Si eres asiduo/a al blog (puedes seguirme en facebook o twitter también) y te acabas de enterar que existe un mundo alimentario algo más lógico y natural del que sueles escuchar en los medios de comunicación, quizás te encuentres algo abrumado por la cantidad de cosas que “no puedes comer” .Vamos, que con tanto artículo de aquí y allí no sabes ni por donde empezar.

Cuida tu cuerpo, no tienes otro de repuesto.

Aquí tienes unas reglas de oro para alimentarse bien, pero no es necesario de la noche a la mañana cambiar todo. Según en que casos puede que no sea ni conveniente, todo necesita un tiempo de adaptación, son muchos años de conceptos erróneos que tu cuerpo en mayor o menor medida ha tenido que sufrir.

Por lo tanto te aconsejo empezar por lo básico y poco a poco ir cambiando cosas. Con estos 4 puntos ya tendrás bastante camino hecho:.

  1. Alimentos procesados. Salvo pocas excepciones, los alimentos procesados son siempre una mala opción. Lo que recortan en calidad de materia prima lo gastan en marketing. Es raro que no lleve ninguna de las harinas refinadas estrella, de trigo, maiz y soja o cualquier variante del azúcar refinado. Para compensar la baja calidad de materia prima o directamente la ausencia de ella, estos productos suelen llevar multitud de aditivos químicos (edulcorantes, potenciadores de sabor, colorantes, etc). Si un dia te detienes a mirar que es lo que llevan este tipo de productos seguramente no entenderás ni la mitad. Utiliza productos básicos y cocínalos tu, sabrás que es lo que lleva realmente, en que medida y de paso aprenderás a cocinar. La excusa de “no tengo tiempo” o “no tengo dinero” son solo eso, excusas. Alternativa: Cocina o prepara lo que vayas a comer.
  2. Azúcar refinado. Seguramente ningún otro “alimento” ha provocado más desórdenes en la humanidad que el azúcar refinado. Desde las primeras extracciones a partir de la caña de azúcar o la remolacha su consumo ha sido exponencial, así como sus consecuencias. Es un producto tan aceptado y normalizado hoy en día que no nos damos ni cuenta del nulo aporte nutritivo que tiene y lo que puede llegar a producir en nuestro cuerpo a medio y largo plazo. Si preguntas a cualquiera que te cruces por la calle como mucho te puede decir que el azúcar es malo porque engorda. Por otra parte el azúcar refinado no es solo aquél que te echas con cuchara, la mayoría de productos procesados lo contiene bajo ese nombre u otro más técnico. Alternativa: para infusiones usa hojas de stevia, para echar al café o té o cualquier cosa mientras no sea mucho compra panela, directa de la caña de azucar. Ojo con el “azúcar moreno” de algunos supermercados, es azucar blanco con melaza por encima. 
  3. Harinas refinadas. Eso incluye logicamente cualquier alimentos hecho con ellas como pasta blanca o pan blanco (el común hoy en día). Hay que decir también que puedes encontrar maiz, trigo o soja casi en cualquier alimento procesado que puedas tener en casa. Los perjuicios que puedan tener ya los cereales y granos en general, sean integrales o refinados dan para muchas lecturas aparte, gluten incluido. Vamos a ceñirnos a las harinas que han sido desprovistas de la mayoría de nutrientes que pudiese tener el grano entero, las cuales son poco más que azúcares para nuestro cuerpo. De rápida absorción, producen una subida de azucar en nuestro cuerpo, la cual pone en marcha el pancreas a toda máquina para producir insulina, para después contrarestarla con otras hormonas produciendo una cascada de trastornos metabólicos totalmente inútiles y dañinos a medio y largo plazo.  Alternativa: Si has decidido no prescindir totalmente de las harinas, por lo menos consume las que sean totalmente integrales.
  4. Sal refinada. La sal es el demonio y hay que eliminarla por completo, ¿no?. Pues no. La que hay que eliminar es la que te venden a muy buen precio en cualquier supermercado, la sal refinada. O mejor dicho, cloruro de sodio en polvo, ya que no tiene nada más. La sal marina o de roca son productos cargados de minerales en su justa medida beneficiosos para tu cuerpo. Tampoco estoy diciendo que os la comáis con cuchara, como todo, pero de esta podéis echarla sin problemas en ensaladas, carnes, pescados, verduras, etc. Alternativa: Como ya he dicho, compra sal marina o de roca.

Eliminando estos 3 venenos blancos en polvo y la conjunción de todos ellos con un extra (más aun) de aditivos y materia prima de pésima calidad como son los productos procesados estarás haciendo un enorme favor a tu cuerpo. Quizás no lo notes mañana (según el grado de adicción puede que si) pero te aseguro que a la larga te evitaras decenas de complicaciones por desgaste y malfuncionamiento.

Artículos relacionados:

Share

13 Comentarios

  1. No puedo estar más de acuerdo. Pero qué difícil, con los hábitos que tenemos, prescindir de estos 4 elementos.
    Me preocupa especialmente la dieta de los niños, es inevitable que coman dulces, y no me refiero a chucherías (que yo no les doy), pero a la mínima caen unas galletas, unas magdalenas, cuando hay cumpleaños en el cole las mamás llevan también algo horneado y no precisamente con sal marina.
    En fin, difícil pero no imposible.

    Gracias, y un saludo desde Alemania 😉

    Reply
  2. Magnífico blog! Llevo un rato leyendo entradas y estoy muy contento de encontrar esta clase de recursos en la red, muy necesarios teniendo en cuenta lo estafado que uno se siente al descubrir que la sociedad no se preocupa del bienestar de sus componentes más que lo justo para exprimirles el dinerillo.

    Un saludo y adelante!

    Reply
  3. La alimentación es un aspecto sumamente importante en la vida de todo ser. Una dieta correcta es sin lugar a dudas la base de una existencia plena y saludable.

    Reply
  4. Gracias por un lenguaje tan llano y directo. Uno anda cansado de iluminados que te dicen qué tienes que hacer como si de una religión se tratase.. . . .
    Tengo dudas con respecto al tema nutricional, a ver si tienes alguna opinión al respecto. Resulta que recientemente vi una conferencia aconsejando el uso de una dieta alcalina, al parecer la panacea actual a todos los males. . . y cuando digo de todos. . . me refiero a cáncer, acné o sobrepeso. . . a mi me pareció algo exagerado y futurista, pero oye como uno no es científico, tiende a esperanzarse en este tipo de promesas. . . . Gracias de antemano por dedicar tu tiempo a informar.
    Un abrazo

    Reply
  5. Hola tengo una duda con las harinas refinadas, puedes expandirlo?
    Como sustituir la pasta? Macarrones/espaghettis etc… O sincillamente no se puede y habría que quitarlas por completo o al menos bajar el consumo de ellas ya sea en cantidad? No lo entendí bien este punto… Creo que en la mayoría de dietas sean del tipo que sean hay pasta, además en los colegios se les da bastante a los niños. Un saludo

    Reply
    • Hola! Si quieres seguir con pasta intenta que sean alimentos integrales aunque personalmente optaría por otras fuentes de hidratos como arroz, avena o tubérculos. Saludos!

      Reply

Deja un comentario