco para café e infusión es disminuir la cantidad de agua. Ten en cuenta que lo que antes era agua dulce ahora es agua sin más, si aumentas la concentración de sabor al menos tus receptores se activarán más, aunque sean otros.

Puede que te estés preguntando, bueno y ¿qué pasa con los edulcorantes arificiales? Pues que entre otras cosas que no voy a entrar en este artículo, sería todo lo contrario a educar el paladar. Seguirías necesitando que estuviese todo dulce en exceso, y es más, al tener la percepción de más saludable que el azúcar, le echarías más. Vamos que no saldrías de la rueda. Rueda que pertenece al carro de los productos procesados. Y ya te digo que es mejor no formar parte de ese carro.

Alimentos

Una vez reseteado el paladar ya podemos incorporar alimentos que en su origen tienen cierto dulzor. Cantidad que te será más que suficiente.

  • Plátano: Lo uso principalmente como base para batidos. Un buen plátano maduro y no echarás de menos el azúcar.
  • Dátiles: Desde batidos a salsas o incluso en platos salados/picantes para dar el contraste.
  • Boniato: Intercala boniato con patata en salado o haz chips. El típico boniato asado y caramelizado también vale.
  • Zanahoria: Hasta un postre puedes hacer con ella. La cocción intensifica el su dulzor.
  • Miel cruda: No para tomar a cucharadas y para cualquier cosa, pero no necesitarás hacerlo. Útil en muchos casos.

 

 

 

Artículos relacionados:

Share

1 Comentarios

  1. De acuerdo en todo, Saúl.
    Esa necesidad de que x cosas al día de lo que comemos tenga que ser dulce es absurdo. En la naturaleza, salvo casos como la miel, la fruta y muy pocas verduras, el resto de los alimentos no son dulces. La industria sabe que si añade azúcar a todo, hasta las salsas de tomate y los pollos asados, está más sabroso y vende más. Objetivo: ganar más dinero siempre.
    Luego tenemos la televisión emitiendo en prime time anuncio si y anuncio no con snacks dulces ultraprocesados, o cereales chocolateados, o galletas. Resistirse es casi imposible.
    Yo hace tiempo que eduqué mi paladar eliminando el azúcar de casi todos mis alimentos y hoy en día me ocurre una cosa muy curiosa. Que verduras como el brócoli me saben dulce. Es increíble.
    Gran trabajo el de tu blog, Saúl.

    Reply

Deja un comentario